FM La Medi 90.7

Emisoras Radio FM La Medi 90.7 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Tenemos otras personas a nuestro servicio, querida. ¡Aleister! Enseguida servirán la cena. Si nuestros invitados quieren arreglarse. ¿Señor? Acompañe a la señorita y al señor Taylor a sus habitaciones. Hasta entonces. Oh, Roderick Perdóname. Perdóname, pero esto de volver a nuestra casa después de que De que nuestro pobre padre No tienes que excusarte, Emily. Te entiendo, querida. Roderick ¿Quién es? Bienvenida, señorita Emily. Gracias, señorita Eleonor. Miss Eleonor es nuestra nueva ama de llaves. Todo parece nuevo aquí, en nuestra casa. Miss Eleonor merece todo nuestro agradecimiento por su excelente trabajo. Gracias, señor. Espero ganarme también la confianza y simpatía de la señorita Emily. Lo antes posible. Vamos Ve a ponerte guapa. Y recuerda: desde hoy eres la dueña. Acompañe a mi hermana a sus aposentos. ¿Les gusta Escocia? Oh, sí, mucho. Pero usted no conoce mi Irlanda Conoce Dublín, imagino. Oh, sí. ¿Y qué le parece, milord? Me gusta mucho Irlanda. Sólo que creo que es un país algo atrasado. Poco instruido. Según usted, todos deberíamos ir A un colegio inglés. Oh, no. Ya he tenido suficiente. ¿Lo habéis oído? Sí, un trueno. Aquí, en Escocia, las tormentas son violentas. No, no era un trueno El grito. A mí también me ha parecido haber oído un grito. Aunque En realidad, más que un grito parecía un ladrido. Probablemente se trate de eso. Habrá sido un perro. Sí, los campesinos de por aquí tienen muchos. Tranquilizáos. Mañana estaréis ya acostumbrados a los extensos bosques y los viejos castillos. Qué estúpida soy Mi hermana se asusta con mucha facilidad. Buenas noches, doctor Eggwell. Buenas noches. Los señores ya han acabado de cenar. Imagino que estaréis cansados del viaje. Se nos ha hecho muy tarde. Será mejor que vayáis a descansar. Yo no estoy cansada. En el colegio a esta hora ya estabas en la cama. Buenas noches. Les pido disculpas. Me gustaría haber venido antes pero Sus pacientes se lo han impedido. Parece que los médicos sólo usan el reloj para medir las pulsaciones. Si cree que ella es mi hermana, se equivoca. Lo sé He oído hablar mucho de ella. Enseguida he reconocido el original por el retrato que usted me enseñó. Encantado de conocerla, miss Emily. El doctor Eggwell. En pocos meses se ha ganado toda mi estima y mi confianza. Miss Alice Taylor. El señor John Taylor. ¿Y el doctor Brenton? El viejo doctor ha atendido a tres generaciones de los Blackford, pero por desgracia no ha podido atender a la cuarta. ¿Vamos, pues? Me apenaría que la belleza de nuestra invitada se echase a perder por culpa del cansancio. Va a hacer que me ruborice, milord. Mi nombre es Roderick. Os acompañaré a subir. Espéreme aquí. Me debe una revancha al ajedrez. Miss Eleonor. ¿Sí ? ¿Le importaría mientras espero a Lord Roderick, hacer compañía a un pobre médico? ¿Y bien? Nada. No me gusta la actitud que tomas. Sobre todo ahora que están aquí la hermana y esos dos. Eres tú el que debe encontrar la manera de deshacerse de él. Si es que puedes ¡Basta! Suéltame. Si entrase en este momento, sería nuestro final.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *