Valle Verde Stereo 91.0FM Guacari

Valle Verde Stereo 91.0FM Guacari, Emisoras Radio Valle Verde Stereo 91.0FM Guacari en vivo Colombianas Valle Verde Stereo 91.0FM Guacari

Llévaselo, si no se pueden ofender. En general, te felicito. Otar leyó “Las montañas azul celeste“. Dice que le gustó mucho. ¿Por qué gritas? No estás en el bosque. A Otar le gustó. Hoy él opina una cosa y mañana renuncia a esa opinión. Mientras que nuestra opinión se registra en un protocolo. A nosotros nos pagan el salario por ese tipo de conversación. Y la prima también. ¿Y usted? ¿Lo leyó? No ves, estoy leyendo. Y te diré francamente, es algo muy atrevido, para una persona tan joven. No tienes aún experiencia. Es temprano para que trates ese tema. ¿Cuándo entonces podré escribir sobre lo que veo y siento ahora? No sé, escríbalo cuando madures. ¡Qué Dios te ampare! Que el consejo decida. ¿Ya lo leyeron todos? Lo están leyendo, excepto Shukri Gomelauri. A Otar Zedguenidze le gustó mucho. Excelente. Perdone, me dijeron que el elevador se atascó y usted se quedó trancado en él. Parece que sí. El elevador se rompió. Hay que cambiar el relé. ¿Qué hay que cambiar? El relé conmutador. Sostenga esto. Cierre la puerta. Ponga en marcha la cabina. Kuparadze telefoneó al director, pero no pude hablar con este. Realmente, está muy ocupado. El trabajo de ustedes es tan complejo. A agotado nuestras fuerzas. Vine para acá, porque Kuparadze telefoneó, si él no hubiera llamado Radio ¿Con respecto a la obra de usted? Claro. Usted, en general Radio ¿es un fabulista? No, soy un agrimensor de minas. ¿Qué es? Un agrimensor de minas. Me parece que en la plantilla no tenemos una especialidad de ese tipo. No es nada, iremos a ver al director. El pedirá de arriba, que la crean. ¡OIa, Vano! ¡Buenas, Vazha Zazáievich! Adelante. Arribas. A un lado. Abajo. Buenas. Pues yo, así Radio ¡“egós Otra vez no dio terminar la partida. ¡Qué hombre más raro, nunca llega a tiempo! ¡Oh, buenas! Buenas. ¿Se puede? Entra. ¿Dónde está Tina? Se fue a almorzar. Está bien. Soso, ¿qué hacías tú Radio ? ¿Dónde te habías metido? No averiguabas sobre tu relato. Si usted está ocupado. Siempre estaré ocupado. ¿Pensabas que no? Tenemos un gran déficit de ediciones y nada planeado en perspectiva. Siéntate. Todos esos banquetes, reuniones Radio Acabarán conmigo. Míralos. ¿Qué gente, ah? Para ellos no hay ni otoño, ni invierno. Todo el tiempo corren tras el balón. Ayer conectaron la calefacción. Pero no le habían sacado el aire y el agua caliente cayó a la taza del baño. Comprendo. Me gusta el balonvolea, me encanta el baloncesto, incluso el balompié. Pero al balonmoto no lo puedo entender. Al hockey lo aprecio. ¿Cómo se llama en georgiano el palo ese? ¿Qué? El palo. El Joki- dzhoji. Muy bien. En una palabra, ya leí tus “Montañas Radio azul celeste“. ¿Y tiene otro nombre más? “Tian Shan“. ¿Para qué le diste dos nombres? ¡Oigo! ¿Quién habla? ¡Ah, buenas! Me permitieron esperarlo hasta la final de la jornada. En cuando llegue, infórmeme. Perdóneme, que le moleste. Estimado Vaso, perdone, ¿Ese es el manuscrito de “Las montañas azules“? Sí, ¿y qué? Si no lo lees ahora, dámelo ahora, por la mañana te lo devuelvo. Ya te lo di una vez. Todas las veces que me lo diste, te lo devolví, ¿acaso no es así? Coge, me lo devuelves mañana. Claro que sí. Gracias. Dice usted que es agrimensor de Radio Agrimensor de minas. Agrimensor de minas. ¿Me llamó Vashelidze? No, Kuparadze. Kuparadze y un agrimensor de minas Radio Oigo. Sí, lo entendí todo. ¿Dentro de media hora? Sí, por favor. Radio la nómina y el balance anual. Sí lo sé, no se preocupe. Otra reunión. En general, tu obra me agradó. Pero ¿para qué dos títulos? Deja solo uno de los dos. ¿Lo leyó Otar? Le gustó. Está bien. Le escucho. Necesito el auto. Deja un título. Prometo quitar uno. Está bien. ¿Pero acaso eso es lo principal? ¿Quién dice que eso es lo principal? ¡Sáquelo de inmediato! ¡Sáquelo de inmediato! ¡Lo exijo! No tengo derecho. ¿Quién tiene derecho! El director. ¿Qué tengo que ver yo con eso? ¿Está usted en su lugar? Alcánceme en el corredor. Coja la nómina y el balance anual. Me citaron a otro lugar. Sí, escucho. No, él está en una reunión, en el banco de crédito. No sé. Perdone, ¿estaba aquí antes esta ranura? Pido perdón por molestarle, excúseme. Radio No sé, de seguro que no será pronto. Perdone, ¿no dijo él cuando volverá? ¿Quién? El director. El director está aquí. Espere, está hablando con un autor. ¡Voy a decírselo a Vaso Chorgolashvili y lo traeré para acá! En fin, a mío me gustó. Esto es para Murmanidze, que lo solucione, mientras yo esté en el banco. Todo depende de usted. Yo no soy el único que decide. ¿Ya lo leyeron todos? Lo están leyendo. Me gustó. ¿Qué más quieres? Nada, muchas gracias. Que lo lean rápido y todo saldrá bien. Gracias. Le agradó. ¿Qué le agradó? “Las montañas azul celeste“. ¿Cómo es el otro título? “Tian Shan“. Tu “Tian Shan“ está aquí. Se me olvidó entregar el relato. Me pediste ponerlo en el cajón y está aquí desde el otoño. ¿Qué fue lo que le gustó? ¡Perdone por Dios! ¡Vazha Zazáievich! ¿Qué más? Es el primer ejemplar, especialmente para usted. No hay que pedir, lo Ieeré, claro está. ¿Qué es esto? Las montañas azul celeste o Tian Shan. ¿Para qué dos títulos? ¿Dónde estaba? Tina lo había olvidado en el cajón. Tu tina es torpe. Buenas, ¿Qué fue lo que leí, entonces? No entiendo en absoluto. Ustedes me van a volver loco. Han traído otro lote de sulfato de cobre. Hay déficit de edición, no se han dado las toneladas de desechos de papel. ¡Vazha Zazáievich! La plantilla y el balance anual. Ah, gracias. ¿Lo leyeron todos? Hay que convocar al consejo. Por favor, encargue de eso a Vaso. Jaburdzaniya no va a las reuniones, Tsveraba y Chichinadze Radio sostén. Gomeladze no lee porque no quiere. No se sabe dónde está Kopaleishvili. Ya ves. Hay encargar de eso a Vaso, Pues, en la guerra era un tanquista. Y tú, muévete. Pregunta a quien haya que preguntar. El invierno está pasando. ¡No se puede así! ¿Qué haces? Buenas, tío Vaso. ¡Qué te lleve el diablo Radio ! ¿Cuándo llegaste al trabajo? Hace poco. Al fin se lleva usted ese cuadro, gracias a Dios. No lo sacamos, sino que lo reforzamos. ¿Cómo que lo refuerzas? Si debías de sacarlo. Me dijeron que lo reforzara y lo estoy reforzando. A ver, bájate. Bájate, te digo. ¡Rápido!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *