Radio Munera

Radio Munera, Emisoras Radio Radio Muneraen vivo Colombianas Radio Munera

Añadir a su sitio.

De todo. Que no se te escape nada. Hailey, vete a la morgue de Jersey. Y sigue la pista a esto. Vale, jefe. Venga, Les, vete con él. ¿Qué quiere que haga yo, jefe? Quédate ahí sentado como de costumbre. El de la limpieza vendrá a las y te quitará el polvo. Parece que va al Hospital de los Franciscanos. Siempre serás un desastre. ¿No reconoces esa sirena? Eso es de urgencias. ¿Urgencias? Sí, urgencias. Bueno, entonces estamos fuera. ¿Quién dice eso? Wallingham tiene eso cogido, ¿no? Lo tiene comprado. Sí, él paga y yo lo consigo. Canalla. ¿O sea que también estás metido allí? Escucha, . Allí no tengo nada, ¿entiendes? No tengo nada. Lo tiene todo Wallingham. Pero cuando llega algo interesante a urgencias, el pequeño Jamesy se entera. Deprisa, muchachos. Hola, Johnny. Hola, Paddy. ¿Qué pasa esta vez? Solo una anciana. No me digas. Andaba por el café de Babcock. Vivía de comer lo que dejaba la gente. No me digas. Sí. Un decidió quitarse de en medio poniendo cianuro en su sándwich. No me digas. Sí, y se quitó de en medio. ¿Sí? Sí, se comió la mitad y tiró la otra mitad. ¿Sí? Y ella se la comió. ¿Y se murió? Se murió. ¿Entonces, qué? Se acabó, está muerta. Mira bajo la ropa, Benton, a ver si encuentras alguna marca distintiva. Pobrecita .Radio Muerta de hambre. Un crimen. eso es lo que es. Una vergüenza para nuestra civilización. En medio de la abundancia, esta pobre criatura se muere de hambre. Doctor, haga el favor de mirar esto. ¡Doctor Forbes, bonos! Bonos del ferrocarril. Su ropa está forrada con ellos. Válgame Dios. Quite ese forro. Mire, acciones, bonos. Más bonos. Llaves, acciones, bonos, más bonos .Radio Llaves de cajas de seguridad. Más bonos .Radio Apuesto a que esto son joyas. Santo cielo .Radio ¡Qué preciosidad! Oro. Era un banco ambulante. Póngame con el Oficina del Sr. Wallingham. No cuelgue, por favor, le paso. La Srta. Martin al aparato, la ayudante del Sr. Wallingham. Sí, un momento. Blair, de urgencias. Solo quiere hablar contigo. Adelante. Hola, Wallingham al aparato. Hola, Blair. ¿Hola? Fenomenal. Lo has hecho estupendamente. Un momento, ¿cogiste los números de las cajas de seguridad? No se me ocurrió. Bien, lo haré, de acuerdo. Si haces el favor. Llámame. Gracias. ¿Un buen soplo? Quizás. ¿Qué es? Una anciana indigente con la ropa forrada de valores de primera. Qué emocionante. Una buena oportunidad para nosotros. Me encanta tu entusiasmo. Bueno, ¿es que no te emociona a ti un poco? Bueno, francamente, sí. Confieso que siento un hormigueo cuando pienso en el solterón ajado .Radio o en el pobre oficinista acosado a los que llevarás la buena nueva de que acaban de recibir una gran fortuna. Eso diría yo. Hay mucho interés humano en este chanchullo. Mi querida niña .Radio Por favor, no te refieras a nuestra empresa como chanchullo. Nunca. Nosotros sacamos comisiones, ¿no? ¿No merece el obrero su salario? Tienes tantos sentimientos hacia esos pobrecitos. No eres un tramposo o un marrullero como .Radio Como algunos de nuestros competidores. ¿A quién te refieres? Yo no digo ningún nombre. Creo que sé a quién te refieres. La Srta. Martin al aparato. Sí. Blair. El Sr. Wallingham está aquí. Sí, Blair. Sr. Wallingham .Radio Tengo los números de esas cajas de seguridad. Bien. Apunta esto. , , , , y . ¿Farmers Loan and Trust? Bien. Ya verás que no soy desagradecido, Blair. Adiós. Es mejor que atiendas este caso personalmente. Me pondré con ello antes de que Jimmy Corrigan y sus Tarzanes se enteren. Un momento. Corrigan no recibe soplos de urgencias. No me fio de él. Sobornaría a un cadáver para que se levantara y llamara. Pareces saber mucho de ese Jimmy Corrigan. ¿Cómo no? Trabajé en su oficina meses, no lo olvides. No hay mucho acerca de Jimmy Corrigan y sus métodos que yo no sepa. Es inestimable tenerte aquí sabiendo tanto de Corrigan y de sus peculiares métodos. Eres muy estimulante. Necesito un corte de pelo. ¿Oiga? Póngame con Farmers Loan, por favor. ¿Eres tú, Viola? ¿Dónde está Ronnie? Acaba de salir a por tabaco, Srta. Martin. ¿Ah, sí? Bien, Viola. Qué raro. ¿Qué? Cada vez que nos llega un soplo a esta oficina, Ronny Gatson sale a comprar un paquete de cigarrillos. Ya veo, y tu instinto femenino te dice .Radio Me dice que voy a salir a por un gran cigarro puro. Hace tiempo que tengo esta sospecha. Haz el favor de coger la llamada de Farmers Loan y entérate de a nombre de quién estaban registradas esas llaves. Gracias. Parece un buen soplo, Sr. Corrigan. El Sr. Wallingham estaba todo exaltado con ello. ¿Qué? Oh, no se preocupe, Estoy llamando desde abajo, en el vestíbulo. Ya sabe el viejo truco de salir por tabaco. Mejor se pone con ello, Sr. Corrigan. Nuestra oficina ya está trabajando. Acuérdate de poner los calcetines, chaval. Santa Claus no te va a olvidar. Bien, adiós. Adiós, chaval. Apúntale otra a Corrigan. Un momento, Sr. Gatson. Srta. Martin .Radio Buen trabajo, ¿cuánto te paga? Bueno, seguro que yo no .Radio No es bastante. ¿Qué pasa con el desgaste de tu reputación? Yo le juro .Radio No me vengas con esas. Lárgate. Srta. Martin, Srta. Martin, le juro .Radio Te tiraré el sombrero por la ventana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *