Emisora Colón Fm 90.1

Emisoras Radio Emisora Colón Fm 90.1 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

¡A un lado, denle aire! ¡Háganse a un lado! ¡Llamen a Emergencias! Está bien. Vete de aquí, esta es una casa sagrada. Está bien, me voy. Atrápenlo. ¡Me quitaste la fe! ¡Me quitaste la fe! ¡Me quitaste la fe! ¡Sáquenlo! ¡Vete de aquí! ¡Arderá en el infierno! ¡Vete de aquí! ¡Me quitó la fe! “Cuidaos de los falsos profetas… …que vienen a vosotros con vestidos de ovejas… …pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. Así, todo árbol bueno da frutos buenos… …¡así que, por sus frutos los conoceréis!” ¡Chazz! ¡Llamen a Emergencias! ¡Llamen a una ambulancia ya mismo! ¡Lil’ Peace of Heaven! ¡Jesús! Señor, ¡ayúdanos! ¿Cómo es que siempre pierdes tu inhalador? Porque a veces podría matar. Todos cometen errores. Solo que tú cometes demasiados. Te tengo aquí para que me ayudes a encontrarlo. Sí, como sea. Nos vemos. Como sea. Adiós. Adiós. Nos vemos. ¿Nos vemos? Adiós, Flik. ¿Es verdad lo que dijo ese hombre? Enciende esa caja. Tengo algo que contarte. Construyeron este lugar en … …para los obreros portuarios… …había .. Y luego metieron a los pobres aquí. Primero los irlandeses. Los italianos. Los negros y los puertorriqueños. Gente que usaría este lugar como pasadera. Pero no había donde pararse, porque regalaron todo. Ahora son parte del problema. Los pobres. Y son una carga para la sociedad que ayudaron a construir. Así que se esconden en sus problemas. Durante años. Para siempre. Vine aquí a esconderme… …pero había tanta belleza que no parecía un castigo. Pero Dios conoce tus secretos más oscuros. Dios te enciende la luz. Salta, viejo. Adelante. Vete. Gracias por esto. No hay nada demasiado bueno para mi hijo. Obispo, esto no me parece bien. ¿No te parece bien? Es el amor de Dios, hijo. Yo solo soy Su mensajero. Es todo. Es el amor de Dios. Sí, eso creo. Pero no creo que esto sea– ¿Qué? ¿No te gusta el Walkman de CD que te regalé? Sí. Sí. ¿Y ese videojuego? Sí. Sí. ¿Y las zapatillas? Sí. Sí. Todo viene del Padre. El buen libro dice: “Mi amado metió su mano… …por la abertura de la puerta. Y se estremecieron por él mis entrañas”. Obispo, no sé– Blessing, esas son las palabras de Dios. La Canción de Salomón. Dios quiere que amemos. El amor del hombre no es como el amor de Dios. El amor de Dios es mejor. ¿Recuerdas el verso que te enseñé? Sí. ¿El verso especial que te enseñé? Sí. Aquí está. Quiero oírlo. “Por las noches busqué en mi cama al que ama mi alma. Tu cuello, como la Torre de David”. Amo al Señor. Sí, eso es. Sigue. Dime más. Continúa. No tengas miedo. Está en el libro. Es el buen libro, continúa. Termina el verso, y te dejaré jugar con tu juego. “Paloma mía, en las grietas de la peña… …en lo secreto de la senda escarpada… …déjame ver tu semblante…” Me encanta esta parte. “Déjame oír tu voz… …porque tu voz es dulce… …y precioso tu semblante. Cazadnos las zorras, las zorras pequeñas… …que arruinan las viñas, pues nuestras viñas están en flor. Mi amado es mío, y yo soy suya… …él apacienta su rebaño entre los lirios. Hasta que sople la brisa…” Te tengo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *