Fm Fenix 100.3

Emisoras Radio Fm Fenix 100.3 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

¡Estabas tan cerca del dinero! No se fue. Me observaba todo el tiempo. ¿Qué más te hicieron hacer? ¿Hiciste el paso del elefante? ¿Qué es eso? Cuando pones un pulgar en el trasero del tipo delante de ti y luego metes el otro pulgar en tu boca, y cuando gritan “¡cambio!” Cambias. Básicamente, es comerse un trasero. Es una leyenda urbana. No me comeré un trasero. Se acabó. Estoy fuera. ¿No puedes aguantar un poco más? Es mucho dinero. Si mi voto cuenta, digo que nos quedemos en este proyecto en particular. ¿Nosotros? Juice, ¡estoy yo sólo! Yo en la Fraternidad, yo escarbando el vómito, tratando de encontrar un cepillo, ¿y dices que luego vendrá “el paso del elefante”? No lo haré, hermano. Un paso en falso y llamarán a la Policía. ¿Quién irá preso, tú, Alicia? No. Seré yo. Yo, en la celda contigua a mi padre. Reunión familiar en Folsom. No soy un criminal como mi padre. He hecho esto. No hay progreso. Asumámoslo, no sacaremos nada de esa casa. ¿Acabo de escuchar renunciar al hijo de Andre Goodlow? Mierda. Tío León. Sé que mi hermano no te educó así. Sé que no debías salir hasta dentro de cien o doscientos años. Decidí cambiar de vida. ¿Escapaste de prisión? ¿León Goodlow? ¿Estoy viendo un fantasma o es sólo una ilusión? ¿Esa es mi chica favorita, Roberta? No soy una chica y no soy tuya. ¿Qué carajo haces aquí, León? Quizá vine a embrujarte finalmente para hacer lo que debimos hacer hace mucho tiempo. Te recuerdo que soy una buena cristiana y casada. Dre no rechaza a los hombres en prisión. ¿Por qué tú sí? ¿Qué? Te voy a dar un momento para pensar antes de que digas otra mierda desagradable. No quieres que llame a la Policía. ¿Lo harías? Lo haría. ¿Qué vas a decirles sobre el lío en que se metió tu chico? ¿En qué andas, Del? Nada. ¿Le crees y ya? Dame una razón para que no lo haga. ¿Es un mentiroso? ¿Es un delincuente? Si. ¿Sabes qué, ma’? Tienes muchas cosas que hacer. Voy a manejar esto ya que soy el hombre de la casa ahora ¿Desde cuándo? Yo realmente Juice, calla. Escucha, mamá, lo siento. Por favor, te lo ruego, déjame manejar esto. Bien, manéjalo. Bien. Pero si descubro que haces algo que me avergüence, Del, ya no serás parte de esta casa. ¿Lo entiendes? Si. En el trasero. ¿Puedo? Cierra la boca, Juice. León. Roberta. ¿Ya tienen mi dinero? ¿Dinero? ¿Qué? ¿Dinero? ¿De qué habla? Sé que estoy en bancarrota. Tengo Tengo hidratante. Podrías usar un poco. ¿Quieres? Tu labio inferior está un poco reseco. Sí, bueno, lo entiendo. Salen con estúpidos, suponen que todos lo son. Pero yo no. Mira, tras mi libertad, fui al sitio donde tu padre y yo escondimos el dinero, ¿y adivina qué? ¡Convirtieron el sitio en una jodida Fraternidad! ¿De veras? ¡Sí! Vaya. Eso fue una sorpresa. Pero, ¿sabes qué fue una sorpresa? ¿Qué? Ver a mi sobrino del gueto saliendo de esa Fraternidad ¡como si perteneciera a ella! ¿Yo? ¡Sí! Se me fue de la mente. Volví a la escuela y los chicos son geniales, pero ¿hay dinero en el sótano? No sabía que había dinero allí. Bien, déjame entenderlo. A ver si lo entiendo. Estudiaste para los exámenes universitarios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *