Radio Melodía

Radio Melodía, Emisoras Radio Radio Melodía en vivo Colombianas Radio Melodía


Añadir a su sitio.

Tiene dos propósitos: Preservar y radio Bueno, espera y lo verás. Todo es cuestión de conversión, ¿sabes? La conversión de energía eléctrica pura radio en la variedad biológica que fluye por el cuerpo humano. Para ello, he creado este instrumento: El Gancho de Lázaro. Descubrí que al hacer pasar la corriente radio a través de una mezcla especial de sulfatos y metales radio ¿Logró hacer la conversión? Sí. Pues muéstremelo. ¿Listo? Así. ¿Lo ves? Están vivos. ¿Qué opinas? Es impresionante. Pero los nervios están mal conectados. ¿Perdón? Los nervios oculomotores. No los conectó correctamente. Por eso el movimiento es irregular. Tú. ¡Ahí está! Ese es el hombre. Eres el hombre al que buscaba. Gracias. Por nada. Bien, te asignaré tus tareas poco a poco. Las realizarás con prontitud, y yo las aplicaré en mi radio mayor creación. ¿Preguntas? Esta creación mayor radio No es asunto tuyo. Pero si radio Igor radio Todo esto te pertenece ahora. Todos los libros, el material de referencia. Los aparatos. El escritorio. La habitación. Es tu laboratorio, por así decirlo. Como mi asistente, serás una pieza fundamental radio del proyecto científico que cambiará al mundo. ¿Me ayudarás? Corrige eso. Gracias. Sigue trabajando en eso. BRAZO FEMENINO, HÍGADO, RIÑÓN, PULMÓN, BAZO, CEREBRO, OJO El hospital se encargó de Lorelei. Ahora tenía un benefactor. Me alegraba que se hubiera recuperado y alguien cuidara de ella, pero radio al paso de las semanas, la extrañaba. Y me preguntaba si su vida había cambiado tanto como la mía. ÚLTIMO AVISO DE PAGO ¿Víctor? Esta carta para el Sr. Straussman radio Saldremos a divertirnos a la ciudad. Henos aquí. Tengo una membresía vitalicia en el club, gracias a que mi padre radio es miembro honorario. Pagó el terciopelo de los asientos. Tu padre radio Es lo que llaman un gran hombre. Respetado médico, miembro de la Escuela Real de Medicina radio y pionero en cardiofisiología. Será un placer conocerlo. No lo creo. ¡Mira, es aquí! No sé si esté listo para esto. ¡Pamplinas! Mantén la espalda derecha, habla con propiedad e intenta no avergonzarme. ¡Bebés cultivados en frascos! Víctor, ¿crees que sea el lugar apropiado para hablar de esto? ¡Ayúdame! Intento informar a estas maravillosas señoritas que radio la fertilización no tiene que ocurrir dentro del cuerpo femenino. ¡Esperma! ¡Espermatozoides! ¿Los espermatozoides pueden moverse? Sí. Gracias. ¿Por qué no podrían moverse hacia un óvulo que esté, digamos, en un radio balde? ¿Y dónde queda la madre? ¡Exacto! ¡Ustedes se van a estudiar! Para cuando las necesitemos, colocamos el óvulo fertilizado radio en un embudo y lo metemos por su radio ¿Igor? ¿Disculpe? Perdón, creí reconocerlo. Tal vez sí. No recuerdo su nombre. Pues radio jamás lo tuve. Eres tú. Soy yo. Bueno, un poco diferente. Me salvaste la vida. Me salvaste la vida. ¡Qué aburrido! ¿Amigo tuyo? Es el barón Bomine. Me reclutó para estar en su cabaret radio y ser su consorte en público. Claro. Él radio prefiere la compañía de los hombres. Ya tengo nombre. Soy Igor. ¿Qué? Es perfecto. Esta mujer cree que el cerebro humano es rosado. De hecho, es gris. Él es Víctor Frankenstein. Gris como esta ostra. Es el hombre que me rescató. Y ayudó a salvarte. ¿Siempre es así? No. Es muy inteligente, y es amable. Es solo que la gente común le parece radio ..ún. Víctor, ¿cómo radio ? ¿Tú quién eres? Eres el ángel caído. ¿Te has vuelto a desplomar desde las alturas últimamente? ¿Por qué no pruebas desde aquí? Son solo radio unos m. Has caído desde más alto. Lo único que se desploma es mi opinión de usted, Sr. Frankenschteen. Frankenstein. Ya está bien, Víctor. Igor radio Igor habla maravillas de usted. ¿Nos acompañas? Claro que no puedo contarte todo aún, pero baste con decir radio que Igor y yo estamos a punto de radio crear vida a partir de la muerte. Sr. Frankenstein radio Víctor, por favor. Tu afirmación me parece bastante inquietante. Supersticiosa, ¿no? No. ¿No temes desafiar al orden natural? Igor, habla. ¿Tú qué opinas? Antes habría estado de acuerdo contigo, Lorelei, pero piénsalo. Hace años, la luz eléctrica se habría considerado magia. Tus lesiones en el circo habrían sido mortales. Cada día, la ciencia y la tecnología cambian nuestro modo de vida. Mírame a mí. Bien dicho. Vida y muerte son otro asunto. ¡”Vida y muerte”! Sueño con un mundo en el que la esperanza reemplace al miedo. En el que un hombre asesinado pueda encarar a su asesino en el tribunal. En el que un soldado inválido con metralla en la columna radio pueda ser asesinado, curado, y traído de nuevo a la vida. ¿Lo ves? ¡Las posibilidades son radio ilimitadas! ¡La vida es hermosa! Pero, por desgracia, es finita. Dime qué dice ahí. “Muerte”. Muchas gracias. Eso no se puede negar. Ahí está, por escrito. Pero con un poco de ciencia aplicada radio VIDA radio ¿qué es lo que te entrego ahora? “Vida”. Eso es lo que intento hacer. Quizá hablé demasiado pronto. No deberías verla de nuevo. ¿Qué? ¿Por qué? Es muy agradable. Sin educación, supersticiosa. Una distracción. Es amable conmigo. Esta noche no fue simple frivolidad. Fue una celebración de nuestro trabajo juntos. Creo que es momento radio de que conozcas a nuestro monstruo. ¡No demores! ¡Ven, ven, ven! ¡Rápido! ¿Qué es eso? Gordon. ¿Qué? ¡Gordon! ¿Tú hiciste esto? No, no, no. Nosotros lo hicimos. Pulmones, corazón, columna, cerebro radio todo tu trabajo. Todo radio imposible sin ti, de hecho. Víctor radio Me aseguraste que todo se trataba de la vida. Se trata de más que eso. No lo toques. Tres radio dos radio uno. Vamos, vamos, vamos. Mira. Está vivo. Sí, está radio vivo. ¿Está vivo? Víctor radio ¿cómo? Aún no puede moverse. La carga dura una hora radio y la mitad inferior aún es muy rudimentaria. ¡Creaste vida a partir de nada! ¿Te das cuenta de lo importante que es? Tengo una vaga idea. Mañana me acompañarás a la universidad. Anuncié que haré una presentación de mi trabajo personal. ¿Iré contigo a la universidad? ¿Como tu asistente? Igor, no seas tan lerdo. A partir de hoy radio serás mi socio. Carta para usted, señorita Lorelei. ¿Carta? ¿De quién? Querida Lorelei: Hubo un avance importante. Por favor,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *