Radio Única Pereıra

Radio Única Pereıra, Emisoras Radio Radio Única Pereıraen vivo Colombianas Radio Única Pereıra

salieron corriendo, como si les quemaran los pantalones. Ya veo. ¿A qué hora fue eso? :, :. Mire a la cara a este hombre. ¿Es este el hombre que vio? Sí, es este. Este tipo está ciego. ¿Estuvo aquí antes esta noche? No. ¿Viaja con una mujer y un perro? No. ¿Sería capaz de identificar al perro? Sí, por supuesto. Era un perro salchicha. Bien. ¿Así que nunca había estado aquí? ¿Viaja sólo? Hay que encontrar al perro. El perro es la clave. ¿Por qué iba a querer matar a alguien? Cállese. Se equivocan de persona. Cállese. Eso ya lo dijo antes. ¿Qué es usted, un loro? ¿Usted habla inglés? ¿Es usted Charlie Chan? Llévenselo al coche. Embarazada. Yo también tengo una pulsera que me gustaría enseñarle. Espero que le valga, porque es mi deber, monsieur, informarle de que está detenido como sospechoso de asesinato. ¡Busca un maletero! ¿Sí, señor? Maletero, venga aquí. La tengo. ¿A dónde va, monsieur? Mar, ¿a dónde va? Cuál es el viaje más largo que se puede hacer desde esta estación? Madrid. Pues va a Madrid. ¡Esto es demasiado dinero! ¡Págale! Ay, Dios, te quiero. ¡Sí! Me casé con un genio. Abróchate la camisa. Pareces tu madre. Lo siento. Nos movemos, Marilyn. Nos movemos. Lo conseguiste. ¡Somos libres! Monsieur, su maleta iba en el tren equivocado. Muchas gracias. Gracias, pero no, gracias. ¿Qué? ¿Eh? Un túnel. ¿Cómo se dice en francés? Les tune-al es la miedo. Eres brillante. ¿Algo que declarar? Sólo mi amor y respeto por su magnífico país. ¡Vive la France! ¿Cuál es su maleta, monsieur? ¡No está! Estaba justo ahí. Si quiere mi opinión, este tipo es algo sospechoso. Esta es mi maleta. Ábrala, por favor. Claro, Es una vieja maleta corriente. Me la regalaron por Navidad. He viajado mucho con ella. Veamos lo que hay aquí. Lo de siempre Juegos camisas, ropa interior, calcetines. Cariño, no te olvidaste el diafragma. ¿De quién es esa maleta? No tengo ni idea. Nunca la había visto. ¿Y tú, cariño? ¿La maleta? No. Nunca. Nunca. ¡Mienten! Vi cómo el maletero se la daba. Este tipo lleva países durmiendo. No vio nada. Silencio. Yo en su lugar no la abriría. Tiene un olor extraño. Cu-cu. Buenos días, Alfonso. Qué mañana más estimulante, ¿eh? Y qué mujer más excitante es usted. Tengo que decir que esta mañana está particularmente bella, más radiante incluso que anoche. Alfonso. No puedo contenerme. Desde el primer momento que vi Juegos el brillo que salía de su caja de seguridad Juegos Alfonso Juegos ¿Amor mío? Algo muy raro está ocurriendo. Sí, lo sé. Yo también lo noto. Dos corazones latiendo como uno. Allí, Alfonso, allí. ¿Allí? Esa mujer trata de matar a un perro. Llame a la policía. Llamen a la policía. Ya han oído a la señora. Y una botella de champán. ¿Cuánto tiempo han trabajado como criada y mayordomo para Madame Van Dougen? años. en mayo. ¿Y siempre la dejan aquí sola por la noche? Jamás. Hemos estado aquí cada noche por semana durante años. en mayo. ¿Y anoche? No estaban aquí. No. ¿No? ¿Por qué no? Recibimos una llamada durante el día. Acerca de mi hermana. Era un hombre. Dijo que Brenda había tenido un accidente de coche en Saint Cloud Sur Mer. Nos fuimos en el tren de las :. ¿Resultó herida grave su hermana? No. No hubo ningún accidente. La llamada fue una broma estúpida. Quizás para sacarnos de la casa. Quizás. Siéntese. ¿Inspector? Siéntese. Por supuesto. ¿A qué hora salieron de la villa? :. ¿Y qué hicieron antes de irse? Le preparamos la cena a Madame Van Dougen, un poco de sopa minestrone, unas tostadas con queso. ¿No hicieron nada más? No, nada. ¿Les pareció todo normal antes de irse? Completamente. Madame. Madame Van Dougen vivía con su hija o su nieta, ¿es correcto? Oh, no. Vivía sola. ¿Entonces de quién es esto? De Madame Van Dougen. Verá, era bastante pequeñita. Por eso le gustaba que todo lo que la rodeaba fuera tan pequeño, incluyendo su perrito. El perro salchicha. Madame Van Dougen lo perdió hace una semana en Roma. Dos americanos lo encontraron e iban a devolverlo ayer por la noche. ¿Un hombre y una mujer? Sí. Díganme, ¿han oído hablar de un hombre llamado Augie Morosco? No, nunca. Muy bien. Voy ahora. Hemos encontrado



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *