La Nota 95.7 FM

La Nota 95.7 FM, Emisoras Radio La Nota 95.7 FM en vivo Colombianas La Nota 95.7 FM

Añadir a su sitio.

¿Qué? ¡Oye! ¡Tim, mira quién llegó! Saluda a tu nuevo hermanito. A mí ¿qué? Hermanito. Tenía un millón de preguntas. ¿Quién es ese tipo? ¿Qué hace aquí? ¿Por qué el traje? ¿Por qué está tan gordo? ¿Por qué me mira así? ¿Sabe karate? ¿Qué está pasando? ¿Por allá? Bien. Bien. Desde el inicio, le gritaba a todos Juegos les daba órdenes. ¿Quieres esto? Algo era obvio. Él era el jefe. Puso su oficina descaradamente a la mitad de la casa. Organizaba juntas. ¿Llamaste? ¿Quieres a Señor Chillón? Muchas, muchas juntas. Incluso a mitad de la noche. ¡Desperté, desperté! ¡Ya vamos! ¡No tardamos! Si las cosas no se hacían a su inmediata satisfacción Juegos hacía un berrinche. ¿Y el biberón? ¡Hay que darle su biberón! Tenía a todos comiendo de sus manitas regordetas. A todos, menos a mí. ¡Pañal! ¡Biberón! ¡Pañal! ¡Biberón! ¡Papá, no puedo dormir! Ya sé. Tampoco yo. El bebé necesita mucha atención ahora. Bueno, hasta luego. Pero Juegos Tranquilo. Papi está aquí. Papi está aquí. Y yo, ¿qué? El año: . El alféres T-Rex y yo investigamos una invasión alienígena hostil. Es mucho peor de lo que creíamos. ¡Mamá, está desnudo! ¡Yo estoy desnudo! Di “desnudo”. ¡No! ¿Quién es el bebé de mami? ¿Tú eres el bebé de mami? No, es el fortachón de papá, ¿verdad? Uno de nosotros debe ir a la convención de mascotas. En Las Vegas. ¿Sabes qué? Ve tú. No, no. Ve tú. Necesitas un descanso. Yo me quedo con el bebé y tú Juegos Que el bebé decida. ¿Quién quieres que se quede contigo? ¿Papi o mami? ¿O papi? Quiere a su mami. ¡Bien, tenemos que hablar! En privado. Claro. ¿Sobre qué, campeón? Sobre el B-E-B-É-S. Sin “ese”, Tim. ¡Ese apareció de la nada! ¡No lo conocemos! No podemos confiar en él. Calma, solo es un bebé. ¿En serio? ¿Soy el único aquí que opina que ese tipo tiene algo raro? Uy, yo me encargo. Todavía sirve. ¿Tim? ¡Mírenlo! ¡Trae puesto un traje! Ya sé, ¿no es una ternura? Es como un hombrecito. ¡Siempre lleva un portafolios! ¿A nadie más le parece? ¿No sé, un poco extraño? Tú llevabas a Borreguita a todos lados. ¡Borreguita no tiene nada que ver! Cada bebé es diferente, Tim. Y cada uno es especial. ¡Se está apoderando de toda la casa! ¿Te estás apoderando de la casa? Claro que sí. Claro que sí. Créeme, un día conocerás mejor a este pequeño Juegos y entonces lo vas a querer con todo el corazón. Igual que nosotros. ¿Con todo el corazón? Jamás. ¡Hola! ¡Es hora de mis tres cuentos, cinco abrazos y canción especial! ¿Qué tal un cuento? ¿Tres abrazos y mi canción especial? ¿Solo mi canción especial? ¿Mamá? ¿Papá? Oigan. ¿No me van a arropar? ¡El lunes se lo doy, Sr. Francis! ¡No llores! No llores Juegos ¿Hola? ¿Hola? No, señora aún no. No, no son pretextos. Sí señora, sé que llevo aquí mucho tiempo. Créame, siento como si llevara toda la vida. Ya estoy progresando con los padres. El procedimiento habitual: privación del sueño, huelgas de hambre. Están muy confundidos. Los tengo comiendo de mi mano. Hacen todo por mí. Es divertidísimo. Pero creo que el niño sospecha algo. No. Yo me encargo. Sé lo importante que es esta misión para la compañía. ¿Misión? Créame, señora, soy el bebé indicado para el trabajo. ¡Manos arriba, bebé malvado! ¡Gas! ¡Popó! ¡Caca! Debo lidiar con el N-I-Ñ-O. ¡Puedes hablar! No, hablar de verdad. ¡Te oí! Bien. Puedo hablar. Veamos si tú escuchas. Consígueme un expreso doble Juegos y busca un buen lugar de sushi cerca. Mataría por un rollo de atún picante. Y cómprate algo para ti. ¿Quién eres? Solo digamos que soy el jefe. ¿El jefe? ¡Eres un bebé! Usas pañal. ¿Sabes quién más usa pañal? Los astronautas y los pilotos de carreras. Es eficiencia, Templeton. El niño promedio pasa unas horas al año en la bacinica. Soy el jefe. No tengo tanto tiempo libre. Pues no eres mi jefe. Sí soy tu jefe. No. Que sí. Que no. ¡Que sí! ¡Que no! Que sí. ¡Que no! Que sí. ¡Que no! Que sí. Que sí. Que sí. Que sí. Yo llegué primero. Espera a que mamá y papá se enteren. Ah, ¿sí? ¿Crees que te elegirían en vez de a mí? ¿Con tu historial? No sabes nada de mí. Conque eso quieres, ¿no? Veamos. Templeton, Timothy. Segundo nombre Juegos Lo siento. ¡Leslie! Notas mediocres. ¿Cómo sabes tanto? ¿No sabes andar en bici sin rueditas? Hasta los osos saben andar en bici sin rueditas, Leslie. Tienes años. Siete y medio. ¡Siesta! ¿Qué decías? Tengo siete años y medio. ¡Exacto! Eres viejo. Es momento de abrir paso a la siguiente generación. Así funciona el mundo. No le pedirías a tus padres un juguete viejo. ¿Borreguita? Todos quieren lo de moda. Destruye. Destruye. ¡Borreguita! Tengo baterías nuevas. ¡Pum! Mamá y papá ni siquiera te conocen. ¡Me adoran! Ah, ¿sí? Has la cuenta, niño. Hay una cantidad limitada de amor. Es como estas cuentas. Solías tener todo el amor de tus padres. Todo su tiempo. Todo su atención. Tú tenías todas las cuentas. Pero luego llegué yo. Los bebés requieren mucho tiempo. Necesitan mucha atención. Reciben todo el amor. Podríamos compartirlo. Es obvio que no estudiaste Economía. Mira, Templeton, los números no dan. No hay suficiente amor para los dos. No hay suficiente cuentas. Y, de pronto, ya no hay espacio para Tim. Tim ya no cabe. ¡Ay, no! ¿Y Tim? Así que silencio. Fuera de mi camino. O habrá recorte de personal. No te pueden despedir de tu propia familia. ¿O sí? ¡Despierta, enano! Son las a.m. ¡Despierta, enano Juegos ! ¿Para qué? ¡Levántate para un desayuno nutritivo! Son las a.m. ¿Qué sucede, Timothy? ¿Ese enanito te puso triste? ¡Lanzaré una gran maldición sobre él! ¡No pasará! No tiene caso, Maguín. Tiene engañados a mamá y papá. Si supieran lo que sé, no lo dejarían quedarse. Tal vez tus padres necesiten que les abras los ojos. ¡Con una gran maldición! ¡No pasarán! Sí. Debo abrirles los ojos Juegos ¡con pruebas! ¡Eso necesito, pruebas! ¡Revela su magia negra! Probando, probando. Probando, probando. ¡Quizá puedan regresarlo! Y que les devuelvan su dinero. ¡Podemos comprar una casa inflable! ¡Buena suerte, Tim! Son las : a.m. Ninja. Ninja. Ninja. Ninja. ¡Bebés por todas partes! Se propagan. ¡Mamá! ¡Papá! ¿Qué sucede? ¡Es una invasión! ¡Es un día de juego! Qué buena foto. Es una junta, y tú no vas a asistir. Vamos. Eso ya lo veremos. Gracias por venir con tan corto aviso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *