Maravillas Stereo Viracacha

Emisoras Radio Maravillas Stereo Viracacha en vivo Colombianas La calidad y la emisión continua.

Añadir a su sitio.

Y nada simboliza más ese esfuerzo que este lugar, el Zoológico de Kabul. ¿En serio? ¿El zoológico? Regresa a Wapping. ¡ turista! Rayos. Disculpa. ¿Dónde está la ducha? Eres la chica nueva. Dios mío. Kim Baker. Acabo de llegar de Nueva York. Soy Tanya. Dios mío, ¡qué alegría tener a otra mujer en la casa! Me encanta ese color de labial. ¿Cómo se llama? No, solo los tengo resecos. Pobrecita. ¿Necesitas algo? Lo siento, tengo los pelos de punta porque vi tu especial sobre tu asignación en Korengal, y fue increíble. Gracias. Qué dulce. ¿Dónde está la ducha? Sí, por aquí. ¿Te puedo pedir un favor, Kim? Y tienes toda la libertad de decir no. Sí, claro. Odio tener que tocar el tema. Hasta siento que es una grosería. No, está bien. ¿Puedo acostarme con tus empleados de seguridad? ¿Qué? Por supuesto que sí. ¿Sí? No te lo hubiera pedido, es solo que por alguna razón, la VBC empleó contratistas estadounidenses y, sin ofender, todos tienen barba de chivo y son robustos. Pero los de Australia y Nueva Zelanda son atractivos. Sí, lo entiendo. Haz como plazcas. ¿Segura? No lo digas por cortesía. No, no lo haría. En serio. ¿Hasta Nic? ¿No quieres a Nic para ti misma? ¿Nic? No. No lo quiero. Eso… No, eso nunca pasaría. Así que no hay problema. ¡Oye! No, Kim, no digas eso. Sí podrías tener a Nic. En Afganistán, eres todo un bombón. Gracias. Qué considerada. Porque eres… Un siete, seis o siete en Nueva York, ¿verdad? Aquí, eres un nueve. Llegando al diez. Se le llama el “Atractivo Kabul”. ¿Aquí eres como un ? Sí. Sucede que ya tengo novio en casa, así que, adelante. De acuerdo, ya veremos en dos meses cuando tu vagina esté gritando. La ducha queda por allá. ¿Cómo estás? Es una locura aquí. Es… Me moquea la nariz. Hay en el aire, literalmente. Y no creo que pueda hacer esto. ¿Hacer qué? ¿Kim? No creo que pueda hacer esto. ¿Puedes verme? Yo no… ¿Hola? Rayos. Base Aérea de Bagram Provincia de Parwan Lo lamento, coronel. No puedo aceptar regalos como periodista. De acuerdo. Entonces alojamiento, transporte, alimentación y protección, ¿solo puede aceptar eso? Intentaré mantenerme imparcial. No me importa si puede hacer su trabajo. Me intereso por mis hombres. ¿Conoce el término “cuatro-diez-cuatro”, Srta. Baker? No, coronel. Se refiere a las mujeres que son un cuatro en casa, se convierten en un diez cuando llegan acá y cuando regresan a EE.UU., regresan a ser un cuatro. ¿Dice que soy un cuatro? Digo que usted carga una maldita mochila anaranjada. He visto personas experimentadas que toman malas decisiones aquí. Así que mientras esté fuera de la base con mis hombres, de ninguna forma los distraerá, ¿entendido? ¿Me está pidiendo que no me acueste con sus soldados? No”, soldados” no. Marines. No vino a dormir con ellos ni a realizar ningún tipo de acto con mis Marines. ¿Comprendido, Srta. Baker? Comprendido. Bien. La llevaremos a una base tan pronto como consigamos transporte. Mientras, el capitán Stern se asegurará de que tenga un hoyo húmedo. ¿Un qué? Una tienda de campaña con ducha. A menos que prefiera un hoyo seco. No, señor. Disculpa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *