Radio Maria 1220 AM Bogotá

Radio Maria 1220 AM Bogotá, Emisoras Radio Maria 1220 AM Bogotá en vivo Colombianas Radio Maria 1220 AM Bogotá

Añadir a su sitio.

El entrenador Tidd no los cerraba. Eso era Tidd. Mis métodos son otros. ¿Sí? Hola, soy Rollin Butcher. Mi hijo tiene algo que decirle. Perdóneme por haberme ido. Le pido que me dé otra oportunidad. No se repetirá. Usted manda. Muy bien. Aún queda una hora de entrenamiento. Vístete. Mis chicos son un poco protestones. Si Rade o Whit le dan guerra, dígamelo. Dice que el entrenamiento es a puerta cerrada. ¿Habías oído radio ? Me encargaré de esto. No, lo haré yo. Tiene un trabajo que hacer. Quiere que se vayan. Hagan caso. Pónganse en dos filas frente a mí. Adelante, vamos. Doblen las rodillas y bajen el trasero. Mano izquierda arriba y derecha abajo. Derecha. ¡Vamos! Izquierda. ¡Ahora! ¡Vamos! No te preocupes por George. Te apoyará cuando empieces a ganar. ¡Cletus! Amigo, mi gran amigo. Amigo en las duras y en las maduras. Te veo rebosante de salud. Wilbur “Shooter” Flatch, te presento a Norman Dale, el nuevo entrenador. ¿Cómo está? Entrenador. ¿Se lo has contado? Final de sector de . Perdíamos de un punto. Cinco, cuatro, tres, dos, uno radio ¡La lancé! Entró y salió. Sí, bueno, me hicieron una falta. Si tuvieras algo suelto. Mi parienta y yo nos hemos separado. Cómprate algo de comer. Mi amigo, mi buen amigo. Devuélveselo. Son unos centavos. Devuélveselo. Lo siento. No es culpa suya. Es mi viejo amigo. No quiero oírlo, papá. Jimmy, hoy no te he visto en clase. ¿Quieres decirme por qué? Durante los diez años que he sido entrenador, nunca he conocido a nadie que desease ganar tanto como yo. Hacía lo que hiciera falta para aumentar mi ventaja. Si alguien trataba de sabotear esa ventaja, me deshacía de él, sin importarme quiénes eran o qué hacían. Pero eso era en el pasado. Tienes un talento especial. Un don. No es del instituto, ni de la gente del pueblo, ni del equipo, ni de Myra Fleener, ni mío. Es tuyo. Puedes hacer con él lo que quieras. Como esto es lo que creo, te lo puedo decir. No me interesa si juegas en el equipo o no. Sr. Dale, quiero hablar con usted. Déjelo en paz, ¿entendido? Es un chico muy especial y tengo grandes esperanzas puestas en él. Si trabaja duro, podrá recibir una beca para ir a la universidad y marcharse de este pueblo. ¿Tiene algo en contra del pueblo? Para él, sí. Puede aspirar a algo mejor. Si Jimmy es tan bueno como todo el mundo dice, una beca de baloncesto no sería una idea descabellada. ¿Quién vendría a verlo jugar? Lo único que viene a Hickory es el tren y está aquí solo por cinco minutos. Una beca deportiva radio Por aquí adoran a los héroes del baloncesto. ¿Cómo va a averiguar lo que puede hacer? No quiero que esto sea el punto álgido de su vida. Conozco a personas así. Se pasan el tiempo hablando de sus días de gloria cuando tenían años. Muchos matarían por que le adorasen como a un dios durante unos segundos. Hoy en día es muy fácil ser un dios, ¿no cree? Puedes serlo por meter un balón dentro de un aro. Odio decirle esto, pero sólo es un juego. ¿Por qué está tan enfadada conmigo? Conozco a los hombres como usted. No sabe nada de mí. Sé que está aquí. Que este pueblo no aparece en la mayoría de los mapas. Un hombre de su edad viene a un sitio como éste porque escapa de algo o porque no tiene adónde ir. Lo que hago aquí no tiene nada que ver con usted. Deje a Jimmy tranquilo. No quiero que sea el entrenador de Hickory cuando tenga años. Amigos, démosle la bienvenida. Nuestro nuevo entrenador, Norman Dale. Primero, quiero agradecer a todos los que me han acogido. Gracias. Los chicos y yo nos estamos conociendo, para ver quiénes somos y qué podemos ser. Hasta ahora me gusta lo que veo. Estoy entusiasmado con ser parte del baloncesto de Indiana. Éste es su equipo. ¡Rade Butcher! ¡Whit Butcher! ¡Everett Flatch! ¡Ollie McClellan! ¡Queremos a Jimmy! ¡Queremos a Jimmy! ¡Queremos a Jimmy! ¡Queremos a Jimmy! Esperaba que apoyaran a los miembros del equipo, no a los que no lo son. Estos seis individuos han elegido trabajar. Han elegido sacrificarse. Salir a la cancha noches en los próximos cuatro meses. Para representarlos a ustedes y a este instituto. Esa clase de compromiso y esfuerzo se merece todo su respeto. Éste es su equipo. Entrenador, ¿se encuentra bien? Sí. Recuerden: Controlen su juego. No tiren a canasta hasta haber pasado el balón cuatro veces. Marquen la jugada de ataque antes de sacar, ¿entendido? ¿Entendido? Sí. ¿Cuántas veces vamos a pasar? ¿Cuántas? Cuatro. Recemos. Sean fuertes y tengan valor. Que el Señor esté con ustedes y con el prójimo. Señor, bendice a estos chicos y la temporada venidera. Amén. ¡Vamos, vamos! ¡Podemos ganarles! Esperen. Strap. ¿Cuánto tiempo va a estar así? No lo sé. Vendrá cuando esté listo. Espero que sea antes del pitazo inicial. Bien, vamos. ¿Cómo estás? Como si fuera mi primer partido. En cierto modo, lo es. Estaré a tu lado. Bienvenido al baloncesto de Indiana. Hola, ¿qué tal? Prepárate. Jugarás hasta que venga Strap, si es que viene. Iré a buscarlo. No. Un mínimo de cuatro pases antes de tirar, ¿entendido? Preparen el ataque antes de sacar. Son cinco pistones en funcionamiento. Vamos, equipo. Gracias a Dios. ¡Equipo! Tenemos espíritu, ¿y ustedes qué? ¿Espíritu? ¡Nosotros también! Espíritu, ¿y ustedes qué? ¡Cuatro pases! ¡No te quedes ahí parado! ¡Muévete! ¡Tira a canasta, Rade! ¿Qué les pasa? ¡Esperen a tener tiro! ¡Levanta el balón! ¡Tira! ¡Defiendan! ¡Cuidado con el escolta! ¿A eso le llama entrenar? ¡Cuatro pases! ¡Pasa el balón! ¡Esperen a tener tiro! ¡Esperen a tener tiro! Strap, ¡vamos! ¡Muévete! ¡Vamos, defiendan! ¡Deténganlo! ¡Preparen el ataque! ¡Pasen el balón! ¡Cuatro pases! ¡Esperen a tener tiro! ¡Lanza! ¡Vamos! Aseguren los pases. ¡Su defensa es un desastre! ¿Y el ataque? No ganaremos radio Cierra la boca hasta que te lo diga. ¿Qué truco intenta hacer? Por el amor de Dios, señor radio ¡Largo de aquí! ¡Fuera! Es vergonzoso. ¡Fuera! No quiero que nadie entre aquí en el descanso. Mantenlos fuera. Me está costando creer que sabes lo que haces. Sé lo que hago. Tienes tres faltas. Recuerden lo que trabajamos en los entrenamientos. ¡Quiero verlo en la cancha! ¿Cuántos pases haremos antes de lanzar? ¿Cuántos? Cuatro. ¡Cuatro! ¡Marca la jugada! ¡Rade!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *