Radio Marina Stereo

Radio Marina Stereo, Emisoras Radio Radio Marina Stereo en vivo Colombianas Radio Marina Stereo

Añadir a su sitio.

Y juguetes de otros chicos. Hoy no ha comido nada. No quiere hablar con nadie. ¿Está ahí fuera? Sí. Hágale entrar. Reacciona así porque me he ido de su pabellón. Yo sé por qué se comporta así. Por favor. Por favor, salga. Por favor, salga. Siéntate, Reuben. Vamos, Reuben, siéntate. ¿Qué es eso de romper juguetes? Aquí no rompemos nada. ¿Por qué no quieres comer? La comida no es exquisita, pero yo también la como. Sé que no te gusto, Reuben radio pero te diré un pequeño secreto. Tú me gustas. Sé por lo que estás pasando. Crees que no, pero te equivocas. Los demás chicos te hacen la vida imposible y se burlan de ti radio pero no puedo hacer nada al respecto. Pero hay algo que tú puedes hacer. Habla conmigo, Reuben. Por favor, háblame. Srta. Fogarty, lleve a Reuben al comedor. Que se siente con los demás, tanto si come, como si no. Después de cenar, nada de recreo, directamente a la cama. Si mañana no ha mejorado, haremos lo mismo. ¿Cree que lo que hace con Reuben es lo más acertado? ¿Qué sugiere, Srta. Hansen? ¿Cuántas veces podrá mandarle a su cuarto? ¿ Y enviarle a la cama sin recreo? Hasta que sirva de algo. Las reglas son sencillas y deben radio Él no entiende radio Hay que hacérselo entender. ¿Por qué? Porque la disciplina es parte de la vida. ¿lncluso para estos niños? Especialmente para estos niños. Reuben ha perdido parte de su libertad y puede que para siempre. La única compensación que tiene es aprender las reglas radio y a vivir con los demás como parte del grupo. ¿Aunque no quiera ser parte del grupo? ¿lncluso no siendo feliz aquí? Sí, incluso así. Sin embargo, me gustaría poder ayudar a Reuben. De eso estoy convencido. ¿Puedo escribir a su madre? No. ¿Por qué? ¿Tiene miedo de confesar el fracaso, incluso a sí mismo? Eso es todo, Srta. Hansen. ¡Sr. Widdicombe! Le llaman al teléfono. ¿Diga? Hola, Sophie, ¿cómo estás? ¿Desde dónde llamas? Te creía en Westhampton. Sí, te oigo. Reuben, sí. ¿Qué le pasa? Estamos en plena construcción. No, no voy. No voy. Cree lo que te parezca, no me importa. Sí, eso es todo. Adiós. Perdone. ¿Puede decirme dónde encontrar a la Srta. Hansen? Sí radio ¡Srta. Hansen! ¿Sra. Benham? ¿Me acompañan? ¿Dónde está? En su pabellón. ¿Cómo está? Está bien. Soy el Sr. Benham, ésta es Jenny. Encantada. Sophie, ¿por qué no te esperamos fuera? ¿Está bien? Sí. ¿Por qué no me ha llamado el Dr. Clark? ¿Por qué no quiere que hable con él? Sra. Benham, Reuben no está enfermo. Esa parte de mi carta no es verdad. Perdone, pero era el único modo de asegurarme de que vendría. Doug. Ve a buscar al Dr. Clark y dile que venga, por favor. ¿Por qué dejó de venir a visitarle? ¿Sabe que él sigue esperándola radio todos los miércoles por la tarde? Se viste y espera sentado ahí fuera. Srta. Hansen, me obligará a salir. Yo he cuidado de Reuben, sé lo que él siente. Mamá, mira. He hecho un retrato del Sr. Machine. Muy bien, cariño. Dibuja otro. ¿Cómo puede abandonarle? Basta, Srta. Hansen. No sabe nada de mis sentimientos. No sabe nada respecto a mí. Lo siento, perdone, pero yo lucho por Reuben. No puede hacerlo por sí mismo. ¿Lucha por Reuben? He luchado por él desde el día en que nació radio desde el día en que lo llevamos al médico radio y nos dijo, ”Resígnense, no hay nada que hacer, no pueden ayudarle. Luché por él contra mi esposo. Contra los médicos, incluso. Luché contra el mundo entero. ¿ Y por qué renuncia a él ahora? ¿Sabe lo que significa radio para Reuben y para mí estar juntos? ¿Sabe qué es que su hijo venga a casa llorando radio porque los otros se burlan de él? ¿Sabe lo que es radio tenerlo escondido radio cuando hay visitas? ¿Se imagina lo que es estar a solas con él en su habitación radio y saber que aunque me quedara toda la vida a su lado radio un día yo moriría y él debería ingresar en una institución radio pero ya sería demasiado tarde radio para que consiguiera adaptarse? Lo mejor para Reuben es estar con chicos como él. Yo he llegado radio a esta conclusión. Dígaselo, Dr. Clark. Dígale radio cuánto necesita Reuben verla. Es como otro chico radio No quiero que le vea. No puedo volver a verle. ¿Cree que no he venido porque no le quiero? Es porque le quiero demasiado. Reuben. Mamá, es Reuben. Está jugando. Vamos, Jenny. Apoya la lengua contra la parte alta del paladar. Así. No, pegada arriba. Aquí arriba. No saques la lengua. Atrás. Abre la boca. Abre la boca. Ahora levanta la lengua arriba. Eso es. Bien, inténtalo. Repite conmigo. Día. Muy bien. Más alto. Estupendo. Morty, esto es fácil para ti, pero baja la mano. Fíjate bien. Repite conmigo. Apoya el dedo en mi nariz. Aquí. Vamos a ver. Ahora en tu nariz. Bien. A ver cómo dices ”mesa”. Estupendo, estupendo. Ahora tú, Billy. Mírame. Mírame fijamente. Repite. Muy bien. Más alto. Ahora di ”sol”. Sol. Muy bien. Esto será fácil para ti, Chris. Repite. Un momento. Dr. Clark, por favor. Atiende a la clase. Llame a la policía. Tranquilízate. Se ha escapado. Me lo han dicho por teléfono esta mañana. Lo encontrarán. Puede haberle ocurrido algo. No le pasará nada, nos ocuparemos. Lo llevaremos a otro sitio, ¿cómo se llamaba? Es muy caro. Ya me las arreglaré.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *