Radio Furatena

Radio Furatena, Emisoras Radio Radio Furatena en vivo Colombianas Radio Furatena

Añadir a su sitio.

¿Para qué me miran? ¿Quieren una canción? ¡Manos a la obra! Sí, señor. ARMAS DE FUEGO ¿DE DÓNDE PROVIENEN? Aquí está. ¿Cuándo? Pasado mañana. Te estás burlando, ¿verdad? No. Nos infiltramos una semana atrás. Esto lo cambia todo. ¿Sí? Sí. Ray, esto es a la antigua. Estaremos en el pavimento. Quiero ser honesto contigo. No se trata de mí. Prepárate. Sigue el plan. Mejora tu equipo. Créeme, ni bien sepas cuánto dinero guardan aquí, cambiarás de parecer. El pasaporte que te di hará que puedas entrar y salir desapercibido. Llama al número en el móvil ni bien legues. Enviaré un contacto con todos los detalles. Llamaré a Eddie para las armas. Cuida a Nicole por mí. La cuidaré, no te preocupes. DCI Wickstead. ¡Mason! Señor. Pon a dos unidades CO- de respuesta armada en alerta constante. Llamaré ya mismo, señor. Les daré luz verde. Gracias. Aquí tiene, señor. Guárdese el cambio. ¿Eres Cregan? Sí. Estas cifras exactas y horarios de entrega son para mañana. Bien. ¿Qué coño te pasa? Creí que te buscaban la NCA y la mitad de la Policía metropolitana. ¿Esperas que lo tome en serio? Tenemos que hablar, Jack. No hay nada de qué hablar. Todo está resuelto. ¿Cómo llegaste a esa conclusión? Porque Ray tiene un contacto adentro y lo he repasado todo, por eso. No podemos hacerlo, Jack, y lo sabes. Sam, sí que podemos. Sólo debemos seguir el plan y la información y todo saldrá bien. Escúchate, viejo. ¿No lo entiendes? Sigues huyendo y tratando de recuperar el resto del dinero y ahora esto. Y todo porque querías ser como tu papá. Déjame decirte algo. El dinero desapareció y el juego terminó, Jack. Está muerto. Igual que Alfie. No digas eso. Maldita sea, jamás digas eso. Te quise más como a un hermano que como a un primo, te cuidé todos estos años. No puedes ser duro conmigo, Sammy. Si vamos ahora allá será una sentencia de muerte. Necesita preparación, Jack. Nuestra preparación. Mi preparación. He corrido todo el día como un lunático. Ray me avisó de esto sólo esta mañana. ¿Qué pasa? Volveremos a trabajar. Creí que todo esto había terminado. Por favor, no nos des el tratamiento del silencio. ¿Qué quieres que diga? Esto no es bueno, Jack. Nos buscamos problemas. Olvidémoslo de una vez. Espera un minuto, Frank. Espera un minuto. Sé que dije que nunca volveríamos a hacerlo, pero les aseguro que esto es especial. Nos llevaremos cada uno si lo hacemos ahora. Sí, y ni siquiera quiero pensar en la otra opción. Tiene razón y lo sabes. Tenemos que hacerlo y hacerlo ahora. Miren, no puedo permitir que la muerte de mi papá sea por nada. Sólo tómense un momento. Piensen en todas las veces en que él los ayudó a través de los años. Saben que lo hizo. Les aseguro que este lugar está repleto hasta el borde. Si hablamos en serio, realmente en serio de terminar con esto Radio esta es nuestra oportunidad. Bien. Este es el depósito principal de moneda extranjera en Canary Wharf. Trabaja con todas las principales casas de cambio de la ciudad de Londres. Es privado, discreto y tiene acceso sólo por una puerta. Hay una guardia mínima adentro, pero todo el lugar es monitoreado por circuito cerrado y hay alarmas de pánico con respuesta armada inmediata, de las que no tenemos tiempo de ocuparnos. Este lugar nunca ha sido robado, así que entraremos con ruido y sorpresa y nos moveremos rápido. Eddie nos dejará en el perímetro. Nos esperará del otro lado, cruzando el sótano hasta el punto de salida. Entraremos por la cerca en el lugar sin monitorear marcado en los planos. Las puertas se abrirán a las seis en punto y la furgoneta de seguridad legará y entrará. Se bajará un guardia. Uno se queda a bordo con el motor en marcha. Dos guardias llevarán el dinero al área de carga. Es aquí donde debemos ser rápidos pero cuidadosos. Toma segundos que transfieran el dinero al edificio. Como dije, tomaremos el dinero en transferencia y eso será todo. ¡Tú, baja la cabeza! ¡Las manos! ¡Llaves! ¡Al piso! ¡No se muevan! ¡No me mires, maldita sea! ¿Estamos bien? Estamos bien. Dije que no te movieras, maldita sea. ¿Para dónde, Jack? ¿Para dónde? Hacia la izquierda. A la izquierda. ¡Vamos, no paren! ¡Vamos! Estarás bien. Estarás bien. ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Frank! ¡Frank! ¡Cregan! ¡Cregan, se acabó! ¡Sam, muévete! ¡De pie! ¡Muéstrame las manos! ¡Muéstrame las malditas manos! ¿Qué haremos? ¿Qué haremos? No te preocupes. Nos iremos. Sólo vete. Vete nomás. Estoy jodido, viejo, sólo vete. Sólo vete. Vete, Jack. Sospechosos avistados. No pueden salir del pozo de la escalera trasera. Quédate aquí. Quédate aquí. Recibimos fuego. Repito, recibimos fuego. Tomamos acción evasiva. ¡Salga! ¡Fuera del auto! Muévase. Muévase. ¡Sammy, ahora! ¡Sam! ¡No, no, no! ¡No! Identifiquen al sospechoso. ¿Es Cregan? Repito, ¿es Cregan? Negativo, es Sammy Colen. Cregan está en libertad. No lo pierdan. La siguiente parada es West India Quay. Hola. Holly, habla Jack. Te enviaré una dirección por texto. Necesitaré que me veas allí cuanto antes. ¿Ahora? Ni bien puedas. Jack Radio Holly. Escucha, no tengo mucho tiempo pero tienes que decirme lo que sabes sobre mi papá y debes hacerlo ahora. La noche en que lo mataron Radio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *