Emisora Claridad 1020 AM Medellín

Emisora Claridad 1020 AM Medellín, Emisoras Radio Emisora Claridad 1020 AM Medellín en vivo Colombianas Emisora Claridad 1020 AM Medellín

Añadir a su sitio.

El que le fue dado cuando vino al mundo. ¿Está listo? Entonces coja su stance. Golpee esa bola. Ponga todo su empeño. Ahora es el momento. Permítase recordar. Recuerde su swing. Eso es, Junuh. Relájese. Así está bien. Ahora es el momento. Vamos, Hardy. Eh, Bagger. Eres un caddy increíble. Hago lo que puedo con los instrumentos que tengo. Aún no hemos acabado. En el hoyo , Junuh recuperó su swing. JUNUH IGUALADO Tienen derecho a parar el partido Radio Radio debido a la oscuridad. La gente nos colgará por los pulgares si no acabamos. ¡Está bien! El partido continúa. Ahora necesitaría ayuda del sindicato de sirenas. ¡A los coches, muchachos! Quiero todos los coches en fila Radio Radio y con los faros encendidos. Me da igual si son cocineros o policías de Savannah. ¡A los coches! ¿Dónde está su marca? Fuera del recorrido. ¿Tiene un golpe claro? Hagen resucitó de entre los muertos. Dame un cigarrillo. Levantad la bandera por si emboco. Les encantará. Un hierro . Coge mis zapatos. ¿Qué pasa? Spec ha levantado la bandera por si emboca. Echaré de menos a Walter. Ponga todo su empeño. La bola se ha movido. No. Se ha movido. Debo penalizarme con un golpe. ¡No! ¡No lo haga! ¡Por favor, no lo haga! Sólo lo hemos visto Vd. y yo. Y no diré nada, lo juro. Nadie lo sabrá. Lo sabré yo, Hardy. Y tú también. ¡Tienes que decirle que no lo haga, Bagger! Es una regla estúpida que no significa nada. Eso debe decidirlo el Sr. Junuh. Nadie quería la penalización. Ni siquiera Jones y Hagen. No era forma de ganar el partido. Quizá te has equivocado. Pudo moverse antes de tocar las ramas. Quizá no se haya movido. La luz juega malas pasadas. “Una bola se mueve si deja su posición original Radio Radio en un grado mínimo. Pero no, si oscila Radio Radio y vuelve a su posición original”. ¿Ha cambiado? ¿Está seguro? A veces la bola puede vibrar Radio Radio y luego volver a su sitio. La bola estaba ahí y rodó hasta aquí. Dale rápido antes de que lo pienses dos veces. Te vas. Sí, señor. Me voy. Te necesito. No. No me necesita. Ya no. Hay Radio Radio un asuntillo sobre unos cinco dólares. Estaban garantizados. Sí, es verdad. Espero que no necesite los zapatos ya. Los he dado de sí. Gracias, señor. Es todo tuyo, Hardy. Encárgate de él. ¿Quieres que Radio Radio te sustituya? ¿Me vas a dejar? Sólo por un ratito. Coge la bolsa del Sr. Junuh. Y llévala derecha, ¿entendido? ¿Pero y si pasa algo Radio Radio y no sé qué hacer? Presiento que lo descubrirás. Pero volveremos a vernos. Un momento. ¿Qué pasa? ¡No puede dejarlo ahora! Vd. es su única oportunidad. Tiene que quedarse. ¡Si se va así Radio Radio no volverá a hacer de caddy en Georgia! ¿Me oye? ¿Cómo va Junuh? con la penalización. Éste es el . No puedo hacer nada mejor que esto. A juzgar por el aplauso, se diría que la bola ha dado en la copa. Un partido interesante. Ya lo sabía. Está bien, apártense todos. Retrocedan. Hagen y Jones tenían dos golpes. Junuh tenía uno más. Si alguno de ellos embocaba Radio Radio Junuh perdería. ¿Qué opinas, Hardy? Bueno, el aire nocturno se ha enfriado. Yo supongo Radio Radio que hay rocío en la hierba más caliente Radio Radio y eso frenará la bola. ¿Por qué no te vas al lado de tu padre? ¿Está seguro? Venga. Vete. Es un golpe difícil. Emboque. ¡Rannulph Junuh, de Savannah, Georgia, ha empatado Radio Radio con los Sres. Bobby Jones y Walter Hagen Radio Radio en el partido de golf más impresionante de la historia! Ése fue el último partido Radio Radio que Bobby Jones jugó en competición. A partir de entonces Radio Radio Walter Hagen sólo jugó partidos de exhibición. Y en cuanto al capitán Junuh Radio ::, –> : Yo soy Elisabeth Baumgartner. Pueden llamarme Liesl.. Escrito con “S”. ¿Y quién es usted? Bueno. Yo soy Johann Radio Radio Austri. ¡Austri, que nombre tan gracioso! Nunca lo había oído. ¿Puedo presentarle a mi hija Luise? Soy Aloisia Strenberger, Su Al Radio Ahí está Nannerl. ¡Casi nos olvidamos de ella! Es la hija de nuestro Jefe de correos en Aussee, Anna Plochl. Le sugiero que demos un paseo con las damas. Hacia Grundisee. Luego iremos en barca al baile de Ladner. ¡Síganme, por favor! ¿Prometo demasiado? ¡Es la perspectiva! Es muy divertido. De hecho, viene de Viena. ¡Bienvenido! ¡Ahora toca mi baile, señor Austri! ¡Discúlpeme! ¿Puedo pedirle el próximo baile? Necesito un breve descanso. Pero con mucho gusto. ¡Vamos! ¡Bailemos! ¡Dirndl, espabílate! ¡Date prisa! Dígame, ¿cómo es que están realizando un evento a mitad de la semana? ¿Por qué se han vestidos todos con trajes de fiesta? ¿Por qué me lo pregunta? No puedo mentir. Entonces diga la verdad. Pero no puedo. ¿No puede decirme la verdad? No puedo. Pero la verdad no es nada incorrecto. ¿Verdad? Por supuesto que no. Bueno. Nos hemos puesto nuestras mejores ropas, porque hoy es un día especial, ha venido a visitarnos Su Alteza Imperial. Sí, sí. Por eso me ha perseguido la pequeña Liesl. Por favor, no se enfade. No, no. Será nuestro secreto. ¡Señor Austri! ¿Dónde estaba? ¡Venga! ¡Nos falta un bailarín! ¡Quiero pedirle un baile! ¡Le pido este baile, Señorita Plochl! ¿No está cansado, Alteza? ¿Después de la caminata de once horas? De tantos bailes. Ah, con cada paso que doy, con cada baile, me vuelvo más joven. Aumenta mi energía con cada actividad. El jefe de correos de Aussee, Zahibruckner, Radio ¿Plochl? Sí. ¿Lo conoces? Sí, muy bien. Había muchos aspirantes al puesto de Jefe de Correos en ese momento. Todos fueron interrogados a fondo sobre su pasado. Sí, sí. Por supuesto. Es un puesto de responsabilidad, el de Jefe de Correos. Y su hija Radio Anna. Sí. Es una persona encantadora. Tiene una reputación intachable. Reputación intachable Encantadora. Si Su Alteza desea que haga algo. Bueno, si cree que es lo correcto, entonces hágalo. ¡Buenas noches! ¡Buenas noches, Alteza! ¡Padre está aquí! ¡Padre está aquí! ¡Vamos! ¡Vamos! ¡Seppl debe practicar! Padre ha vuelto. ¡Toni, vamos! Tengo que terminar. ¡Continua! Nanni, ¿por qué estás tan agitada? ¡La cena está lista! ¡Padre está aquí! ¡Vuelve inmediatamente! ¡Aquí está mi princesa! Padre, ¡me alegro que estés de vuelta! ¡Es para ti! Sabes, el Archiduque ha venido a Aussee.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *