LA CONSENTIDA FM 99.4

Emisoras Radio LA CONSENTIDA FM 99.4 en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

No sabía que estaban de temporada. Sí, es que. Dime, amigo. ¡La prendieron fuego! Eran unos bichos raros hippies. Un montón de ellos. Y había un matón. No tiene sentido. Había moteros y psicópatas espantosos y. Una maldad horrible. Calaveras Negras. Calaveras Negras. Mírame. Desde hace tiempo se oye hablar de algo oscuro y aterrador. Nadie sabe de dónde vienen. Primero se oyeron historias en la interestatal. Sobre camioneros muertos, prostitutas desaparecidas, y cuerpos destripados en los rellanos. Y siempre era lo mismo. Una banda de moteros, motos negras. Solo se les ve de noche. Una extraña. Hay historias sobre un grupo. . que hacía el transporte para un fabricante de LSD. Le cayeron mal. . y les cocinó un paquete especial, y no quedaron bien de la cabeza desde entonces. Los vi una vez. a distancia. Lo que cazas son animales rabiosos, y debes saber que no llevas las de ganar, y probablemente mueras. No seas negativo. Lo último que escuché es que los vieron cerca de Spirit River. He visto esas cosas. Viven en un mundo de dolor. ¿Pero sabes qué es lo más espeluznante? ¿Qué? Les encantaba. Era mi camiseta favorita. Tú tienes un deseo de morir. No quiero hablar de eso. Eres un despiadado copo de nieve. ¡Me rajaste la camiseta! ¡Me rajaste la camiseta! Ella sigue ardiendo. ¡Ella arde! ¡Ella arde! Tranquilo amigo. Tú eres el guerrero enviado desde el ojo de la tormenta. Esa es Lizzie. Cuando está calmada sé que todo va bien. Tienes razón. Dios mío, tienes razón. Adiós Lizzie. Oh, chico. Te hicieron daño. ¿Por qué tienen que ser así? Emanas una oscuridad cósmica. ¿Puedes verlo? Vale. Los niños. Al norte. Esto no es precisamente ideal. Me estás haciendo daño. Ella. Mandy ardió resplandecientemente. ¿No crees? Es mejor. . quemarse que. . desvanecerse. Jeremiah dice. .que yo soy la amante más sensual. . con la que él ha estado. . debido a mi sensibilidad. .y a mi empatía. Puedo anticipar cada movimiento de mi amante. Yo los satisfago. Como una ola cálida lamiendo. . la costa rocosa y dura. No te acerques más. Dios está en esta habitación. Hola. No puedes hacerme daño, hombre. Es decir, mira lo que él provee. Es todo mío. Tú solo eres carne. Sin alma. Sin cerebro. Sin nada. Animal. No tienes espíritu eterno. Ni luz radiante. Yo poseo alucinaciones que tú jamás conocerás. Lo psicótico se ahoga allí donde lo místico nada. Tú te estás ahogando. Yo estoy nadando. Eres una abominación infame. No mereces ni que te escupa. Es todo ese. . odio en tu corazón. . el que tiene la culpa. Te sigue a todas partes. Te sigue a todas partes. Aún puedo ayudarte. No solo puedo salvar tu vida, no. También puedo salvar tu alma condenada. ¡No! ¡No, por favor! Por favor no me hagas daño. ¿No ves que todo esto es parte de tu viaje? El viaje que te condujo a mí. A tu salvación. A tu purificación. . a mis manos. Te la mamaré tio. Te chuparé la . ¿Es eso lo que quieres? ¡Por favor, por favor! ¡Por favor! ¡Por favor no lo hagas! ¡No! ¡No! ¡Yo no me arrodillo ante ti! ¡Tú te arrodillas ante mí! Yo llevo el don de Dios en mi corazón. No tú. ¡Así que arrodíllate ante mí.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *