Radio Ciudadana

Emisoras Radio Ciudadana en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

¡Vete al infierno, viejo! ¡Dios! ¡Escoba! Camino de limpieza. Ali, ¿qué haces fuera? Entra. Entra. ¿Qué? ¿Qué esto que me han dicho? ¿Qué? Nada. ¿Qué quieres decir? Ali, se lo he dicho todo. Que juegas muy bien al golf. Solo es ¿Qué? He perdido el autobús por tu juego. Sabías que hoy salía de peregrinaje. ¿No podías venir antes? Puedes ir mañana. Déjalo. Me iré mañana por la mañana. Un día después es igual. Mi té. ¿Qué haces? Hemos de hablar de negocios. Déjale acabar el té. Me has asustado, tío. Creí que le contabas a mamá lo de mi negocio. Hijo, aún no se lo he dicho. Pero si no te enmiendas, se lo diré. Venga, tío. ¡Sobornas a un chico inocente de treinta y cuatro años por unas miles de rupias! Si necesitabas dinero, podías haberlo dicho. Te lo habría dado. No quiero tu dinero ilegal, quédatelo. Tío, escúchame. ¿Por qué no lo coges? Escúchame. Lo entiendo. Espera. Es común a esta edad. En el Deepa Bar hay una chica que se llama Sonam. Es habitual de Maqsood. Sabes a qué me refiero. Se lo diré. ¿El qué? Siéntate. ¿Qué haces? Espero que tengas deportivas. ¿Deportivas? Sí. ¿Por qué? Si hay redada, tendrás que correr. ¡Qué asco! ¿Qué cosa más vil? La compañía de Maqsood te ha estropeado. Tío, no quieres ni dinero ni chicas. ¿Ha cambiado tu preferencia? Deja de ladrar y escúchame. Quiero que dejes este negocio ilegal y juegues al golf. ¿Que juegue a qué? Al golf. Por eso no te casaste. ¡No sabes a qué jugar, cuándo y con quién! Me pasé la infancia intentando ganarme la vida. Y ahora que casi lo consigo, me dices que juegue. Tío, solo quiero ganar dinero. El dinero lo compra todo. El talento. Eso no se compra. El talento que he visto en ti hoy, no se consigue ni con todo el dinero del mundo. Pero yo le mostraré tu talento al mundo. Solo quiero tu apoyo. ¿Y mi negocio? ¿Y los gastos de la casa? ¿Vendrá América a ayudarme? El golf da mucho dinero, Ali. Y es respetable. Sigue mi consejo. Aprende golf por mí y juega con dedicación. Es tu oportunidad de pagar las deudas de tu madre. ¡Puedes ser el Sachin del golf! ¡Sachin! Mamá.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *