Caracol Radio 100.9 FM Bogotá

Caracol Radio 100.9 FM Bogotá, Emisoras Radio Caracol Radio 100.9 FM Bogotá en vivo Colombianas Caracol Radio 100.9 FM Bogotá

Añadir a su sitio.

A nosotros no. Si pudiera fastidiar Radio a ese mezquino marido tuyo, subiendo al estrado, yo Radio ¡Fuera de aquí! ¡Sherry, por favor! ¡Maldita sea! ¡Fuera de aquí! Eh, Sra. Moran Radio ¿Me ha traído aquí para dejar que me insulte una mujerzuela, aunque sea mi hermana? ¡Si no te vas ahora mismo de aquí Radio tendré a partir de ahora una hermana calva y desdentada! ¡Roy tenía razón! ¡Eres tan mala como papá! ¡No mereces que nadie te ayude! Lo siento, Srta. Conley. ¿Por qué tenemos que comportarnos siempre así? Como perros rabiosos Radio en lugar de como hermanas? No ha sido sólo culpa suya. No. Me he puesto en contra de ella desde que ha entrado en esta habitación. Siempre ha sido así. Cada vez que nos vemos, yo no sé Radio por qué resurgen las viejas heridas. Lo he notado. ¿La ha visto? Parecía un conejo miedoso, asustada de todo. ¿Acaso me ha demostrado un ápice de responsabilidad fraternal? ¡No! Sólo porque eso podría perjudicar su maldita seguridad. Sí, ya sé. ¿Y qué ha conseguido? Un encierro en solitario con ese tipejo con el que se casó. ¡Qué vida! Apuesto a que notó que no es más que una desgraciada. De eso es precisamente de lo que yo quería hablarle. De afrontar responsabilidades. Sí. ¡Oh, ya lo comprendo! Pero he de estar segura de que esa responsabilidad es mía. Y suponiendo Radio que para ello no se necesite un enorme valor. Porque yo no lo tengo. Tiene mucho valor, Sherry. Trato de insuflarme ánimo. Pero hay que nacer con él. O puede que naciera con él y acabaran por quitármelo Radio ciertos miembros cercanos de mi despreciable familia. Quieto ahí, Arny. Está enfadado contigo porque anoche mataste a su hermano. Ahora lo haces todo a tu manera, ¿eh? ¿Por qué despistaste ayer al coche que te seguía? Hizo muy difícil que averiguase el sitio al que la habías llevado. Íbamos con una celadora muy lista. El tipo que me seguía llevaba un letrero luminoso Radio anunciando que iba detrás de mí. Y, además, supongo que creías tener Radio poca publicidad últimamente en las portadas de los periódicos. ¿O sólo pretendías demostrar lo bien que manejas la pistola? Fue tu matón el que trató de ganar una medalla, sin importar a quién disparaba. Iba a por la chica. Pues leyó mal las instrucciones. O creyó que querías dos por el precio de uno. La próxima vez aclárale bien quiénes son sus amigos, ¿eh? La próxima vez será muy diferente. ¿Quién es la otra mujer? Su hermana. ¿Qué pretendían llevándola? Quizás Hallett pensó que podría convencer a la chica para testificar. ¿Puede hacerlo? No lo sé. Me fui antes de que llegara. ¿Quieres saber mi opinión? Nadie podrá convencerla de nada. No tienes por qué preocuparte. ¿Te imaginas qué alivio me supone oírle decir que no debo preocuparme? Para eso le pago, para estar tranquilo. Y si algo sale mal, siempre puede decir que sólo era una opinión. “Aliarse con el enemigo para vencer a un tercero”, ése es el juego de Vince. Tú me pediste Radio Te pedí que te libraras de la chica Radio para que no pudiera molestarnos. Te lo he dicho, esperemos a Radio ver si nos molesta. Me lo pidió. Adivino que olvidaste contarme que ahora él lo maneja todo. No es eso lo que quise decir. ¿De veras? ¿No te vendría muy bien Radio que me echaran del país? ¿No sería una buena tapadera para un policía que ha estado Radio aceptando sobornos desde hace años Radio que metieran su apestoso pasado en un barco y lo mandaran lejos Radio a algún sitio desde el que no pudiera causarle más problemas. ¿Quieres que todo el mundo se juegue el cuello por ti? De todos modos, ella no hablará. A mí me gusta que todos se jueguen la vida cuando la mía está en juego. Sabes lo que te pasará si ella sale a declarar, ¿no? Mira, ni siquiera ha insinuado que fuera a testificar. Y tú ni siquiera has dicho nada de lo que harías si ella lo hiciese. El Sr. Costain quiere saber si puede confiar en ti, Vince. ¿Quiere que la tire por la ventana? Si no hubiera más remedio Radio Claro, con Hallett y agentes vigilando en todo momento. ¿Por qué iba a hacerlo si no hay ninguna necesidad? Porque mientras ella continúe en el hotel, nosotros podemos ayudarte. Cuando esta noche la trasladen a la cárcel municipal Radio tendrás que encargarte tú solo. Nadie va a trasladarla allí. Lo harán esta noche a las en punto. ¿Cómo lo sabes? Yo procuro saberlo todo Radio y estar siempre al tanto de todas las cosas que me conciernen. Así que, si quieres ayuda, deberás conseguirla antes del traslado. No hay manera de hacerlo. Te enseñaremos cómo. No quiero que te pierdas ni una palabra de lo que voy a decir. La próxima vez que nos encontremos, podemos celebrarlo a lo grande. Rodeados de montones de dinero. O si lo prefieres, puede ser lo último que veas Radio antes de que te llenen los ojos de tierra. Lo has dicho muy claro. Bien. Si haces exactamente lo que te decimos, no podrán culparte de nada. No es más de lo que has estado haciendo durante los últimos años. Sólo tienes que volver la espalda y no preocuparte de lo que ocurra. Sí. ¿Qué tengo que hacer? Dejar abierta la ventana del baño Radio un par de minutos antes de las . La hora es importante. Justo antes de las de esta noche,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *