Radio Genesis FM 107.9

Emisoras Radio Genesis FM 107.9 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

La mayoría de los muchachos celebran el final de una misión con un trago de Bourbon, pero yo tomo el mío cuando estoy haciendo tu cinta. Tom y yo guardamos una botella escondida en la pared, detrás de nuestra litera. Para ti y Harm, Trish. Está en vietnamita. Excepto por los nombres y las fechas. Él está aquí. Fue transferido a Rusia. Todavía podría estar vivo. Lo encontraré. El libro. El libro. Lo tengo, Comandante. La nave está en llamas. Ese bastardo. ¿Quién? Lonegro, ¿quién más? Él quiere esta nave para chatarra. Si lo quema nunca será un museo. Vamos, tenemos que encontrar otra salida. Maldita sea, está en todas partes. Los pasillos actúan como túneles de viento. Abajo. ¡Abajo! Tiene razón. El fuego sube. Debemos ir por abajo. Calma, Comandante. Calma. Tenemos que cerrar esa escotilla. El fuego está chupando el aire. Tienes razón. ¿Cómo estás? Muy cansado. Comandante, ¿hay otra forma de salir de aquí, que no sea por arriba? No lo sé. Quizás podamos esperar. No lo creo. Tenemos que salir de aquí, ahora. ¡Ahí! ¡Por ahí! ¿Estás seguro? Sí, estoy seguro. No sé cómo lo hiciste. Yo no lo hice. Él lo hizo. ZULU CENTRAL DEL JAG FALLS CHURCH, VIRGINIA Sí Señor. Bien, Señor. Le diré. Adiós. El Comandante dice que será dado de alta del hospital a eso de las . Va a conseguir la lista de la policía y se dirigirá directamente a Travis, Así que debería llegar a Andrews antes de las . Desearía que tuviera un destacamento de seguridad de la Armada con él. ¿Por qué necesitaría eso, Señor? ¿Está bromeando, Alférez? Esa lista va a aniquilar a la KGB. Estoy seguro de que no dudarían en agregarle los nombres de Harm y Mac. Sí, bueno, yo no trataría de sacarle esa lista al Comandante. Tienes razón. No la cambiaría por la estrella de un Almirante. El Comandante también quería que le agradeciera, y que él le debe una. Su padre pagó esa deuda hace mucho tiempo. Justo cuando creo que lo entiendo. Él dice algo bueno. Sí. Yo también te juzgué mal, Bud. ¿A mí? Sí. Sé que no eres un marinero con una chica en cada puerto. Dios, no, Harriet. Solo quiero una chica en el puerto. Tú. ¿Esto significa que vamos a salir en serio? Supongo que sí. Oh, Bud. Hola, Buddy. Nunca hubiera creído que alguien te podría confinar en una cama de hospital por dos días. Dormí el primer día. Después de eso, la enfermera amenazó con atarme si tan solo asomaba la nariz por la puerta. Pervertida. Luz amarilla, Mayor. Oh, vamos, Harm. ¿No llegamos ya al punto donde podemos dejar caer las señales de tráfico? Absolutamente. ¿Alguna vez te dije por qué una Marine es como el conejito Energizer? Pensándolo bien, no lo hagamos. ¿Quién en su sano juicio ordenaría una pizza de piña y anchoa? Un policía de homicidios. Comerían cualquier cosa. No te hagas el sabio, chico. ¿Quieres que me las lleve de vuelta? No, deja la de morrón y salchicha. Si quieres morrón y salchicha, toma la piña y las anchoas. No vas a tener propina. Nunca recibo propina. Disculpe. Sargento, estamos buscando al Teniente Mark Falcon. Teniente, ¿usted conoce a estos Oficiales? ¿Puedo ayudarlos? Sí, vinimos para encontrarnos con el Teniente Falcon. ¿Acerca de qué? Bueno, tiene evidencias para nosotros. ¿Evidencia? Es un libro, en la caja fuerte. Si le hace saber al Teniente que estamos aquí No sé de qué están hablando. Bueno, el Teniente Mark Falcon sí. Señora, soy el Teniente Mark Falcon. *Gracias* *Por favor abróchense los cinturones para nuestro aterrizaje final en Moscú* Por favor abróchense los cinturones para nuestro aterrizaje final en Moscú Internacional. Lo encontraré, Mac. Los encontraré a él y a la lista aunque me lleve el resto de mi vida.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *