Radio Uno Bogotá

Radio Uno Bogotá, Emisoras Radio Radio Uno Bogotá en vivo Colombianas Radio Uno Bogotá

Añadir a su sitio.

Vale. Igual es un sueño bueno, ¿sabes? Ya, pero Radio ¿Las vas a robar? No, no. ¡Mañana le pago! No voy a Radio Es amigo mío. De verdad. Te lo juro, es amigo mío. Vale. Me llevo esto también. Mañana le pago. Le conozco desde hace mucho. ¿No decías que la tienda era tuya? Sí, es mi tienda. Vamos a darle las buenas noches. Buenas noches, felices sueños. Que sueñes con los angelitos. ¡Cacahuetes! Sí. ¿Dónde están estos tíos? ¡Tíos! ¿Dónde están esos hijos de puta? ¡Chicos! ¡Mirad todo lo que ha robado! ¡Chica! ¡Muchas gracias! ¿Qué? ¿Qué dice? ¿Has robado cerveza? ¡No! ¿En serio? Deja de fingir. ¡Mala chica! ¡Mala chica! De acuerdo, voy a devolver la cerveza. Estábamos de broma. ¿Otra vez has robado? Me lo has dicho tú. Vamos a montarnos una fiestecita por la ciudad. ¡Eh, Victoria! ¡Ven aquí! Ven aquí, tío. ¿Sabes cómo se toman los chupitos? Te lo bebes. Te pones esto en la nariz. Te lo pones así. venga, va. Es un regalo de cumpleaños. Mío. ¿Te lo pones en la nariz? ¡Estás estupenda! ¡Increíble! ¡Deja ya esas s bi uales, tío! ¿Qué clase de marica eres? Toma, para ti. Chin, chin. Chin, chin. En alemán se dice “Zum Wohle”. También puedes decir “Prost”. “Zum Wohle”. “Zum Wohle”. Ah, ¿”Prost”? Venga, ¡”Prost”! ¡”Prost”! ¡”Zum Wohle” es mejor que “Prost”! ¡Habla bien alemán con ella! Encantada. Eh, ¡déjate de gilipolleces! ¡Se me ha caído el jabón, Boxer! ¡Se me ha caído el jabón! ¡ ! ¡Deja de decir tonterías! ¿Quieres un cigarro? No. No, gracias. Tengo cacahuetes, si queréis. ¿Sí? ¡Sí! Pistachos, ¿no? No, no son cacahuetes. Eso es turco. “Haselnusskerne”, “gerôstet”. ¿Qué es eso? Pues avellanas. Son avellanas tostadas. Ah, vale. Tostadas. Sí, pero no son cacahuetes. Vale. Oye, relajaos un poco. ¿Qué vais a hacer ahora? Es bailarín. ¿Sabes Radio ? He’s my private dancer Radio ¿En serio? ¿Sabes hacer acrobacias o algo? Es la hora del espectáculo. Mola. ¡Hala! Qué bueno. ¿Eres bailarín? ¡Tú no puedes hacerlo! ¡Al menos tienes a alguien a quien impresionar! ¡Ahora te mira alguien! ¡Tus s viejunas! ¿Armas? ¿Llevas armas encima? Pero ¿qué pasa? ¿Qué? ¿Qué? Una pregunta Radio Lárgate. Boxer, aparta. ¡Boxer! ¡Que os den! ¡Que os jodan, maricones! ¡Para ya, Boxer! ¡Deja de hacer el capullo! Aparta. No pasa nada. Boxer, pero ¿a ti qué te pasa? Por favor, tío, ¡que estamos de fiesta! Es su cumpleaños. Para de una vez. Boxer, por favor. Son unos idiotas. ¡Boxer! Cerveza. Sí. Birra. ¡Tío, siempre la lías! Relájate, oye. Cálmate. Está la poli. ¡Buenas noches! Baila conmigo por mi cumple, va. Vamos a fumarnos un peta. ¡Por la paz! ¡Paz! ¿Qué vais a hacer ahora? ¿Os vais ahora de fiesta? Nos fumamos un porro. ¡Por la paz! A veces me limito a disfrutar de la melodía, ¿sabes? ¡Qué hijos de puta! ¡Vamos a fumarnos uno aquí! Están dando la vuelta. . Estamos en el paso de cebra. No pasa nada. Tengo que irme. Coge la bici. No hacemos nada ilegal, pero vámonos de todas formas. Vámonos de aquí. Vamos a la azotea, tíos. ¡A la azotea! ¡Yo tengo que irme, chicos! ¿Adónde vas? ¿Adónde vas? Tengo que abrir la cafetería. Ahora vamos a Radio Vamos a la azotea. Tenemos una azotea privada. ¿Una azotea? Ahí vamos ahora. Vente. Yo te llevo a la azotea. No, yo te llevo. No, yo te llevo. ¡Venga! No puedes. Peso demasiado. Sí que puedo. ¡Chica! ¿Te vienes con nosotros? No te flipes tú. No voy Radio Me has tocado el culo. Sí, perdona. ¡Oye! Lo siento, no quería tocarte el culo. ¡Pues discúlpate! ¡Pero de verdad! Lo siento. Vale. Te lo he dicho. ¡No frenes! Yo no he frenado. Venga, conduce tú. ¿Así son los de Berlín Oeste? Los chicos de Berlín de verdad. Me has jodido el cigarro. Coge la cerveza. Eh, chicos. ¡No rompáis nada! Nos vamos adelantando. ¡Hasta luego! ¿Adónde? ¿Adónde? ¡Te queda bien, Sonne! ¡Adiós! ¡Adiós! ¡Me largo! ¡No pienso volver! ¡Voy con la mejor compañía! ¡Tíos! ¡Blinker! ¡Venga! ¡Chica! ¡Cállate la puta boca! ¡Chica, por favor! ¡Está gritando, colega! ¡Su puta madre! Chica, por favor. ¡Ven! Qué graciosos, todos en plan: “Shh”. Los vecinos están muy locos. ¿Quieres irte a dormir ahora? Vale. Fuss, ¿qué haces? ¡Ya voy! No podemos gritar. Vamos a relajarnos. De acuerdo. Los vecinos son unos capullos. Ah, vale. ¿Subís aquí siempre? Subimos aquí desde que teníamos Radio un año. ¿Todos juntos? Éramos bebés. Nos subíamos unos sobre otros Radio No. Pero sí, es nuestra. Vale. Dile por qué soy famoso. ¡Soy famoso! Soy famoso. ¡Que no soy marica, tío! Robó un camión cuando tenía once años. Robó un camión y cogió la autopista a Polonia. ¿Eso es verdad? No te rías. ¿Y eres famoso por eso? ¡Tenía once años! Salió en las noticias. Le hicieron una entrevista. A Blinker también. Su foto estaba en el periódico. Su foto, ¿sabes? ¡No hables tan alto! Es un decir. Blinker robaba a los repartidores de pizza. ¿Les robaba la moto? Les robaba a los que iban en las motos. Pero, chica, yo no lo hacía por las motos. Robaba para dar de comer a mis hermanos, ¡qué hijos de puta más gordos! Sin duda. ¡Por la pizza! ¿De qué la quieres tú? Este, la calzone. Este, la de atún. Este, la vegetal. Es caro, chica. Es muy caro. Por favor. ¿Qué es eso? ¡Cállate la boca! Le di una paliza a un tío.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *