RCN La Radio Medellín

RCN La Radio Medellín, Emisoras Radio RCN La Radio Medellín en vivo Colombianas RCN La Radio Medellín

Un veterinario Juegos un médico de perritos. Eso, para poder cruzar la frontera. No, está perfecto de salud, de verdad. Claro que está aquí. No va a estar en un café. ¿Quiere hablar con él? Muy bien, claro. No cuelgue. Bonita vida. ¿Ha oído? Se animó al escuchar su voz. Oiga, perdimos el último tren, así que tenemos que coger un autobús. Un buso, busti, busi. Eso, un autobús. Estaremos ahí dentro de un rato, hacia la una. Podemos acercarnos, pero ya es un poco tarde para Juegos ¿Madame Van Dougen? ¿Se encuentra mal? ¿Estará teniendo o ahora? ¿Se encuentra bien? ¿No puede hablar un poco más despacio? Me cuesta entenderla. ¿Madame Van Dougen? ¿Oiga? ¡Neil, te estás perdiendo esto! ¡Es una preciosidad! Es tan romántico Juegos Romántico, sí. Mira, cariño, parece que no vas a acabar nunca. ¿Por qué no nos vemos en el casino? Será solo un par de minutos. Marilyn, no me tortures. Me tienes aquí sentado mientras piensas qué vas a ponerte. Vamos. ¡Me muero por llegar a las mesas! Neil, ¿es eso el dinero del viaje? No voy a dejar $ en efectivo en la habitación del hotel. Estamos en Europa. Esta gente te roba como nada. Neil, prométeme que no vas a jugarte nuestro dinero para el viaje. ¡Lo prometo, lo prometo! Muy bien. Como si fuera a perder $ jugando. Como si fuera idiota o algo así. Creo que voy a ponerme el modelo de Versace, el negro con lentejuelas. Qué optimismo. Mari. Ya debe hacer años, ¿no? No te olvides de esconder Juegos El portatrajes debajo de la cama. Y esta vez no dejes asomando las perchas, ¿de acuerdo? Y escucha, no pidas más de ese agua embotellada de pavos. Puedes beber del grifo. ¿Alguna vez he hecho algo bien desde que nos conocemos? Claro, muñeca. Te casaste conmigo. Gracias, Neil. Siempre eres tan reconfortante, tan generoso. Nena Juegos deséame suerte. Gracias. , por favor. Monsieur. Gracias. francos. ¿? Tengo que ir por las fichas más pequeñas. Son las que usan en el casino infantil. Deme esas fichas. . Se ha equivocado. Dije . ¿Francos? Dólares. Dólares americanos. Este pensó que había dicho francos. ¿Está acabado? No. ¿Está acatarrado? ¿Acabado? ¡Acabo de empezar! ¿Acabado? ¡Ni hablar, muchacho! ¿Un cigarrillo? No, gracias, no fumo. Es una debilidad, lo sé. Para mí, una de tantas, me temo. Entre ellas, las mujeres bellas, como usted. Gracias, estoy casada. Interesante Juegos la mujer casada. Una de las incomprendidas criaturas que ningún hombre merece. Perón de la Peña a su servicio, madame. Creo que mejor voy a buscar a mi marido. Puede llamarme Alfonso. ¡El odioso americano apuesta al rojo! ¡Rojo, nena! ¡Rojo, nena! Rojo, rojo, rojo. Rouge. ¡Sí! Me encanta, me encanta. Traiga para acá. Vamos. Solo quería asegurarme, porque soy americano. Ya sé que odian a los americanos, pero no se olviden, si no fuera por nosotros, ahora estarían hablando alemán. ¡Así que deme mis fichas! ¿Un Martini? ¡Sí! Martini, sí. Ahí van pavos, amigo. Una propina tremenda por un martini, ¿eh? Muy bien, esto va de miedo. Gracias. Esto para ti, cariño. Cómprate una camiseta para esas. Veamos lo que dice mi sistema. ¡Eh! Aparte esa cara de mi sistema. Esto me costó una fortuna. Caray, Marilyn Juegos Esto funciona de maravilla. Hola, Neil. ¿Quiere apostar, monsieur? Sí, apuesto al negro. El americano al negro. ¿Bueno, qué te parece? No eres tú, cielo. No eres tú, nada más. Por eso es lo por lo que me gusta. ¡Cielo, estás llamando la atención! Vas a coger algo. ¿Qué? Rojo. ¿Rojo? ¡ ! Cielo, ya sabía que ibas a hacerme esto. No andes por aquí, ¿vale? Me estás gafando. Esa mirada me gafa. Esa cosa me gafa. Vete, vete, ¿quieres? Vete a jugar a las máquinas. Vete a tomar algo o lo que sea. Diviértete. ¡Esto es Montecarlo! Vamos, es un sitio para jugar. ¡Cámbiate de ropa! ¡Ponte una camiseta! ¿Han visto cómo anda? ¡Negro, negro, negro! La mujer casada. Una de las incomprendidas criaturas que ningún hombre merece. ¿Le gusta jugar? Sí. ¿Tiene dinero? No va más. . Negro. Pasa. No es más que un juego de azar. Uno juega por el gusto de jugar. Escoja un número. ¿Yo? Usted. No sé, nunca lo he hecho. Claro, perderé de todos modos. ¿En serio?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *