Rumba Sogamoso

Rumba Sogamoso, Emisoras Radio Rumba Sogamoso en vivo Colombianas Rumba Sogamoso

Añadir a su sitio.

¡No! Te vas a morir. Eso parece. ¡Ven aquí! ¡Sonne! ¡Sonne! Escucha, escucha. Vete tú Radio Vete tú ahora Radio Coge el dinero. ¿Qué? Nadie sabe quién eres. Coge el dinero. Vete a España. Vete. ¡Vamos! Sonne, voy a llamar a una puta ambulancia, ¿de acuerdo? Hola. Necesitamos una ambulancia inmediatamente. Sí, ¡ahora mismo! ¡Sí! ¡Sonne! ¡Sonne! Vale, escucha. Escucha. Está de camino. Viene ya. Sonne, mírame. Sonne, ¡mírame! Quédate conmigo, ¿de acuerdo? Ya vienen. Están de camino. Quédate. Mírame. Sigue conmigo. Sonne, conmigo. Quédate. Quédate. Sonne, no te vayas. Quédate. Quédate. Quédate. Quédate. No, quédate. Sonne, quédate. Sigue conmigo. Quédate. -Y Juan tampoco ha venido. Se va a armar la de Dios es Cristo. Tu Juan Radio -¡ sea! -¿Quién da la cara? -¿No eres el representante? Pues da la cara. ¡Maricón! Juan. (RADIO) “Acaban de escuchar una de las más célebres canciones de Mario”. “El artista ha abandonado Madrid con destino desconocido Radio tras terminar en el teatro Calderón su triunfal debut”. Vagón restaurante, segundo turno. Vagón restaurante, segundo turno. Perdón. ¿Me puedo sentar con usted? Sí. Una botella de champán, por favor. ¿Te gusta el champán? Según la compañía. Igual que a mí. Lo vi en su debut. Es usted un artista maravilloso. He oído comentarios acerca de la suspensión del espectáculo. Tiene usted enemigos muy peligrosos. Me llamo Silvia Hidalgo. Se va a enfriar la cena. Ve sirviéndola. ¡Ni hablar, cuando salgáis! Ya vamos, Balbina. Si la dejas otra vez, te mato. ¿Qué pasa? Nada. Pensaba en Mario. Siempre fue el más fuerte de los tres y ahora está solo. Le hemos dejado solo mientras ibas detrás de mí y yo, detrás de ti. Calla, calla. Hemos sido egoístas. Sólo pensábamos en nosotros mismos. ¡Qué buen artista es! ¡Y qué guapo! ¡Y qué buena gente! Hace ocho meses enviudé. Mi marido murió en París repentinamente. Era agregado militar de nuestra embajada. Tose Gracias. ¿No tengo aspecto de viuda? No. Es que fui artista. Me alejé del teatro cuando me casé. Pasaportes. Sírvase. -¿Adónde va? A Lisboa. -¿Piensa marcharse a América? No lo sé. -No se acerque a la frontera. -Señora. Muchas gracias. ¿No sabes lo que vas a hacer con tu vida? Ni idea. No sé si ir a Méjico. Allí tengo amigos exiliados. Estoy pensando que Radio el viaje a Buenos Aires dura días. Y sin un amigo a bordo, el aburrimiento puede ser mortal. Los porteños deliramos por la canción española. Por ti. Por los dos. Bueno, ya va siendo hora de irse. ¿No habíais hecho las paces? Tendré que arreglar las cosas. ¿Adónde vas? Tú te quedas conmigo. Tengo que dar una explicación. ¡Que no, Juan, que conozco a esa puta! Ni aunque me lo pida el moro Muza te vas de aquí. ¿O no? Las cosas del querer. Trueno ¡Sh! Música Decidle al señor alcalde, decidle al corregidor Radio que yo por Luis Candelas Radio me estoy muriendo de amor. Decidle que es un canalla, decidle que es un ladrón. Y que he dejado que robe Radio con gusto mi corazón. Que corra de boca en boca Radio esta copla que yo canto. Como si estuviera loca. Debajo de la capa de Luis Candelas Radio mi corazón amante vuela que vuela. Madrid te está buscando para prenderte. Y yo te busco sólo para quererte. Y la calle en que vivo está desierta. Y de noche y de día, mi puerta abierta. Que estoy en vela. Que estoy en vela Radio para ver si me robas, Luis Candelas. Anoche, una diligencia. Ayer, el Palacio Real. Mañana, quizá las joyas de alguna casa ducal. Y siempre roba que roba y yo por él, siempre igual. Queriéndole un día mucho y al día siguiente más. Y no importa que la gente Radio mi canción que va en el viento Radio traiga y lleve maldiciente. Debajo de la capa de Luis Candelas Radio mi corazón amante vuela que vuela. Madrid te está buscando para prenderte. Y yo te busco sólo para quererte. Y la calle en que vivo está desierta. Y de noche y de día, mi puerta abierta. Que estoy en vela. Que estoy en vela Radio para ver si me roba Radio Luis Candelas. Date prisa, niña. Hemos quedado con los representantes Radio de la productora argentina para cenar. Ya sabías que he quedado con mi Juan. Pues lo ves después de cenar. ¿No te digo que he quedado con Juan? -No se preocupe. Buenas noches, querida. -La esperamos en “Botín”. Eso, a perder tu vida con ese pianista de mala muerte. Voy a prohibir que te dejen entrar en el plató. ¿Qué dices? Mi vida es mi hombre. ¡Vete a la ! Te espero fuera. Que esperen. ¡Desairarlos con el dinero que tienen! Me voy a mojar. Yo prefiero ir andando. Lleve a mi madre a “Botín”. -Queda aquí detrás. Pues le da una vueltecita. -¡Qué fina eres cuando quieres! No quiero que te mojes. A ver si se te corre la pintura. Ríen ¡Juan! ¡Taxi, taxi! Hasta luego. A la venta de la Peca en la Dehesa de la Villa. -¡Taxi! No pierda de vista a ese coche. Espérenos aquí. -¡A divertirse! -¡Juan! -¿Qué haces aquí? -¡Deja a esa zorra! ¿Zorra yo? ¡Hija de puta! ¿No ves que no te quiere? ¡Déjanos vivir tranquilos! -Vete a la pensión. Hablaremos mañana. Vete. ¡No tienes que hablar con ésa! -¡Pepa, no te vas a salir con la tuya! -¡Pepa, Pepa! Disparos -¡Ayuda! ¡Ayúdeme! -¡Suéltenme!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *