FM 91.3 Transformación de Coronel Pringles

Emisoras Radio FM 91.3 Transformación de Coronel Pringles en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Bueno, lo que trato de aclarar es si a usted le gustaba ¡No me gustaba, Sr. Lanson! Me hizo insinuaciones una vez ¿De veras? Pero no le di motivos para ello, ni entonces ni nunca. Pero le dejó que le acompañara a su casa. Era la noche de la revuelta y yo ¡Lanson! Debería saber que para interrogar a un oficial de mi regimiento debe obtener primero mi permiso. Bueno, si usted hubiese estado He oído la última parte de lo que ha dicho. A la Srta. Jones obviamente le disgustaba McDaniel así que le prohibí a éste que se acercara a ella estando a solas. Muy bien, Srta. Jones. ¿Debo recordarle que tengo mis deberes como usted tiene los suyos? Aún estoy buscando a ese centinela suyo que desapareció con McDaniel. ¡Y no hay ni rastro! No hay palabras para describir lo bien que le sienta el sari. ¿Por qué crees que lo llevo? Las críticas no hacían más que afianzarla en su determinación. Aparentaba un aire superficial, Pero en su interior estaba ansiosa de convencerse a sí misma de que el respeto que sentía por Ranjit se convertiría en amor una vez que ella entrara en su mundo y aprendiera a convertirse en india, ¡Esa música! ¿Qué es, Ranjit? Es una canción de amor. Es muy conocida. Todo es nuevo para mí. Tengo mucho que aprender. ¿Sobre la música? Sí, sobre eso Y sobre todo. Srta. Jones Por el amor del cielo, Ranjit, Llámame Victoria. La admiro Victoria. Y me siento honrado de quererla. Quería que me conociera mejor, pero mi madre me dice que me de prisa o usted se casará con otro. Dijo que si no me decidía a hablar, lo haría ella. No vayamos tan deprisa, ni siquiera por tu madre. Y de todas formas, prefiero que me lo pida usted. Pero yo no sabría pedírselo. Muy bien, entonces te lo pediré yo. Cuando llegue el momento. Lo siento, Victoria Tengo mucho que aprender de sus costumbres. Pasado mañana iré al templo Sikh para recuperar mi religión. Quieres decir que quieres que me convierta en Sikh si nos casamos. Eso es, Victoria. Debería también cambiar de nombre, Victoria no es un nombre apropiado para una india. No, no lo es Pero Victoria es mi nombre. ¿Debería vivir aquí con tu madre? Por supuesto. De otro modo, dirían que la he echado de casa. Sabes, Ranjit, creo que ya tienes edad para emanciparte de tu madre. Sí, supongo que así es. ¿Vendrá conmigo? Iré, si esa es la forma en que tiene que ser. Este es nuestro libro sagrado. Lo necesitará para el servicio. Léalo. Bien, la huelga terminó, y los trenes funcionaban normalmente. Para un ojo no iniciado, el orden se había restaurado con éxito, Y la situación estaba por fin controlada, Para nosotros era una simple cuestión de dónde y cuándo atacaría Davay, ¿Vayan a buscar camillas por allí? ¡Rápido! ¡Hay alguien muriendo por ahí! No hay nada que hacer. Está muerto. ¡No, Dally! ¡No podemos estar aquí todo el día! ¡Hay otras cosas que hacer! Sargento, traiga a sus hombres que no estén heridos y que echen una mano. Coronel, hemos encontrado esto. Justo lo que pensaba. Cable F.I.D., detonador número cuatro. Común en el ejército, igual que el material robado en Mauro.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *