• Google+
  • Amor Colombia Online

    Emisoras Radio Amor Colombia Online en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

    Nunca le pregunté por ello! ¿Por qué? Nunca saqué tiempo. Fui egoísta. ¡Esto es lo que uno consigue! Me voy andando a casa. Espero que me quiten mi casa. Así de verdad no tendré nada. Realmente no tengo nada. Espero que me atropelle un camión lleno de puto cemento. ¡Jimmy! ¡Hermano Nathaniel! ¿Listo para perder algun dinero? No fue muy bien. No fue muy bien, ¿eh? El juez no era un buen tipo. Ya, esas cosas pasan, tío Lo siento si he cometido un crimen de odio contra ti. Sí, yo. yo te perdono. Oye, ¿por qué no bajamos y jugamos a las cartas? Ya no sé lo que hago. Limpiando la casa, la aspiradora se estropeó. La di la vuelta, y estaba toda atascada con su pelo. Fue perfecto. Parecía la parte de arriba de su cabecita. La besé. Besé la aspiradora. Pensaba comprar una piscina hinchable para el patio trasero. Fui a la tienda. Ese tipo Rayray me enseño las que había. Creí que serían caras. En realidad son bastante razonables. Esperaba poder haber sido uno de los chicos populares del instituto. Todos se pasarían por aquí a hacer el tonto. Yo me quedaría al margen. Todos estarían por ahí fuera por la noche. Les dejaría creer que se estaban yendo de rositas, pero yo sería el que llamara a los padres y diría: “Sí, están aquí” y “Sí, están bebiendo”, “Pero están a salvo, les estoy echando un ojo”. Ya no sé lo que hago, tío. Oye, ¿está allí? ¿Está herido? No, no, él. él está bien. Escucha, yo. Necesito que vengas a recogerme en un par de horas. ¿Puedes hacerlo? ¿En serio? Vale. Genial, de acuerdo. Oye. Te quiero. Te quiero tanto, somos tan afortunados. Oh, cariño, lo siento mucho. Sí, vale, te quiero. Te quiero. ¡Oye! ¿Qué le ha pasado a la nevera? Ah, sí. Hubo una pelea a puñetazos. Pensé que era un ladrón. Vale. Espera, ¿no ibamos a cenar? No. Vamos a hacer esto. Dos. ¡No sé a dónde ha ido! Ella hacía eso, vendía equipos médicos por internet. Creo que fue a Cincinnati, y me envió un mensaje una vez. Yo estaba aquí, y el mensaje decía: “Oye, ¿quieres que nos lo hagamos”. Y creo que estaba borracha, o al menos eso dijo. Pero desde el principio, pensé: Debe estar mandándose mensajes con otro, y accidentalmente me lo mandó a mí. ¡Eh, ! Y la desafié a que lo hiciéramos, y pasámos la semana en un motel. No, no, aún no. ¡Soy el jodido Babe Ruth! , no te atrevas a. Puedo arreglártelo. Déjame ver. En serio, lo compramos hace un par de años. Es una . Déjame ver. Tu mismo. Sí, mira, esto lo ponen para los nudillos, para poder poner las manos así. Así que tienes que asegurarte cuando lo pongas. . de que es exactamente del tamaño de la mano, de modo que encaje perfectamente. Dicen que una puntada a tiempo te ahorra nueve. Así que si lo haces una vez bien. . no tendrás que hacerlo nueve veces en el futuro. Suena bien. Gracias por pasarte, tío. Me gustó hacerlo, tío. Para eso estoy. ¡Oh! ¡Para! Hola. ¡Oh, Dios mío! ¡Qué grandes estáis! ¿Qué tal? Bien. ¿Está mamá en casa? Sí. Vale. Choca esa. ¡Oye, tío! Tranquilo, me romperás la mano. ¿Quién eres, Hulk Hogan? Fuera de aquí. Hola, Jimmy. Hola, Morgan. ¿Cómo estás? ¿Qué tal el viaje? Oh, bien.

    Teléfono: 3058568849