FM Ciudad 94.7

Emisoras Radio FM Ciudad 94.7 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Había un hombre con ella. Bueno, debe de haber subido al tren. Échese. No, aquí. Si el tren es registrado, no se mueva ni haga ruido. No no puedo respirar. Podrá hacerlo si se está quieta. ¿Savage? ¡Savage! ¡Savage! ¿Está ella aquí? ¡Tengo que saberlo! Si estuviera, ¿cree que se lo diría? Tendrá que aceptar mi palabra, Taylor. Ahora váyase. Comprendo. Yo También yo la quiero, ya lo sabe. Lo sé. Me alegro de que esté a salvo. Espere un momento. ¿A qué ha venido? Un presentimiento. Una joven vestida de rojo ha sido vista con un hombre subiendo a un tren ¿A un tren? ¿Qué tren, por Dios? Uno que pasaba por la trasera de su casa. Victoria tiene un traje rojo. Podemos alcanzarlos en el control de Dover. Es demasiado tarde. Más adelante Podemos avisarles allí. Telefonearé y tendré un pelotón listo para partir. No tardaré nada. Ahora estese muy quieta. Irán más despacio antes de entrar en el túnel. Si somos rápidos, podremos alcanzarlos. Lo avistaremos pronto, coronel. Agradézcame que sólo la amordazo en lugar de matarla, Srta. Jones. Antes de que la encuentren, La historia de la India habrá cambiado. Recordará este día para siempre. ¡Rápido! Antes de que entre en el túnel. Lo cogeremos a la salida. ¡Dunphy! ¡Dunphy! ¡Pare, se lo digo! ¿Qué ocurre? Rápido, ven con nosotros. Esa está abierta, coronel. ¡Rápido! ¡Victoria! ¿Victoria? ¿Victoria? Patrick, está aquí. Todo está bien, querida. Está bien. Davay. ¡Davay! Sí, ¿dónde ha ido? ¿Dónde ? Debe haber sido en el túnel. Iba más despacio. ¡Tenía explosivos! ¡Rápido, coronel! ¡El tren especial de la tarde ! Estará aquí en minutos. ¡Dunphy, a toda velocidad! Detenga el tren militar hasta nuevo aviso. Puede haber dinamita bajo las vías en el túnel. Adelante. En marcha. De vuelta al camión. Mushim, ponga cuatro hombres a la salida del túnel. Que disparen a cualquiera que asome. El resto de ustedes síganme hasta la entrada. Cúbrannos. No tengo suerte, coronel. Si voy con usted, no lo atrapará. Bueno, yo soy afortunado. Vamos. ¡Apague esa luz! Pero el tren No sea loco. El tren de tropas está a salvo. Pero el especial de pasajeros llegará en cuatro minutos. Déjeme ir. Yo soy el encargado del ferrocarril. ¡Apague la linterna! Dinamita. ¡Dinamita! ¿Está mal herido? ¿Dónde le ha dado? ¡Dinamita! El especial. He oído un silbato. Vamos, rápido. Saquémosle de la vía. Así es. Así es. Vamos. Avisaré al tren. Seguro que irá un médico abordo. Espero que también sea enterrador. Oh, no sea estúpido. No va a morir. Sí, voy a morir. Un lugar tonto para morir. Oh, Savage dígale a Victoria que al menos he sido útil para una cosa Si, se lo diré. Gandhi. Entonces supe por qué Davay lo había arriesgado todo para volar ese tren. Por unos minutos, la destrucción de toda la India había estado en sus manos. “Se presentará al curso de oficiales superiores en la escuela Camberley, inmediatamente a su llegada a Inglaterra”. ¿No estás contento de que nunca nos dejen olvidar que este día llegaría? Ahora ha llegado. ¿Me echarás de menos? Más de lo que jamás he echado de menos a nadie. Entonces esa es la única realidad.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *