Radio Cordillera Todelar

Emisoras Radio Cordillera Todelar 1190 AM en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

La clase de Whitman. ¿No fuiste para subir nota? Iba a ir, pero. El primer paso hacia la libertad se encuentra en el último paso de la prisión. ¿Es usted un genio en secreto? No es un secreto. La prisión. Greenwich. Harbledown. Harbledown. Canterbury. Canterbury. Pallida mors aequo. ¿Es otro código? Es latín. “La pálida muerte lo mismo llama a chozas de pobres. que a torres de reyes”. Educación católica. Torres de reyes. Le falta una costilla. ¡Sí! ¡Sí! ¡Genial! Usted sigue estando detenido. Te estás conteniendo. Ojalá fuera así. De acuerdo. De acuerdo. Podría ver esto todo el día. Y ahora puedo. ¿Lo estás grabando? Solo con fines pedagógicos. A ver. Concéntrate. ¡Sí señor! Buen derribo, Nolan. Gracias. Pura potra. No sé qué decir. Te has esforzado mucho. Te lo mereces. Gracias. Me inscribiré para el examen de detective. Las gracias a Wolfe. Apuestan por ti. Tengo la Pista. Lo he oído. Enhorabuena. No nos olvides cuando tengas la placa. Perdona, ¿te conozco? Ya eres insoportable. Encajarás genial. No es seguro. Todavía tengo que hacer el examen. Si los detectives te quieren, estás dentro. ¿Estamos bien? Sé que también lo querías. Claro que sí. Me alegro por ti. ¿Qué pasa? Talia tiene la Pista. ¿Qué me dices? Eso es genial. ¿Qué hace aquí otra vez? ¿Qué pasa? Iban a entregarla al fiscal para procesarla. Ha pactado para ser informante confidencial. ¿Qué? Tiene muchos contactos. Porque es una drogata. Con formación policial. Que hará que se la carguen si descubren la verdad. No permitirán que eso pase. Así evitará la cárcel. He oído que Talia tiene la Pista. ¿Está bien? Claro, es mi amiga. Me alegro por ella. ¡Sí, cielo! Vamos. Se acerca por el exterior baja. De acuerdo, fin de la carrera. Abajo. ¿Quedé primera? Claro. ¿Ha bebido, señora? No voy colocada. Queda detenida. He pagado por la carrera. Bájese. De acuerdo. ¿Qué carajo es eso? Parece un pie. La pregunta aquí es ¿por qué? ¿Por qué, qué? ¿Por qué tiene usted ese pie? Se ha soltado. ¿De quién? De mi novio. Tuvo gangrena. ¿Y lo conserva porque le recuerda a él? No, creí que podría venderlo. Vamos. Toma el pie. No irás a potar, ¿verdad, novato?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *