Antena 2 1030 AM Cali

Antena 2 1030 AM Cali, Emisoras Radio Antena 2 1030 AM Cali en vivo Colombianas Antena 2 1030 AM Cali

todo carece de sentido. Asustado juegos miedo juegos Es algo juegos ¿Qué diablos es? Vamos, ya. Un pájaro. Un pájaro asustado. Algún militar. ¿Es alguien militar? Una marcha. El mariscal Goering. John, eso no se puede hacer. Un mariscal. ¿Es alemán? La segunda palabra juegos Llevo media hora con la segunda palabra. Tiene miedo de volar. Algo que tiene miedo de volar. Algo que vuela y es malo. El mundo. Algo sobre el mundo. Tiene que ver con juegos Es inglés. Mi país. ¿Es un inglés? Mi país. Patriótico, leal juegos Kitchener. Montgomery. Al servicio de juegos Al servicio de un poder mayor. ¿Es cristiano? A Dios juegos Más alto. Ya lo sé. Volar, ¿vuela? ¿Qué está haciendo? Cipote Radio Ay, Dios. ¿Qué hace? No tengo ni idea. Un juegos Cock juegos Cock Robin juegos Erección. Vamos, pensad. Ya lo sé, ¿cómo se dice en inglés? Vamos. Bang juegos ¿El Big Bang? ¿Y qué es, pelo púbico, por el amor de Dios? Bush. Sí juegos ¿George Bush? ¿Ya hemos acabado? ¿George Bush? ¿Era George Bush? Era Dan Quayle (Codorniz). ¿De dónde salió George Bush? ¿Se ha confundido? Que no, no me he confundido. ¿Por qué creéis que hacía el pájaro? La codornices no vuelan. Claro que vuelan. Desde luego no van dando saltitos como los que hacías. Ni se bajan la bragueta. Una pareja camina y tú traes a la otra pareja. Trae a la pareja por las vías del tren. Baila con la pareja, ve por el medio, que todos muevan los codos. La dama a la derecha, el caballero a la izquierda, bailad como los demás. Honrada sea tu esquina, honrada sea tu familia juegos juegos baila con la chica de la esquina, acompáñala a su casa. La segunda pareja, id a las afueras. Una pareja camina y tú traes a la otra pareja. Trae a la pareja por las vías del tren. Baila con la pareja, ve por el medio, que todos muevan los codos. La dama a la derecha, el caballero a la izquierda, bailad como los demás. Honrada sea tu esquina, honrada sea tu familia juegos juegos baila con la chica de la esquina, acompáñala a su casa. Hoy nos reunimos Radio para que Dios tenga el privilegio de unirse a nosotros, para que se exprese ante nosotros. Jesús hizo una gran promesa, dijo: “Dónde se reúnan dos o tres en mi nombre, ahí estaré”. No hay que pedirle que venga, no hay que dudar si Dios está aquí, está con nosotros. Ahora, la verdad es que Dios está en todas partes. La cuestión es que los humanos aprendamos a sentir su presencia. Hay que ser un santo para sentir a Dios en ciertas situaciones. Por ejemplo, si vais a Denver y caéis en una trampa, en medio de un atasco en un día de verano, hay que ser un santo para sentir la presencia de Dios en ese caso. Pero si hacéis esquí alpino al pasar el pueblo de Ashcroft Radio y pasáis algo de tiempo allí, no hay que ser un gran santo Radio para sentir la presencia de Dios. Es mucho más fácil Radio sentir la presencia de Dios en algunos lugares más que en otros. Nuestra esperanza es que cuando nos reunimos como Iglesia, la presencia de Dios se haga evidente. ¿Sabéis que en el centro de Denver, Jim Cessna está dando un sermón Radio a un grupo de vecinos en la iglesia del vecindario? Allí no hay muchas caras blancas. Viven en otro mundo. Hay dos hombres en la puerta Radio para asegurarse que nadie lleva un arma a la iglesia. También están en la puerta para vigilar el aparcamiento Radio y asegurarse que nadie destroza los coches. Allí nunca harían lo que yo he hecho aquí, que es dejar un par de esquís en el maletero. Jamás lo harían porque roban cualquier cosa que queda dentro. ¿Os dais cuenta que ellos son parte de vuestra familia? ¿Os dais cuenta que en este pueblo y en todas las distintas iglesias, nuestra familia se reúne para alabar al Señor? ¿Os dais cuenta que sois parte de una gran comunidad maravillosa? El hogar del Señor, vosotros sois parte de él. Algo increíble sucede cuando la gente se reúne así, la Biblia es el cemento que construye la comunidad cristina, trasforma un grupo de individuos aislados Radio en un grupo que se puede denominar “familia”. La presencia de Dios en la iglesia depende del proceso por el cuál Radio permitimos que Dios nos transforme en una comunidad, para que nos unamos todos. En , el de diciembre, un pequeño grupo se reunió en un local, sentados en sillas de metal. Se reunieron porque decidieron constituir una iglesia Radio en Hendersonville, Tennessee. Si hubierais estado ahí, os habríais sorprendido Radio por la belleza de la mujer encargada de los cantos. Era una modelo profesional, tocaba la guitarra Radio y tenía un rostro glorioso. Su marido era un joven culturista Radio y ambos lideraban el negocio de los gimnasios. Con años iban encaminados a ser millonarios. Aparcaron su precioso Cadillac azul marino en el aparcamiento, vinieron vestidos muy a la moda. También había una pareja, pequeña en tamaño, que vino con su hija adolescente. El rostro de la chica estaba fruncido. No quería estar allí y quería que todo el mundo lo supiese. Pero también estaba Glen, un hombre tranquilo con una sonrisa pícara. Su esposa era una mujer muy vivaz. La acabamos llamando “Sol”. Los dos saludaban a todo el mundo que podían. Una de esas familias era el dentista del pueblo. Llegó con sus dos hijas adolescentes y su esposa, pero nadie sabía que se había hecho adicto Radio a la anestesia que usaba con sus pacientes. Lo que no se percibía detrás de las sonrisas y la bonita ropa, era un enorme dolor que Dios milagrosamente curaría Radio en los meses venideros. Otra pareja llegó con su hijo adolescente, Mead y Nead, los dos abogados. Entraron los dos con su apuesto hijo, pero lo que no se veía Radio era que faltaban tres hijos, porque habían muerto en un accidente en la ruta del colegio. Y la única razón por la que un hijo sobrevivió Radio fue porque ese día tenía un resfriado y se quedó en casa. Cuando entraron, se sentaron al lado de una pareja, Charlie y Della, esta pareja no iba tan bien vestida. Sus rostros reflejaban que lo habían pasado mal. Si les hubieseis hablado, os habrían dicho que Della tuvo un amante, que Charlie les había pillado juntos y le había asesinado a él, que cuando le llevaron a la cárcel, Della encontró la salvación en Jesús,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *