Alternativa 99.3 FM

Emisoras Radio Alternativa 99.3 FM en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Ella es una de esas personas que ven mejor las cosas en la oscuridad. ¿Y luego? Luego se acaba todo. Se acabó. Podrías dejarlo. No quiero. Podrías dejarlo. No. Podrías dejarlo. No. Podrías– ¡No! No sabes qué iba a decir. Estaba casi segura. Ahora nunca lo sabrás. Se fue para siempre. ¿Qué ibas a decir’? Tienes años y se te nota. ¡Vete al carajo! Y luego tendrás , , y después daría igual si te mueres. Gracias. Si el cardiólogo piensa que estás demasiado vieja y fea para poder ser amada, estoy disponible para tolerante en tu madurez. Gracias. De nada. Te sacaré a caminar, te daré agua y… te alimentaré ¿Vivirá con nosotros Sarah la bailarina? Claro que no. No, Sarah la bailarina encontró a un buen muchacho de su edad. ¿La dejaste por mí? Ella me dejó. Sabiamente. ¿Aún peleamos’? Para nada. No. Ya superamos todo eso. ¿Jugamos bingo los domingos en la noche? Sí, excepto cuando viajamos. ¿A dónde vamos’? A Guam, Paraguay, Botswana… No somos muy exigentes. No. Hacemos girar… un globo terráqueo y vamos a donde apunten nuestros dedos. Sí. ¿Y el o’? Bueno, ¿sabes qué’? Enfermé desde los , así que no hay mucho. Tal vez sea mejor así. Sí. Dormimos en camas separadas. Sí, pero a veces las junto. ¿Por qué? Porque recuerdo cómo “mas antes de que la vejez hiciera estragos en ti a los . Una vez por semana cierro los ojos y me rozo contra ti un poco. ¡Eso es asqueroso! Pero tú me toleras porque sabes que te amo. Bueno, sí. Aunque solo eres un viejo pervertido. Sí, pero soy tu viejo pervertido. Qué afortunada soy. Y cuando seamos muy, muy viejos acordaremos morir juntos. NOS envenenaremos, como Romeo y Julieta. Nos tomaremos de la mano y nuestros corazones dejarán de latir. Y nuestros corazones dejan de latir. Pero mi veneno, como el de Julieta, no es de verdad. Es un elíxir falso. Así que tú crees que estoy muerta, pero no lo estoy. Olvidé esa parte. Sí. Así que diez minutos después de que mueres… ¿Sí? despierto. ¿Y qué haces’? Bueno, me siento triste de que estés muerto, pero lo pienso bien. Nunca fui el tipo de chica que se suicida. Así que… empaco y tomo el primer avión a Londres, vuelvo con Jeffrey. Qué romántico. Sí. ¡Carajo! ¿Qué hora es’? Es tarde. ¿Qué– ¡Es tarde! ¿Qué tanto’? Debería mentirte. ¡Rayos! Me voy a bañar. ¿Podrías asegurarte de que todo esté empacado, por favor’? Bueno, me… me alegra haberte encontrado, habernos visto después de tanto tiempo. Me lo he imaginado muchas veces, ¿sabes? Mañana me preguntará si de veras sucedió. ¡Me alegra haberte visto! Ahora me siento mucho más solo que antes. Yo… bueno, pensaba que podía llamarte, ir a almorzar, casarnos. Tan sencillo como eso. La promesa de todas esas tiras de películas del bachillerato hecha realidad. La leche derramada salta de nuevo a la jarra. Tazas rotas que se componen milagrosamente. El tiempo puede– El tiempo realmente puede avanzar en dos direcciones. Puede avanzar en dos direcciones. Al universo no le importa. Es decir… Es decir… Es… No sé. Es decir que yo… creí que todavía podíamos estar juntos. Ahora todo parece mucho más… más definitivo. Mucho más real. Parece mucho más terminante. La leche derramada no puede «desderramarse». Y una taza rota siempre será una taza rota. Es curioso, porque todos creen que no deben hablarme de ti. Pero la omisión… La omisión solo empeora las cosas. A veces quisiera oír de ti. Te amo. Para bien o para mal, puedes llevarte eso en tus viajes. Carajo. ¿Decías algo? No pude oírte con la regadera. Nada importante. Es Jeffrey. Qué bien. Ella es Maggie. Tiene años. Ella es Elsa, tiene años. Y ella es Gwen. Es la mayor. Va a cumplir… va a cumplir años en dos semanas. Parecen traviesas. No, realmente no lo son. ¿Son…? ¿Eh? ¿Son tuyas’? ¿Eh? Ay, no. Cielos, no. No, son de otra mujer. ¿Son de su primer matrimonio? Sí. ¿Revisaste los cajones’? Eh… sí. Están vacíos. No pude meter tu vestido en la maleta, tal vez tengas que llevarlo por separado. ¿Sabes qué? ¿Se lo podrías regresar a tu hermana por mí’? ¿Sabes? Tal vez pueda enviárselo ala “ dama de honor original. No. No creo que sea una buena idea.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *