Radio Uno 94.7 FM Pereira

Radio Uno 94.7 FM Pereira, Emisoras Radio Radio Uno 94.7 FM Pereira en vivo Colombianas Radio Uno 94.7 FM Pereira

Tengo experiencia laboral Juegos en centros médicos, y ahí es fácil de lograr. Se puede poner la placa en un cuarto o en cualquier lado. En el parque es más difícil, no puede parecer un cementerio. Aunque si se atraen grandes donantes, ellos mismos esperan algún tipo de reconocimiento. Los que donan cinco mil dólares no tienen por qué recibir nada Juegos pero sí los que donan un millón de dólares. Por desgracia, tenemos muchos donantes importantes. Así que Juegos ¿Por desgracia? ¿Cómo somos tan desgraciados? Afortunadamente. Hemos de hallar maneras creativas de reconocer a los donantes, bien con literatura, bien con placas de piedra en el parque Juegos Juegos o inscripciones sobre rocas, pero es complicado Juegos De hecho, esta mañana estuve con Tim, fuimos a ver una placa que hay en el parque. Pero la inscripción en relieve se había llenado de suciedad. “Dios mío”, me dije. Con lo bonita que era. Así que vamos a arreglar la placa del donante, el donante merece que se le reconozca, es así, el nombre tiene que ser legible sobre la placa. Este es el tipo de dificultad que hay, pero no es muy complicado. Lo que dice Pucci es que el parque no puede parecer un cementerio, no podemos poner grandes carteles, pero sí usar el asfalto Juegos o la hierba, los bancos o fuentes, para poner inscripciones Juegos Hay lugares de muy buen gusto en el parque. Ahora me gustaría deciros Juegos que Conservación colabora con la Administración de Parques. Yo soy la administradora y le informo al presidente Stern, el cual informa al alcalde, por lo que dependemos de la alcaldía Juegos y del gobierno de la ciudad. Como fundadora de Conservación y como su administradora, me propuse la tarea, cuando fundamos Conservación en , de que el público comenzase a pensar en el parque como algo más. Es decir, ¿qué son los parques urbanos? Lugares de recreo al aire libre, esa es la definición habitual. Pero son más que eso, son como museos, son colecciones de árboles, monumentos públicos y cosas maravillosas. Lo que hace a este parque distinto del resto de parques del mundo, es la cantidad de actividades que ofrece. Hay una cantidad más grande que en cualquier otro sitio. Todo el mundo, Simon y Garfunkel cuando deciden tocar de nuevo Juegos o la concentración por la paz del de junio Juegos Es decir, es el sitio dónde la gente quiere ir. No tanto, no tanto. Ve con Marianne. Shawn, regresa. Así, muy bien. Muy bien. Muy bonito. Música. ¡Acción! Ahora dicen que Juegos ¿Están vendiendo? Juegos que si son donaciones para las camisetas. No, es venta. No van a aceptar donaciones. Seguro que por céntimos no las venden. Diles que se salgan del parque. Que se arriesguen fuera. Entonces, ¿entramos con el camión? ¿Permitimos a alguien que venda camisetas sin permiso? No. Pues a ellos tampoco. Vale. Me parece que no. Podemos acercar el camión. Hazlo ya. Cuanto más esperes, más tardamos. ¿Vienes? Claro. ¿Cuál es el problema? El problema, señor Juegos Juegos es que tienen camisetas y libros. No pueden. ¿Las venden? Sólo por donaciones. Donaciones de dólares. ¿Las dan gratis? No, pero pueden donar la cantidad que quieran. No se da permiso para esto a cualquiera. Sólo a los que pidieron permiso Juegos con las camisetas de gente rompiendo las bombas. A nadie más. Sí, señor. Retirad todo lo que está colgado de los árboles. Sí, señor. ¿Se puede vender la camiseta oficial? Sí. ¿Permiten una y las demás no? Le cuento por qué. Los organizadores se reunieron con nosotros Juegos y nos mostraron los artículos que se iban a vender. Nos mostraron los artículos que querían vender: unas chapas y unas camisetas. Nos pareció bien, pero sólo esos artículos. Cualquier otra cosa no está permitida por el parque. Pero el parque sí permite la venta de esas camisetas Juegos que se acordaron de antemano. Firmaron un contrato. No lo hicieron ni aquí, ni ahora, fue en una reunión. Lo siento. Y más les conviene no vender más Juegos si no quiere que le confisquemos todo. ¿Sabe por qué estamos aquí? Lo sé Juegos ¿Sabe por qué hay tanta gente? Lo entiendo, señora, pero entiéndanos a nosotros. Nos hemos sentado a negociar para permitir este acontecimiento. Ahora venimos aquí Juegos y nos encontramos con algo que no podemos permitir. Con tiempo lo hubiésemos negociado, pero ahora es demasiado tarde. Si no son libros, no se pueden vender. Es increíble. Increíble. Absolutamente inaudito. Están enfadados con razón, les dijeron que podían asistir. Sí, pero, no de cualquier manera. ¿Por qué no cede el Ayuntamiento? Es lo que quiero saber, ¿por qué? ¿Es que no tienen compasión? No lo hacemos por beneficio propio. Lo hacemos porque creemos ciegamente en la paz. Es una vergüenza. Es un acontecimiento por la paz. Los que vendemos, no lo hacemos por beneficio propio. ¿Saben una cosa? Me recuerda a los juicios de Núremberg Juegos cuando los nazis decían: “Oiga, sólo hacía mi trabajo”. ¿Cuándo van a dejar de excusarse con lo que ordena su coronel? Nadie es perfecto. Es lo que he oído decir. ¿Quién ha negociado esto? Los que organizaron la concentración solicitaron un permiso Juegos y se les dijo lo que se les permitía vender hoy en el parque. Esto no está permitido. ¿Por qué? Porque no se permite vender en el parque. Nada más. ¿No se vende nada? Hay vendedores con permiso. Ellos sí pueden. ¿Por qué nosotros no? Porque no pidieron permiso. Entonces, seguirán el reglamento y van a destrozar todo esto. Todo lo que aquí pretendemos. Hace un día maravilloso. ¡Claro que sí! Somos parte del carácter de este acontecimiento. Lo que pasa es que se logró el acuerdo. Cuando se organiza algo así, se negocia con el parque, ¿correcto? Nos dijeron que no querían vender cualquier cosa, sólo literatura. Vender literatura es un derecho. Aunque quisiéramos, que no es el caso, no podríamos impedir la venta de libros en la concentración. Nadie habló de vender ositos de peluche, pendientes, collares Juegos Si nos lo hubieran dicho, recibirían el mismo trato Juegos que el resto de los vendedores del parque, con un contrato, una licencia de concesión con el Departamento Fiscal. Podrían habérnoslo pedido, pero no lo hicieron. Luego ellos les han vendido a Uds.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *