Fm La Caterva

Emisoras Radio Fm La Caterva en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

dinero que mi tío y mi padre escondieron allí hace años, esa es la pura verdad. ¡Dios! ¡Se los dije! ¡Lo dije! ¡Les dije seis veces que este nuevo tipo tramaba algo! Sí, es idéntico al inspector que vino a casa, ¡pero entonces no lo pude decir! Y, sí, en retrospectiva es sospechoso que se ofreciera a remodelar el sótano. Apuesto a que ni siquiera tienes licencia. No la tengo. Eres un imbécil. ¿De cuánto dinero hablamos? No es gran cosa. Sólo las sobras de un viejo trabajo. ¿Las sobras? ¡Ahí hay un millón de dólares! ¿Verdad? Negro, ¿un millón? ¡Creía que no querías dinero sucio! Mi moral es flexible cuando suben los ceros. Saben, legalmente hablando, según el tiempo que haya pasado en nuestro sótano, ese dinero podría ser técnicamente nuestro, por algo que se llama posesión adversa. Escuela de leyes. Por suerte, la ley me importa una mierda. De acuerdo. Así que dame el jodido dinero. ¿Qué pasó con la leyenda del gueto? Sigue siendo real. Pero es un millón, hermano. Por no mencionar el lustre que sacaré a mi reputación por quitárselo a un tipo malo como tú. Lo respeto. Pero no tendrás una mierda. Me lo he ganado. Sin embargo quizá puedan disfrutar lo de esa bolsa. Algunas cosas que les saqué a estos chicos. Hay .. Es muy amable de tu parte, León. Sería mejor, sin embargo, si nos dieras el resto ahora. ¡Parece que nos metiste en un lío, Del! ¡Nadie se va hasta que haya sangre en el piso! Espera, ¿sí? Lo siento. Bien, disculpas a todos. Sé que ustedes están enfadados, y tienen razones. Pero entiendan por qué lo hice. Bien, por mi mamá. Lo hice para salvar este lugar. Tío León, vamos, ¿recuerdas cuando tú y mi papá empezaron el gimnasio, lo orgulloso que estabas de sacar a los chicos de las calles? Cambiaron mi vida. Chicos, admito que cuando los conocí, creí que eran unos imbéciles con exceso de privilegios y manos pequeñas, metidos entre mis necesidades. Pero los juzgué mal. Son familia. Son hermanos. Creo en lo que Brock dijo antes. La familia te cuida la espalda sin importar la circunstancia, incluso cuando fallas.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *