Cespedes Comenta Radio

Emisoras Cespedes Comenta Radio en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

rechazan la ografía, el abor. Las Montañas de la Sombra A.D. Toc, toc. Me diste un susto de muerte. Toc, toc. ¿Quién es? Erik Estrada. ¿Qué Erik Estrada? Erik Estrada el de “CHiPs”. ¿Qué dibujas? Es una especie de templo en la selva. Guau, eso es. Es. Guau. ¿Cómo te fue el día? Genial. Leí un libro sobre la galaxia. ¿Ese tan gordo? Sí, es asombroso. ¿Cuál es tu planeta favorito? Júpiter. Sí. Sin duda alguna. Júpiter. ¿Por qué? Porque la superficie de su atmósfera. . es una tormenta que ha estado tronando por mil años. Y el ojo del huracán es tan inmenso. . que podría tragarse a la Tierra entera. Por eso es mi planeta favorito. Eso es salvaje. ¿Cuál es el tuyo? Quizá Saturno. ¿Sí? Saturno está muy bien. Fue uno de los primeros que los humanos descubrieron, así que existen muchos mitos antiguos sobre él. Cambié de opinión. ¿Qué? Me gusta Galactus. Galactus no es un planeta. Cierto, pero se come a los planetas. Oye, ¿estás despierto? Sí, cariño. ¿Qué pasa? Tuviste una pesadilla. ¿Qué soñabas? No lo recuerdo. A veces me pregunto. . si deberíamos mudarnos de este lugar. ¿A dónde? No lo sé. No. Me gusta este lugar. Hay mucha paz. Este es nuestro hogar. ¿Alguna vez te conté sobre los estorninos cuando era niña? No, creo que no. Nuestro vecindario estaba lleno de estorninos. . volando en los árboles, jugando y cantando. Eran muy bonitos. Pero mi papá. Mi papá los odiaba. . porque se comían las cerezas de los árboles. Un día. Un día, los niños del vecindario y yo. . estábamos jugando en un descampado. Mi papá llegó con una funda de almohada. . y con un palo. Había algo que se movía dentro de la funda. Algo que se retorcía. Y nos dijo que nos juntáramos porque nos quería mostrar algo. Así que todos nos juntamos. Sacó lo que traía en la funda y lo puso en el suelo. Eran unos. Era un montón de estorninos bebés. Nos dijo que nos enseñaría a matarlos. Levantó el palo muy alto. Y luego. . le pegó con todas sus fuerzas a un pajarito. Con tanta fuerza que lo hundió en la tierra. . como si fuera una tumba. Entonces le dio el palo a uno de los niños. Todos los niños se turnaron para matar a un estornino. ¿Qué hiciste? Yo. . solo observaba. Cuando fue mi turno, salí corriendo. Oh, cariño. Ven aquí. Bajo el primordial cielo carmesí, rodeado por las escarpadas rocas de la antigua montaña volcánica, el malvado hechicero hundió su mano. . en la oscuridad de la grieta. . hasta que tocó un superficie suave y vidriosa, fría como el hielo. Su puño se cerró alrededor de El Ojo de la Serpiente. Lentamente, lo retiró y lo sostuvo ante sí, bajo la tenue luz de los soles rojos como la sangre. Brillaba por dentro. . con una luz esmeralda fantasmal, extraña y eterna. HIJOS DEL NUEVO AMANECER ¿Qué te pasa, Jeremiah? ¿Estás bien? No. No estoy bien. ¿Hice algo mal? Bueno. . todo lo que haces está mal. Lo siento mucho, Jeremiah. ¿Puedo hacer algo. . para hacerte sentir mejor? No hay nada que tú puedas hacer. Es ella. Me siento desnudo sin ella. Desnudo. ¿Me oyes? Yo. Yo. Pregunto si me oyes. Sí, Jeremiah, te oigo. “Sí, Jeremiah, te oigo”. ¿En serio? Porque a veces