• Google+
  • Radio LIbertad

    Stream 1 Stream 2

    Emisoras Radio LIbertad en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

    Es solo que vivirá conmigo. No, imbecil, eso es justo lo que significa. ¿Desde cuando vais vosotros dos s a mudaros a Tuscaloosa? ¿Qué? (Investigación en curso). Me han aconsejado no hablar contigo. Mira Roz, sea lo que sea lo que está pasando en realidad, espero que tú y yo podamos seguir siendo civ. Soy Rosalind. Deja un mensaje. Hola Roz, soy Jim. Se ha cortado, o igual tu teléfono se volvió a apagar. Quisiera continuar la conversación que teníamos sobre Crystal. Me alegra poder hablar de todo aquello que la concierne. Y quería decir que lo siento. . por lo que dije sobre que te arrollase un tren. Fue una broma de mal gusto, obviamente. No me gustaría que nada malo te pasase, por el bien de Crystal. Así que, sí, vale, te dejo con ello. Cuídate. Siento mucho que tuvieras que oir eso, Claire. Oh, está bien, no estaba escuchando. Puedes discutir aquí cuando quieras, cariño, está bien. Pero no dejaría que nadie me pasase por encima. Siento mucho oír hablar de todo eso. Entonces, ¿qué quieres hacer? Quiero arrastrarla con mi camión atada a una cuerda. No hablo en serio, no me escuches. Hablo sin pensar. Sí, pasamos por esto, yo y Sandra. Por lo menos pude conservar la casa y mi pensión. Oh, , ni siquiera he pensado en eso. Conozco a una señora, se llama Donna. No es barata, pero es la mejor del estado. Dinero. No creo que esté llevando todo esto muy bien. ¿No? No. Bueno, me alegro de hayas terminado con esa de “Todo va bien”. Oye tío, es un buen paso. ¿Por qué no vienes esta noche? Haremos una barbacoa. No, estoy ocupado. Así que, oye. Seguí dándole vueltas a lo que pasó el otro día. ¿Sabes de lo que hablo? Ella era bailarina. Quería despedirme, no sé muy bien cómo. Creo que la gente pensó que estaba. . haciendo todo aquello por mí y no por ella. Shane y Morgan no aparecieron. Alguien lo grabó en su puto teléfono. Ya me enteré, Me ocupé de ello. Así que tú. ¿Ese tipo ya no tiene el material? No. A menos que sea un buzo. Oye Crystal, espera. Tengo que hablar contigo de algo importante. ¿De qué? ¿Quién es ese chico con el que hablabas en el cole hoy? ¿Qué? Oh, era Tony. Sí, ¿ese Tony es un listillo? ¿Qué? ¿Ese Tony va de listo? No lo sé. Mira, no tengo nada en su contra. Solo creo que tal vez sea mejor. . que no andes demasiado con Tony, ¿vale? ¿Por qué? Es solo Tony. Mira, por favor, escúchame. Sé de lo que hablo, cariño. Si le das una galleta a un ratón. ¡Oye, te quiero! ¡Nos vemos el lunes! Jimmy, ¿Te habló Roz de que quizás nos quedemos con Crystal? Señor, gracias por este alimento, y por cuidar de nuestros chicos en su trabajo. Por favor, sigue velando por nuestra familia, y nuestros amigos en sus momentos de necesidad. Te pedimos todo esto en nombre de Jesús, amén. Amén. Amén Celia, fue muy hermoso. Gracias por decir eso. Oh, gracias por unirte a nuestra familia. Siempre tienes un sitio en esta mesa. Cuenta otra historia de papá. Oye, Jay, colega, deja que coma. Seguramente ya conoces las buenas sobre condecoraciones. Preguntas por las más divertidas, ¿eh, Ryan? Sí. ¿Sí? Sabes la del allanamiento de morada hace un año. No. Tu papá y yo recibimos un aviso, y era un allanamiento. . en una casa por la interestatal. De hecho, fue uno de nuestros primeros avisos, ¿verdad? Sí, llegamos, paramos el coche. Todos los vecinos estabán en el jardín delantero. Tu papá se quedó fuera, yo entré. Había señales de robo. La puerta abierta, muebles movidos, los cajones abiertos. No había nadie, despejé la casa. Volví a salir. Tu papá seguía hablando con un vecino. Creo que fueron juntos al instituto. A los jesuitas, ¿no es así? Sí, es una ciudad pequeña. El caso es que le oigo decir a tu padre: “Oye hermano, ¿tienes una tarjeta?”. Él dice: “Sí”, y se mete la mano en el bolsillo. Y al sacar la mano, su reloj se engancha en unos collares de oro, y se caen todos en la acera, y los dos sacamos la pistola, ¿verdad? ¡Lo hicimos! ¡Esa es divertida! No lo entiendo. Papá fue a ayudar a alguien y resulta. . que eran los que habían robado en la casa. ¡Aaaaaah! ¿Cómo es que no te diste cuenta? Porque a veces tu padre solo ve lo bueno en las personas.

    Teléfono: +57 321 3341944