Vida Fm Paipa 103.1 FM

Vida Fm Paipa 103.1 FM, Emisoras Radio Vida Fm Paipa 103.1 FM en vivo Colombianas Vida Fm Paipa 103.1 FM

Añadir a su sitio.

Costain. ¿Y qué me dice de Ud.? Pues si pienso en ello, incluyéndome a mí, aún me lo imagino menos, muchísimo menos. ¿Por qué no? ¿Por miedo? Llámelo mejor cobardía, Sr. Hallett. ¿No cree que podríamos protegerla? No querría ponerles a prueba, sabiendo cómo les afectaría eso si fallasen. ¿Y por qué me han traído hasta aquí si Pete podría habérselo dicho? ¿O es que ya lo han intentado Juegos y él ha visto los inconvenientes tan pronto como yo? Pete está muerto. No creo que haya muerto de viejo. Lo asesinó la banda de Costain. Yo no quería decirlo, pero ha quedado bien claro por mi parte. Fue una asesinato despiadado, ruin e innecesario. Como todos los demás que ha ordenado Costain durante los últimos años. Pues ya ha tenido tiempo para aprender. Parece no entenderlo, Srta. Conley. Tratamos de deportar a Costain. Y es responsabilidad de todos el que podamos lograrlo. ¿Es ésa su opinión? Sí, lo es. Y si alguien puede ayudarnos, es su obligación hacerlo. Sí, pero si ese alguien sólo ha recibido el desprecio de la sociedad, es indudable que ahora puede pensar en resarcirse de ello. ¿Se da cuenta de que es Ud. la única que puede ayudarnos? Me temo que le he hecho perder el tiempo, Sr. Hallett. ¿Perderlo? Verá, cuanto más lo pienso, más me parece Juegos que, en realidad, el destino de nuestro viaje fue las Indias del Norte. Fue a las Indias Occidentales. “Buenas noches. ¿Ha llamado Ud. pidiendo una de nuestras sabrosas cenas?” ¡No! ¿Oiga? Querría hablar con alguien sobre una langosta a la termidor. Sí, para comer. Puede pedir lo que le apetezca Juegos Me alegra oírlo. Pero cuando acabemos nuestra conversación sobre Costain. ¿Quiere decir que el tema aún no se ha agotado? No tome ninguna decisión definitiva Juegos hasta que lo haya pensado atentamente. Ya tomé mi decisión Juegos desde el momento en que supe que Pete no está entre nosotros. No niego que exista peligro. Pero puedo asegurarle que haremos todo lo que esté en nuestras manos Juegos para asegurarle toda la protección posible. Ya Juegos ¿pero cómo quiere que piense en ello Juegos si estoy medio muerta de hambre? Puede que no sepa exactamente que mis derechos como reclusa están Juegos fijados por las leyes vigentes. Sección , articulo : sobre la alimentación de los reclusos. Los reclusos recibirán comidas en períodos regulares durante el día. A las de la mañana, a las del mediodía y a las de la tarde. Hoy esos intervalos no han sido nada regulares. ¿Quiere comprobar lo que le digo en el libro de ordenanzas, Sr. Hallett? Srta. Conley, no dudo en absoluto de su palabra. Procuraremos ceñirnos a las normas. Sí, hágalo. Soy yo otra vez. ¿Qué pasa con esa langosta a la termidor? ¿Quiere Ud. que se la pida yo? Prefiero disfrutar haciéndolo yo misma. Muy bien. Pero antes de irme quiero asegurarle Juegos que nadie va a hacer nada contra su voluntad. Me temo que no es muy probable que eso ocurra, Sr. Hallet. Volveré más tarde. Bien. No, no quiero hablar con el gerente. Quiero hablar con la persona que cocina esas sabrosas cenas. Podría aprovecharse también, Willoughby. Esta noche invitan los contribuyentes. ¿Cómo ha ido? No esperaba mucho del primer intento. No ha saltado cuando tuvo la ocasión, ¿eh? Bien, ¿cuál es el plan ahora? Voy a hablar con el Gobernador de un posible trato en su sentencia Juegos y también de un par de cosas más. ¿Cuánto crees que tardará Costain en enterarse de que está aquí? Siento decir que tiene contactos en la prisión y en todas partes. Sabrá que la detuvimos y que no la hemos llevado a la cárcel, así que imaginará que la tenemos escondida. Bien, de momento haz el favor de ser amable con ella. Tratarla como una dama no perjudicará nuestra causa. ¿Se dará cuenta de lo que hacemos? No quedarían damas Juegos si cada vez que una de ellas actuase como tal, recibiera una bofetada Anda, cuida bien de ella. No nos será útil si no declara en el juicio. Ya, y si la matan tampoco. Pues sí. ¿Dónde está Conley? Quería ducharse. ¿Ducharse? Yo no veo nada malo en ello. ¿Como puede la policía haber caído tan bajo? La próxima vez que quiera ducharse, siéntese en sus rodillas. En serio. ¡Como vuelva a ponerme sus sucias manos encima, el comité de la prisión lo sabrá incluso antes de que pueda secarme! No volveré a perderle. ¡Maldito idiota! Ha perdido a ese fiscal y no sabemos dónde estuvo las últimas dos horas. Descubriremos a dónde la han llevado. No hay razón para enfadarse tanto. Lo descubriremos,.. ¿eh? Por de los grandes al año que te pago como abogado no pudiste descubrir Juegos que iban a utilizar a Tonelli contra mí. Yo no tengo tus magníficas fuentes de información, Ben. Sí Juegos ¿Y bien? Nada aún. Con el dinero que gasté para asegurarme que tengo gente en todos los sitios Juegos convenientes, ni siquiera han averiguado dónde esconden a esa mujerzuela. Han salido de la prisión con destino a la cárcel municipal hace tres horas Juegos y todavía no han llegado allí. A Tonelli pensaron esconderle en Staten Island. ¿Dónde habrán pensado en esconder a ésta? De todos modos, yo no me preocuparía mucho por ella, Ben. ¿No, eh? Quizás sea porque no están intentando echarte de tu propio país



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *