Radio Uno Tunja

Radio Uno Tunja, Emisoras Radio Radio Uno Tunja en vivo Colombianas Radio Uno Tunja

Añadir a su sitio.

¿Qué? Le hice mucho daño. Le hice mucho daño a ese tío. ¿Y qué tiene eso que ver con el tatuaje? No soy mala persona. Solo hice una cosa mal, ¿vale? Ya, pero Radio ¿Te hiciste el tatuaje por eso? ¿Porque hiciste algo malo? Sí. ¿Qué más da? Estaba en la cárcel. ¿Has estado en la cárcel? Sí. Blinker le visitó. ¿Tres veces? Chica, le visité tres veces. Le di todo lo que quería. Todo. Fue muy buen amigo. ¿Cuántas veces Radio ? ¿Fumas? Si no fumas, pues no fumes. ¡Sí! ¡No me gusta! ¡No quiero que se enganche! Eres un santurrón. No creas que soy un mal tío, ¿vale? Todo eso ya pasó. Deja de reírte, idiota. No me río. No pienso que seas malo. Toma. Gracias, chica. Boxer, tío, que no me reía de ti. Me reía de otra cosa. Chica, por favor, ten cuidado. Es peligroso. Estoy bien. Sonne, tío, por favor. ¿Qué? ¡Hala! ¡Está muy alto! ¡Está muy alto! Es como Radio Oye, vuelve aquí. Vuelve a las sillas. Cállate la boca, ¿quieres? Mira. ¡No! ¡Chica! ¡No hagas eso! Da mucho miedo. Mucho miedo. Ven. ¿Tienes miedo? Por favor. ¿Tienes miedo? Nunca tengo miedo. ¿Eres valiente? Pues claro que sí. Mírame. ¡Mírame! ¡Eh, tía! Victoria, ¿por qué haces esto? ¿Quieres saltar? No. Tranquilos, que estoy hablando con ella. Oye, venga. Va, en serio. Oye, venga, va. Por favor. Por favor. Oye. Vente. Por favor, ven. Mira, yo también puedo hacerlo. Pero vámonos. Tengo que irme. Sí. Tengo que irme. ¿Por qué te vas? Tengo que abrir a las y necesito dormir un poco. Estoy muy cansada hoy. ¿Dónde está la cafetería? Es esa. Mira. No me da tiempo a ir a casa, dormir y volver aquí a tiempo. Vale, lo siento. Si quieres, te puedo llevar. ¿Sí? Sí. Porque tú no conduces muy bien. De acuerdo. Va, te llevo. Chicos, yo me voy. Tengo que trabajar. ¿Por qué? ¿Tú no trabajas? ¿Vas a llevarla a casa? Encantado. Igualmente. Fuss, ¡feliz cumpleaños! ¿Por qué te vas? Porque tengo que trabajar. Nos vemos luego. ¿Dónde? ¿Tú no trabajas? Solo voy a llevarla a casa. ¿Vas a volver? No te lo creas tanto. No soy un creído. Buen chico. Hasta pronto. Hasta mañana. ¡Adiós, gilis! Te esperamos aquí. Esperad sentados. ¡Menudo Casanova! ¿Te ha gustado la azotea? Me ha gustado mucho. Es un sitio guay. Ahora tenemos que estar en silencio. Porque en Alemania, nadie habla en los ascensores. Está prohibido. Venga ya. Está prohibido. ¡Te lo dije! ¿No quieres Radio ? ¿Qué te he dicho? Voy a saltarme la norma. ¡Voy a saltarme la norma! Ahora ya podemos hablar. Después de ti. Venga, te llevo. ¿Es por aquí, verdad? Sí. Espera. Un sorbo. Solo un sorbo. Vale. Súbete. No sé si voy a poder hacerlo. ¿Lista? Espera, espera. ¿Tú vienes del circo, verdad? Esto da más miedo que la azotea. ¿Eres un buen conductor o no? Soy un buen conductor. ¿Ves? Conduzco despacio, ¿ves? Sí. No pareces alemán para nada. Somos berlineses de pura cepa. Mucha gente llega y se cree de Berlín, pero los de Berlín somos nosotros. Nosotros somos el Berlín de verdad. Multicultural. ¿Dónde está la cafetería? ¿Todo recto? Todo recto, y luego te digo. Está a la derecha. ¿Estáis locos? ¡Que vais por la acera! Vaya idiota. ¿Que no sabes qué hora es? ¿Qué dice? Me está diciendo que no vayamos por aquí. ¿No podemos ir por aquí? Es un idiota. Da igual. Está enfadado porque no tiene mujer. Vale. ¿Ves la puerta? La veo. ¿Ves como soy buen conductor? Sí, lo eres. Gracias. Ha sido un placer conocerte. Para mí también ha sido un placer. Tenemos que repetirlo algún día. Sí, hay que repetir. Adiós. Ha sido divertido. Vosotros hacéis eso siempre. Solo dais la mano. Hacéis esto. No, no. Es que Radio Bueno, nada Radio Vale. No sé si tienes que volver a la azotea, pero si quieres pasar y tomar un café, o lo que sea Radio El problema es que, en realidad, es que no me gusta el café, ¿sabes? Soy más de chocolate. ¿Chocolate, sabes? Ya sabes, del que tienes que Radio ¿Sabes lo que te digo? Soy más de chocolate. ¿Eres más de chocolate? Sí, de chocolate. Dentro hay chocolate. ¿En serio? Sí. Pero yo me lo suelo tomar frío. Y muy fuerte. ¿En serio? Sí. ¿Chocolate doble? Sí, un chocolate doble. De acuerdo. Pasa. ¿Sí? Vale. Espera, te ayudo. Sí, por favor. ¿La dejo aquí? Sí, donde quieras. Ahí está bien. Está muy bien este hot Radio Ay, hotel, cafetería. Aquí no hay que susurrar. Sí, lo siento. Seguía con el chip de la azotea. Yo también. Bueno, pues, chocolate frío. Sí, frío, por favor. ¡Y doble! Chocolate doble para ti. ¿Cuánto dinero ganas aquí? ¿Aquí? Por hora. Pues no lo sé. ¿Cuatro euros? ¿Cuatro euros? ¡Tía, eso no es nada! Solo quieren Radio ¿Cuatro euros? Sí. ¿Pero te dan propinas o algo? Sí, a veces. Debería cargarme a mi jefe. Sí, ¡pues claro que te lo tienes que cargar! Soy pianista profesional. ¿lo sabías? ¿En serio? Sí, lo soy. Por favor. Quiero oírte. Vale, un poco. Espera, ¿esto es como el coche? ¿Tienes un coche, tienes una tienda y ahora eres pianista? Sí, mi tío era Radio Mozart. Sí, en serio, era Radio Mozart era tío abuelo mío. ¿Sí? Sí, en serio. Lo llevo en la sangre. Igual puedo enseñarte algo. Quiero verlo. Tengo las manos un poquito frías. Tienes que hacer esto. Sé cómo hacerlo. Soy un profesional. Vale, lo siento. No me des consejos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *