Radio Impacto 99.3 FM

Emisoras Radio Impacto 99.3 FM en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

te moleste. Hice un poco de ejercicio mientras esperaba. ¿Qué será, entonces? ¿Bolsas de dinero o de cadáveres? Bueno, no serán bolsas de cadáveres. Pero tuvimos algunos problemas. Una larga historia. No querrás oírla. Pero ahora no tenemos el dinero. No lo hagas. No necesitas el arma. Es decepcionante. Mira, como te dije, lo intentamos y fallamos. No puedes ganar siempre. Baja el arma. ¿Sabes cuántas veces en mi vida dije “lo intenté”? ¿Diez. ¿Quince? ¡Nunca! ¿Estás loco? Tengo que enseñarles una lección. No, sin lecciones. Enseñemos No toques mi arma. Nunca toques mi arma. Bien, no tocaré tu arma. Sólo toco tu dedo. Tocar el arma de un hombre es como tocarle el pito. No toques mi arma. Dijo que es su pito, ¡no lo toques! No la toco. La estás tocando. ¡Le disparó! ¡Te dije que no la tocaras! ¡Me disparó en el dedo! Si nos matas no tendrás el dinero, ¿bien? Déjame volver a la casa y traer el dinero. Veinticuatro horas es lo que necesito. De acuerdo. ¿Cómo sé que no vas a cagarla? Ahí va mi juego de sandalias. ¿Parece que vaya a cagarla? Hombre, no lo hará. ¿Sabes qué? Te creo. Te creo. Bien. ¿Sabes qué? Por primera vez actúas como el hijo de tu padre. Estoy orgulloso de ti. ¡De acuerdo, s! ¡Veinticuatro horas para ustedes! Y luego vendré, agarraré a tu madre y me la llevaré de aquí. Deja el asunto de mi mamá, hombre. ¿Estás bien? Mejor si no me hubieran disparado. Vamos, a Cent le dispararon nueve veces. Te disparó en el meñique. Actúas como una . Esa mierda duele, ¿sí? Es sólo un rasguño. Vamos. ¡Perderé la pierna! Estás bien. ¿Cuál es el plan? No sé. Escuchaste lo que dijo. Si no tengo el dinero, vendrá, nos disparará, irá a la casa y matará a todos. ¿Qué se supone que haga? Necesito anestesia. De hecho, llévenme al fondo. Dispárenme en la cabeza, como a un caballo. Mátenme. Esperen. Sí. Eso es. ¡No! No digo que lo matemos. Ponerlos a dormir. ¿Pueden conseguir tranquilizantes? ¿Qué? ¿Sabes? Ahora me siento insultado. Que creas que soy de esos tipos. La próxima vez que necesite pastillas, te lo pediré más diplomáticamente pero, ahora, ¿me las puedes conseguir, sí o no? Sí, por supuesto. Caballeros, bienvenidos a su última noche de aspirantes. Sé que no han sido tiempos fáciles. Para algunos, fue especialmente duro. Y tuvimos que ser duros porque entrarán a algo genial. La Hermandad. Construida con lealtad, honestidad, confianza. Y alcohol y coños. Amo a estos tipos, hombre. Y ahora, según la tradición de los estimados antepasados que nos precedieron, sellaremos el lazo de la Hermandad bebiendo el ponche ceremonial consistente en alcohol de grano, ponche de frutas y un poco de THC líquido. ¿Quién quiere subir? Por la lealtad la confianza y la honestidad. Con eso, damos la bienvenida a las antiguas bolsas de estiércol como nuestros hermanos. ¡Kappa Alpha Chi por siempre! ¡Kappa Alpha Chi por siempre! Creo que nos pasamos con el T H C. Creo que estoy bien. Esta escalera mecánica está rota. Ese ponche era fuerte. Bien A trabajar. Hay que trabajar. No sé por qué. No sé por qué nosotros hacemos esto. Espera. Está aquí, en alguna parte.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *