Los 40 Principales Bogotá 106.5 FM Cali

Los 40 Principales Bogotá 106.5 FM Cali, Emisoras Radio Los 40 Principales Bogotá 106.5 FM Cali en vivo Colombianas Los 40 Principales Bogotá 106.5 FM Cali

de cantaor Juegos Me paso el día trabajando. (REBOBINA LA GRABACIÓN) -Sin mecanismos grabatorios. Daré parte verbal. Este cenicero lo hallé en un bolsillo del abrigo de mi marido. Como verá, ahí pone: “Texas Night Club”. -Efectivamente puede ser una prueba. Prueba número . Aquí es que hay que numerarlo todo. Ya sabe, órdenes de Nueva York. ¿Todavía no han venido los repuestos? -No estoy autorizada para hablar de eso. Perdone. Lo decía por el calor. -Hoy lo siento incluso yo. Tengo ahí el informe particular para usted. Voy a leérselo. (LEE) Montudo el servacio como de castambre. Qué sueño debías tener, Timoteo. ¿Decía? -Nada, nada. La primera parte viene en clave. Traduciendo. (LEE) Dos agentes, dos agentes, dos agentes Juegos Aquí es cuando se durmió. ¿Qué? -Nada, nada. Dos agentes especiales, cultos, refinados, Juegos Juegos con arrollador don de gentes Juegos Juegos intentarán, a la mayor brevedad, Juegos Juegos establecer contacto personal con el investigado. Eso ya es algo. Gracias. -Señora, usted me permitirá Juegos -Soy viuda. Mi marido en vida, y antes de existir Juegos Juegos esta agencia, se las hacía de todos los colores. Nueva York aparte. ¿Usted me va a permitir que yo le dé una receta casera? Dígame. -Los hombres, pasado el primer momento, Juegos Juegos se olvidan de lo que tienen al lado. Usted es joven y guapa. Arréglese, mujer. Haga sufrir a su marido un poco. Que se percate de lo que tiene. Déjele sin postre, a ver qué pasa. Y que todo esto quede entre nosotras. Que no lo sepa Nueva York. -Eso va a mejor, Ramírez. Se está quedando en el chasis. -No tanto. A nosotros nos lo recomendaron. -Es formidable. Se eliminan toxinas y los pulmones se limpian. Sí, tiene que ser bueno. -Y te quita la grasa. Claro, hay que tener cuidado de no beber a la salida Juegos Juegos porque entra sed y si se toman dos cervezas, ya no sirve. ¿Ah, no? -Ustedes conténganse la sed. Háganme caso. La cuestión es sudar aquí mucho y no beber. Por cierto, ustedes no sudan. Pues no, todavía. ¿Sudar? Pero si esto es San Sebastián. Si hace un fresquito Juegos Para calor, la oficina. Es que nosotros tenemos una oficina de importación Juegos Juegos orientada al mediodía. ¿De verdad se rebaja aquí cintura? -Claro. Es que hay que estar en forma. Yo esto lo hago, más que nada, por las chavalas. -Hombre, como todos. ¿Y cree que para la cintura Juegos ? -Esto es lo mejor. No lo dude. Oiga, su amigo. Se ha desmayado. Puede ser un colapso. ¿Tiene la tensión baja? Se ha quedado dormido. Dormilón, que eres un dormilón. -Buenas tardes. ¿Pero qué haces aquí? -Vengo a mi casa. Te esperaba más tarde. -Es miércoles, estuve en la sauna. Son las :, como siempre. -¿Cómo estás así? ¡Ah! Me ha llamado Pimpinela. No sé si te acuerdas, la que se casó con Alfredo, Juegos Juegos esos amigos que estaban en Inglaterra. Es tarde. No llegaré. -¿Qué es lo que te estás poniendo? Son de visón. -Vaya. Y ese vestido es nuevo, ¿no? Teléfono. -Te has teñido, ¿eh? No es teñido, es peluca. Me sienta bien, ¿verdad? -Sí, te sienta muy bien. -Pero mujer, no seas así. No llego a la cita y Pimpinela es muy puntual. -Llaman del Patronato Magnánimo de la Misericordia. Gracias. Pásemelo. ¿Sí? Yo soy. ¿Qué tal, todo bien? No me diga. ¿Pero confía en que Juegos ? ¿Con discreción? No, no puedo contestar. Sí, aquí. Claro que sí. A ver si nos vemos y nos tomamos un copazo juntos. Son unos frailes. -¿Y de qué es el copazo, de Benedictino? No, cosas mías. Hasta luego. -¿Qué es el Patronato Magnánimo de la Misericordia? Pues obras de caridad, bonito. Que no llego. Bye. Buenos días. ¿Alguna novedad? -No, don Julio. Hoy fue un día tranquilo. Ha venido un notario. ¿Que sospecha de su mujer? -No. Sospecha que no van a pagar una letra del magnetofón Juegos Juegos y quería levantar un acta. Le dije que, en ausencia de los interesados, Juegos Juegos no se podía levantar nada. Vamos, la teoría del habeas corpus. Me marcho. Voy a cambiarme. Pero te necesito. Es que entro de retén. Qué pesado. Yo estoy de retén y ahora me voy a mi obligación. ¡Ah, qué calor! -Con su permiso, don Julio, que tengo la caldera abandonada. ¿Abandonada? Si un día llaman y entra el demonio. Porque yo lo resisto en camisa, pero hoy ni eso. -Es que hace mucho frío. Teléfono. -A sus órdenes. ¡Oiga! -¡Quiero hablar con el director! -Pero si es que no se puede Juegos -¡Déjeme pasar! -¡Que no! Pase, don Alejandro. -¡Bueno! Pase. -De las calatravas al oratorio de Caballero de Gracia. De una iglesia a otra, ¿verdad? Es lo que ustedes me dicen. Tenemos órdenes de Nueva York de mantenernos en forma. Usted me perdonará. -Estoy seguro. Mi mujer me engaña. Se lo digo desde hace tiempo. El martes , cuando me dijo que iba a las a la modista, Juegos Juegos llegó a las :. ¿Qué hizo en esos dos minutos? Engañarme. Por Dios, ni las moscas. -Atienda esto. El mes pasado, el viernes, me dijo que iba a una novena. La interrogué después y no me la supo contar. No me supo contar la novena. ¡Madre de mi alma! Madre de mi vida, qué calor hace aquí. ¿Pero cómo hace este calor? Esperamos los repuestos de Chicago. -Tengo razón para sospechar de ella. Cambia de actitud. Cuando se acuesta, está cansada. Cuando se levanta, no. Y no es eso lo peor, Juegos Juegos sino que está siempre manejando estampitas. San Antonio, San Porfirio, San Nicolás Juegos No irá a sospechar que Juegos -Estas estampitas son consignas. ¿Se da cuenta? ¡Consignas! Cuando le dan una estampita de San Antonio, quiere decir: “A las ocho en tal sitio”. Perdone usted, yo no es que sea pesimista, Juegos Juegos pero aquí se está mascando algo gordo. Este calor no es natural. Tranquilícese. -Yo le digo que, en casa de un amigo mío, Juegos Juegos una viga empezó a requemarse Juegos Juegos y, entre pitos y flautas, hubo tres muertos. ¡Aaaaay! ¡Huy! ¿Eh? ¡Estamos ardiendo! ¡Los peritos mercantiles primero! ¡Los peritos mercantiles primero! ¿Por qué? -Porque yo lo soy. Bueno, no se preocupe. Es el agente Timothy en comisión especial. Tranquilo. ¿Eh? -Vengo a cortar el gas. Son tres meses los que se deben ya y vengo a cortar el gas. Agente Requejo, no disimule. Estamos



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *