Radio Frecuencia106 FM 106.5

Emisoras Radio Frecuencia106 FM 106.5 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

¿Alguna vez has visto el interior de una colmena? ¿No es genial? Si colocas la mano sobre ella, puedes sentir el calor de la colmena. Una persona puede soportar picaduras. Cierra los ojos. Ábrelos. ¿Ves? No debes tener miedo. Quiero decirte algo. Adelante. Pagué para que podamos quedarnos aquí. Sí, es lo correcto. Alquilé este lugar. Así podremos vivir aquí. Preferiría estar en un agujero oscuro Donde el sol nunca brille Que estar aquí sola Sabiendo que te fuiste Eso haría que pierda la cabeza Suena tu silbato, tren de carga Llévame lejos por las vías Me voy de aquí Me voy hoy Me voy y nunca regresaré ¿Qué haces? Papá, tu pierna no ha sanado por completo. Y no lo hará. No sanará correctamente. No me quiero ir. La última vez casi mueres. Y así habría sido de no haberte encontrado. Eso no volverá a pasar. Esta gente es parecida a nosotros. Sí, ha sido muy buena, pero debemos ¡Tú! Tú debes. No yo. Lo que está mal en ti, no está mal en mí. Lo sé. ¿Papá? Dijo que le concedería un deseo a cambio de una cosa su alma. Pero si ella iba a ir arriba y no era capaz de encontrar el amor, su alma sería suya hasta que llegará el verdadero amor. La sirenita estuvo de acuerdo. La promesa fue forjada. El vínculo establecido. Pero al encontrar a su Príncipe, descubrió que su corazón seguía perteneciendo a la mujer de la orilla. La sirenita fue visitada por el hechicero que había venido a cobrar lo de su acuerdo. Le suplicó al hechicero, pero ya era demasiado tarde. Sobre el mar, el hechicero la mantuvo encerrada. Asegurándose de que nunca encontrara el verdadero amor, y su poder sería de él ¡para siempre! LA SIRENITA DE HANS CHRISTIAN ANDERSEN Si les dijera un secreto ¿serían capaces de guardarlo? ¿De verdad, de verdad lo guardarían? ¡Si! Sí, guardaría el secreto. Bueno, no recuerdo la historia exactamente así. No seas tonta, abuela, todo el mundo sabe que no existen las sirenas. ¡No dirías eso si hubieras conocido a una! ¿Has conocido a una sirena? ¡Si! Pero no creen, así que ¿por qué debería de contarles la historia? ¿Quieren oírla? ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! ¡Sí! Esta comienza con una pequeña, pequeña niña. Y ella creía en las sirenas y en hadas, y en duendes, y en todas las criaturas mágicas. Y se llamaba Elle. Mi bella dama Querido doctor Malcolm. Gracias por su diagnóstico preliminar de mi sobrina, Elle. La vida ha sido difícil después de la pérdida de sus padres. Sin embargo, de alguna manera, su espíritu sigue siendo elevado, sobre todo debido a su imaginativa creencia, de que ella de alguna manera es una sirena, y esa es la razón de su condición. Ningún doctor parece saber realmente que la aqueja. Sólo que sus problemas respiratorios se agravan. Temo que su vida pueda estar en peligro. Seguiré buscando con la esperanza de que algún día se revele el misterio detrás de su condición, y se encuentre una cura. Afectuosamente suyo, Cam. ¡Cam, apúrate! ¡Es Elle! Elle, sólo respira. Elle, está bien, te tengo. Está bien, está bien, está bien. Está bien, espera aquí. No puedes forzarte tanto, ya te lo he dicho. ¡Lo sé! ¿Es sólo que todas las demás estaban ¿jugando?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *