Radio Vida

Radio Vida, Emisoras Radio Radio Vida en vivo Colombianas Radio Vida

No puede hacerme ningún daño. ¿Está seguro? De verdad, estoy seguro. Bien, el . ¿? ¿No está bien? Oh, no. El está bien. El de la suerte. Usted es americana. Sí. De New Jersey. Cuánto lo siento. Tampoco está tan mal. No, quiero decir que siento no haberme presentado. Soy Hercules Popodopoulos. De Atenas. Marilyn Schwary. De Newark. . Negro. ¡Fantástico! ¡Ganamos! ¡Gané! ¿ francos? Lo siento. ¿La cantidad no es adecuada? ¿Está pensando en traer amigos? Oiga, puede que este sea el aspecto de las fulanas en Grecia, pero no soy una fulana, soy un ama de casa. ¡Nosotras lo hacemos gratis! Pero, madame. Querida, por favor. Esta es su parte de las ganancias. Es la costumbre. Yo gano Juegos usted se beneficia. Debe arriesgar esta ficha en una tirada. Por favor. Por favor. Hagan juego, señores. . ¿? No va más. . Negro. ¡Extraordinario! ¡Otra vez! ¡No me lo puedo creer! ¡Nunca me había pasado algo así! Ya tiene francos. En dólares. Eso son dólares americanos. ¿$? Hagan juego, señores. Madame, la mesa espera. Y si apuesto todo al otra vez, tendría Juegos Medio millón de dólares. ¡Medio millón de dólares! O nada. Hagan juego, señores. No puedo. En la mesa de juego, como en la vida, arriesgarlo todo requiere valor. Voy a jugármelo todo al . Madame, admiro su insolencia. Es el vestido. Lo enseña todo. Me muero de hambre. Si tuviera una barbacoa, me comía al perro. ¿Se supone que eso tiene gracia? ¡Oh! ¡Estás escuchando! ¿Sabes que es la primera vez que me diriges la palabra desde que cruzamos la frontera? Vale, fírmenos una tregua. ¿Qué me dices? Bien, qué te parece esto: cobramos la recompensa, volvemos aquí, te invito a una buena cena, un poco de champán Juegos No me hagas perder el tiempo. No hay ninguna posibilidad de que me líe contigo. Está fuera de toda duda. Este es un acuerdo de negocios. Limitémonos a los negocios. ¿Quién dijo algo de liarse? Cariño, tengo algo que decirte. Estoy harto y lo último que quiero es que me vean con una mujer que lleva unas mallas de Chernobyl. ¿Es que nunca te callas? Qué lástima. No va más. ¿Qué hay que hacer para que te den una copa en este sitio? ¿Pedorrear el himno nacional francés? Negro, nena. Tiene que ser negro. Negro, nena, vamos. , rojo. ¡Rojo! ¡Esperen! Alguien movió mi apuesta. ¡Estoy seguro de que aposté al rojo! Monsieur. ¿Qué? ¡Señor! Baje la voz, por favor. Está usted en Montecarlo. Ya sé dónde estoy. cada uno. “Rollin’, rollin’ on a river Juegos ” Muy bien, ¿qué pasa aquí? Morosco. , rojo. ¡, rojo! ¡Rojo, te quiero, rojo! Hola. ¿Me recuerda? Soy Neil Schwary. ¡No! , , y . ¡Un triángulo! Apártese de mí. ¿Qué hace aquí? Yo estaba en el tren. Usted tenía un perro. Yo a mi mujer. ¿Recuerda? ¡No! ¡Lárguese! ¿Dónde cayó? ¡Me la quedo! ¡Déjela ahí! ¡Es mi número! ¡Cómprese un sombrero! ¡Vamos allá! ¿Qué pasa? ¡Hablen, amigos! ¿Qué tal voy? ¡Hola! ¡Woo-Hoo! ¿Ha ganado eso? ¡Esto es mío! ¡Esta es mi noche! ¡Voy como un jorobado haciendo piruetas! ¡Sí! ¡Eso es jugar! ¡Apártese de mí! ¿Qué pasó con los Jugadores Anónimos? ¡Estoy en poder de una fuerza mucho mayor que yo! Sí. Conozco esa sensación. ¡! Marcado. . Juegos ¡Por favor! Por favor. Necesito su ayuda. Adiós. Espere. Apueste por mí. Jugaré los mismos números que usted. ¡Adiós! ¡Estoy desesperado! Soy compasivo. Deme su dinero. Estoy arruinado. Adiós. ¡Espere! Présteme algo para la primera apuesta. Por favor. Esta noche me jugué una fortuna. Puede que tenga que vender mi negocio. Ya sabe cómo es. A usted le ha pasado. ¡Por favor! De acuerdo. Deje de arrastrarse. ¡No me importa! Levántese. Es usted un gran hombre, Morosco. Esta noche voy a hacerle rico, Neil Schwary. ¡Sí! Pero antes tengo que encontrar los lavabos. ¿Y perder un tiempo precioso? ¡Camarero! ¡Traiga una taza a este hombre! ¿Quién es? Mi mujer. Le acompaño en el sentimiento. Elena, cariño. Augie, ¿qué estás haciendo? Pensé en pasar por el casino y saludar al personal. Quizás hacer alguna pequeña apuesta. ¡El y el , ahora! ¡Sí! Eres incorregible. Ni siquiera vienes al hotel. ¿Te bajas del tren y vienes directamente aquí? No, Elena, no lo entiendes. ¡Estoy en racha!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *