Radio Melodía Stereo FM 96.9

Radio Melodía Stereo FM 96.9, Emisoras Radio Radio Melodía Stereo FM 96.9 en vivo Colombianas Radio Melodía Stereo FM 96.9


Añadir a su sitio.

lugar como cualquiera, para pasar la noche. ¿Está lejos? En auto, no. ¿Por qué lo preguntas? Por saber. Me vendría bien un descanso. Comer algo. ¿No tienes que seguir tu camino? Aún no. Es interesante, ¿verdad? Todo esto. Que pasaras por aquí, justo este día a esta hora. Que se te averiara el auto allí. Es increíble de verdad, si lo piensas. Todas las situaciones que deben de suceder radio para que se conozcan dos desconocidos. Ya sabes, tomas una decisión distinta, tomas otro desvío en la carretera y se cruzan dos personas. Pero aquí estamos. ¿Es pura casualidad? ¿Ha sido por “Serendipity”? ¿O es algo más? ¿Fe? ¿El destino? No te preocupes. No estoy coqueteando contigo, honestamente. Tampoco creo que te cabria mi verga enorme, de todas maneras. Solo bromeo. No es tan grande. Creo que sí te cabría. Con esa boca, hasta me gustaría. No tiene gracia. Creo que es mejor que te bajes. ¿Qué, he dicho algo malo? ¿Te arruina el ánimo? Por favor, te lo estoy pidiendo por las buenas. Bájate. No, no, no. Tú y yo vamos a dar un paseo. Puedo conducir solo el resto del viaje, pero créeme cuando te digo, sería mucho menos divertido para los dos. La puerta, por favor. ¿Por qué haces esto? ¿Hacer qué? Yo no te obligué a parar. Paraste tú y me invitaste a subir. Pero después de haber hecho tu buena obra, y haberme llevado hasta donde podías, no me pediste bajar. Podría tal vez ser un intento radio subconsciente, de sabotear un matrimonio radio que no quieres, o puede que sea el destino. De cualquier forma, no me parece bien que me eches la culpa. El acelerador es el de la derecha. ¿Adónde me llevas? Ya te lo he dicho. A un motel de carretera. Tranquila, no habrá nadie que nos moleste. Lleva años abandonado. Como quieras. Llegaremos antes de que anochezca. Eso es molesto. ¡No! ¡No! ¡Mierda! ¡Mierda! Mierda. Esto ha sido una novedad. Soy consciente de que me dolerá un poco por la mañana. Estás sangrando un montón. No te has cortado la arteria femoral, porque, la verdad, ya estarías muerta. Así sabrás en cuantos problemas estás metida. Ha sido un placer conocerte, Mallory. Te quedas sola ahora. No, no, no. Por favor. Por favor. Por favor. Por favor, por favor, no te vayas. ¿Dónde está mi celular? ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda! Por favor ¡que alguien me ayude! ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda, estoy aquí! ¡Ayuda! ¡Que alguien me ayude! ¡Ayuda! ¡Alguien por favor! ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Ayuda! ¡Estoy aquí! ¡Mierda! ¿No quieres saber dónde he estado? Encontré una cabaña a unos kilómetros por el río. Una casa familiar. Por desgracia, no había nadie en casa, ni teléfono. Pero, tiene pinta de que alguien volverá pronto. Mientras tanto radio ¿Cómo estás? No ha podido ser fácil, estar aquí sola. Tengo que preguntar. ¿Por qué lo hiciste? Salirte así de la carretera. Tendrías un motivo. ¿Creías que te iba a violar? Has leído demasiadas historias, Mallory. Seamos sinceros. Si quisiera hacerlo contigo, no habría tenido que violarte. Estabas dispuesta. Estabas a quince kilómetros y una sonrisa de seguirme al motel. Te equivocas. ¿Lo hago? ¿Qué pasa? ¿Te ha comido la lengua el gato? Necesito agua. Y comida. ¿Qué quieres? Vamos a empezar con radio Una historia. ¿Sobre qué? No lo sé. ¿Por qué no me cuentas de la primera vez que cogiste? Te han cogido antes, ¿no? Si prefieres no hablar radio ¡Espera! ¡Espera! Theo. Se llamaba Theo. Por supuesto que sí. Y radio ¿Y dónde conociste a ese tal Theo? De vacaciones. Cuando tenías radio . ¿Fue solo de una noche? ¿Y era mayor? ¿Qué te hizo? ¿Tú qué crees? De todo. ¿Y te gustó? ¿Te corriste? ¿Cuántas veces? Muchas. ¿Sigues pensando en él? ¿Te lo imaginas tocándote? ¿Y estando dentro de ti? Sí. ¿Y te masturbas? Sí. No es verdad. Pero buen intento. En serio. Casi consigues que te crea. Fue Ella, ¿verdad? Theo, el tipo. Esa es su historia. Deberías saber que no puedes engañarme, Mallory. Qué pena. ¡No, no, no! ¡Por favor, por favor! ¡Mierda! No deberías decirle a la gente lo que quiere oír Mallory. Intenta ser tú misma. ¡Ayuda, estoy aquí! ¡Ayuda! ¡Estoy aquí, alguien por favor! ¡Ayuda! Me llamo Mallory Rutledge. . Este es el hombre que me mató. Díganle a Ella que la quiero. Relájate con música sin interrupciones radio Así que el último, ¿eh, maldito idiota? ¡Mierda! Vete al diablo. De acuerdo, bueno. ¡Carajo! Buenos días, cariño. Mierda. Hace un día precioso, ¿eh? Siento haber tardado en volver. La cosa se alocó un poco en la cabaña. Bill y Sue volvieron con su hijo y su nieta y radio decidí darles una fiesta de bienvenida improvisada. Te hubiera traído un trozo de pastel, pero creo que no te iba a gustar demasiado. Katie es un encanto, pero no es muy buena repostera. Además, parece que alguien se montó su propia fiesta aquí anoche. Aun así, estás aprendiendo. Estoy orgulloso de ti. Estás empezando a luchar. ¿Qué hay ahí? Esto y aquello. Veras. He estado trabajando, arreglando la señal que destrozaste. Para asegurarme de que a nadie más radio le dé por bajar aquí accidentalmente. Igual hay algo que te sirva bien. En ese caso radio ¡Dame eso, perra! ¡No! No radio ¡Mierda! ¡No! ¡Suéltalo! ¡Aléjate de mí, carajo! ¡Maldita sea! ¡Carajo! ¡No, Ella! ¡Ayuda, Ella! ¡Ella! ¡Ayuda! Demasiado tarde. Ya he llamado a la policía. ¡Ya saben dónde estoy! No es verdad. Eso no es lo que dice tu celular. ¿Qué me vas a hacer? ¿A ti? Nada. Al menos por ahora. Por ahora estoy disfrutando del espectáculo. Por favor, sólo déjame ir. ¿Y qué tendría eso de divertido? No lo entiendes, ¿verdad, Mallory? Nadie va a venir a salvarte. Estás sola. Si quieres salir, tendrás que conseguirlo tú sola. Y ahora, por muy divertido que ha sido esto, realmente tengo que irme, antes de que mis anfitriones se pregunten quién se ha comido su sopa. ¡No, por favor! ¡Por favor! Supongo que puedo darte otra oportunidad más. Todo depende de hasta dónde estés dispuesta a llegar. Y de lo que estés dispuesta a hacer. ¡Lo que sea! ¿Estás segura? Bueno, muy bien entonces. A ver qué tenemos aquí. ¡Dios! No. ¿Qué vas radio ? ¿Qué vas a hacer? ¿Yo? Nada. Es para ti. ¿Qué? La radio No podrá cortar la puerta. No, no espero que lo haga. No. No, no, no puedo. No puedo hacer eso. Entonces te morirás aquí.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *