Radio Buenos Aires 1350 AM

Emisoras Radio Buenos Aires 1350 AM en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Lo dices muy bien. Es que yo oigo mal. ¿Qué calzoncillos quieres? Led. ¿Led? Toma. ¿Hay probador? ¿Quién se prueba calzoncillos? Además, los llevarás por fuera. ¿Por qué no vas detrás de esa moto y te cambias? Ven. Pruébatelos aquí. No te esconderías ni tras un camión. Póntelos aquí. Vale. ¿Y si te vas con ellos puestos? No me los puedo poner, me aprietan. Tienen que apretar. Tienes una cintura enorme para ser tan joven. Hipopótamo. ¿Qué me has dicho? ¡Hipopótamo! Esa no es forma de tratar a los niños. ¿Eres un niño? Los niños no son como tú. Si hubieras nacido a plazos, tendrías cuatro o cinco hermanos. Si te pongo ruedas, parecerías un minicoche. ¡Fuera! Si vuelvo a verte ¿Qué vas a hacer? Pues ¡Traeré una grúa para echarte! ¡Papá! ¡Jefe! Verá, jefe. Es un crío vivo e insolente. ¡Le llama a usted, el dueño de mi tienda, papá! Quiere unos calzoncillos gratis. ¡Y si él está así, imagínese al padre! Es mi hijo. ¿Su hijo? Este barrilete es suyo. Qué mono. Qué carita. Lo supe enseguida. Esta gran propiedad debe pertenecer a un gran hombre. ¡No puedes vender ni ropa interior! ¿Cómo hablas así a mi hijo? Fuera de aquí. Muy bien, me voy. ¡Piérdete! Me voy. ¿Por qué me molestas? Sabes que tenemos una conexión directa. ¿No quieres que gane dinero? Todo lo que hago cierra antes de que pueda ganar dinero. ¿Cómo voy a cuidar de mamá si no gano dinero? Sabes que alguien me dejó en tu puerta. Y mamá me llevó a casa y me crio. Ya basta. Ya has jugado bastante con Ali. Puedes hacerlo todo. Escuchas las plegarias. Escuchas y cumples sus deseos. Y yo soy hijo tuyo. ¿Por qué no me escuchas? Apáñame un buen negocio. Muéstrame un camino. Abre una puerta. Cuando un hombre cierra una puerta, Dios abre muchas. Jefe, de Dahisar. Jefe, de Kalyan. Jefe, de Dombivli. Jefe, rupias de Chincpokli. ¿De qué te ríes? ¿Es dinero por protección o una donación? Jefe, esa gente solo dio rupias. Añadí rupias propias. Pensé que se sentiría mal, y Vale, lárgate. ¡Jefe! Adelante. Mira a quién he traído. Ya, es tu padre. Hola, tío. Jefe, no es mi padre. Primero escúchalo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *