Cardenal Stereo 94.7 FM

Cardenal Stereo 94.7 FM, Emisoras Radio Cardenal Stereo 94.7 FM en vivo Colombianas Cardenal Stereo 94.7 FM

Añadir a su sitio.

abres la ventana del cuarto de baño. Puede que así consigas vivir un par de años más. ¡No, señor! A mí no, Sr. Hallett. Si quiere trasladar a alguien a la cárcel, de acuerdo. Pero no va a ser a mí. No fue idea mía. Me lo han ordenado. No me importa quién se lo ha ordenado. Todas las calles de ahí abajo están llenas de asesinos Radio y Ud. quiere cambiar la ducha y el servicio de habitaciones que tengo Radio para enviarme a un cuarto con barrotes de hierro por toda comodidad. No, Sr. Hallett. Y por si no me ha oído, se lo repito: “No”. Es Ud. una reclusa. Hará exactamente lo que se le diga. Sólo si lo que me dicen es que vuelva a la segura celda de la penitenciaría. Pasé allí unos cuantos años sin que me dispararan ni hirieran una sola vez. ¿Y qué más le da que la trasladen allí o a la cárcel municipal? Porque en esta última estoy más cerca del estrado de los testigos, y ése es el último sitio del mundo al que desearía ir. Entonces es por eso, ¿no? Sí. No tiene nada que ver con la cárcel municipal. Porque ha decidido que, si de Ud. depende, los demás pueden reventar. ¿Acaso lo he mantenido en secreto? Lo único que ha hecho es protestar Radio hasta darse otra ducha o sacarnos comidas de dólares. Escuche, ¿quién ha sacado a quién de la prisión? ¿Fue mi policía secreta la que le sacó a Ud, de ella Radio para exponerlo durante dos días al riesgo de ser acribillado? ¿A qué viene todo eso? ¡Quiero salir de aquí! ¡Pero viva! ¡Y no seré testigo aunque me regale una vajilla de oro con fuentes de plata! Hola, Vince. Está en sus manos acabar con una Radio de las mayores amenazas de este país y dice que no quiere hacerlo. Exacto, y deseo que esa amenaza se entere de que no voy a colaborar. ¡Quiero que todos los periódicos publiquen que no voy a hacer nada! Así que lo único que le importa en el mundo es su escondrijo. Tómatelo con calma. ¿Cómo voy a calmarme? Este es el típico egoísmo que me revuelve el estómago. “¡Yo, yo, yo!” “¿Qué va a pasarme a mí?” ¡No le importa que el resto del mundo se queme si las llamas no la alcanzan! Tranquilízate. Basta de tácticas dilatorias. ¡Las balas no tardan nada en atravesar el cerebro! ¡Vaya! No me has sido de mucha ayuda. ¿Por qué no me has ayudado? Ya hemos insistido demasiado. ¿Ah, sí? Eso creo. Mira, anoche estuvieron a punto de matarla. La has estado sobornando con comidas caras. Diciéndole que es despreciable. Puede que lo sintiese así. Pero no tenías derecho a decírselo. Se trata de su vida, ¿sabes? Empezamos juntos a trabajar en este caso. Y parecías tener tantas ganas como yo de acabar con Costain. ¿Qué te ha hecho cambiar así, de repente? Puede que me haya hartado de tanto tiroteo. Mataron a Tonelli, hirieron a Willoughby. Ahora hemos de llevarla a ella a la cárcel municipal. Me estás dando más razones para que atrapemos a Costain. Puede que sean razones para nosotros, pero no para ella. Ella es la que ha de comparecer en el estrado de los testigos. ¡Me vas a hacer llorar! ¿Cómo es que sabes lo del traslado a la cárcel municipal? ¿Qué? ¿Qué quieres decir? Acabo de hablar de eso hace un minuto con Sherry. Es la única que lo sabe. Sr. Hallett, le llaman al teléfono. Muy bien. Aproveche para contarles a los periódicos cuál es mi posición. De acuerdo. Allá va nuestra última oportunidad. Vince. Lo siento. Quizás podría haber sido jefe de la policía Radio o senador de algún lugar si yo hubiera tenido el valor suficiente. No te preocupes. Gracias. ¿Qué ocurre? Willoughby murió hace minutos. Creían que se recuperaba, pero Radio ¡Oh, no Radio ! Seguro que cuando la alcanzaron, estaba intentando protegerme. Y ni siquiera se quejó Radio hasta que el doctor acabó de curarme. Yo Radio Yo Radio Era el tipo de persona que puedes perder cualquier día Radio sin que apenas lo noten. ¿Quién se ocupará ahora de su hija? ¿Quién se cree que es ese loco despreciable? ¡Matando a buenas personas como Willoughby! Pues será mejor que tenga cuidado porque alguien podría echarle Radio de este país y mandarle al lugar donde debería estar. Y creo que ya sé quien va a ser ese alguien. Un momento Radio Ya tiene Ud. a su testigo. Amigos, como es noche de domingo y me siento en plena forma Radio algunos de mis enemigos han lanzado el rumor Radio de que no he estado siempre al pie del cañón, que me dormía.. Radio mientras emitían los boletines de noticias. Pero Uds. me conocen perfectamente. Yo no suelo hacer ese tipo de trampas. Fred. Muy mala noticia lo de Willoughby. Sí. ¿Cuántos más deberán morir Radio en el traslado a la cárcel? Van a venir más hombres. Dales tú las instrucciones. ¿Quieres apostar algo a que no llega viva a la cárcel municipal? Estaba bromeando, Vince. Olvídalo. ¿Masters? ¿Sí? ¿Qué está haciendo Conley? Cambiándose de ropa para el traslado a la cárcel. Dice que si hay disparos, no quiere que se estropee Radio su vestido nuevo. ¿Sí? Soy Vince. ¿Puedo pasar? Claro, para ti estoy presentable. Esperaba tener la oportunidad de verte antes de que empiece el día D. Lo hago para distraerme. Escucha, ¿cómo sabes que Willoughby querría que declararas? ¿Por qué no iba a querer que ayudase a atrapar al tipo que la hizo matar?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *