Radio UIS FM Estéreo 96.6

Radio UIS FM Estéreo 96.6, Emisoras Radio Radio UIS FM Estéreo 96.6 en vivo Colombianas Radio UIS FM Estéreo 96.6


Añadir a su sitio.

En se llamaba Pan-American. Llegamos y puse los coches donde los quería. Esta es la escena del homicidio de Octavio Mejía, el padre de Paco. Cuando Mejía salió del centro comercial… lo emboscaron. Le dispararon varias veces, distintos tiradores. Mucha gente estaba enojada, porque él no era parte de la guerra entre Paco y Griselda. Muchos se enojaron con Griselda. Se hizo más enemigos, pero no le importó. Eso le gustaba. No sabía que Paco, su hijo, estaba allí. Estaba en el coche cuando su padre entró al centro. Estaba enojado porque no lo vi. lba a atraparlo de otra manera. Nos pasaron el dato de que tenía una casa en Killian Parkway. Griselda me dice: “No vas a errar esta vez, ¿no?”. “No, voy a volar la casa.” Dijo: “¿Qué estás diciendo?”. “Voy a poner una bomba, mataré a todos”, dije. Conseguí cartuchos de dinamita. La explosión fue tremenda. Lo primero que voló fue el techo. La casa se vino abajo. Los vecinos se preguntaban qué había estropeado los coches del vecindario. Las ventanillas estaban rotas. Quería oír la buena noticia de que encontraron a alguien. Resultó ser que la erré. La casa estaba vacía. Era una escaramuza más en el conflicto Griselda Blanco-Mejía. Dos semanas después, se enteraron de que Paco Mejía estaba en un vuelo a Miami y estaba solo. Griselda dice: “Lo atraparemos en el aeropuerto. “Tú lo harás”. De debajo de la mesa saca una bayoneta de cm. “Quiero que lo mates con esto.” Quería que lo apuñalara. “¿Qué es esto? ¿Cambiamos de estilo?”, le dije. Le decían “el cerdo” y quería que muriera como tal. Me ofreció medio millón de dólares. Pero tenía que atraparlo adentro. Le dije que no entraría al aeropuerto. “Es una misión suicida. “No hago esas cosas.” Max Mermelstein y Riverita le aconsejaron que no diera ese golpe. No entraré al aeropuerto a apuñalarlo porque no quiero ir a la cárcel. Ha de ser otro. “Ya tengo a otro”, dijo. Me dijo que era Miguel. Miguel Pérez, Miguelito. Miguelito era como Rivi, pero sin clase. Miguel me dijo que si la paga era buena entraría a la Casa Blanca y mataría al presidente. Esta foto se la tomaron poco después de llegar en en el Mariel. Era uno de los tipos más pavorosos que conocí en mi carrera. Se los empezó a conocer como los marielitos los intrépidos marielitos. Físicamente, intimidaba. Era más grande y tenía más fuerza que Rivi. Es la clase de tipo que uno piensa que se podría volver loco de golpe y que podría partirte el cuello. Hablé con Miguel y aceptó. Me dijo que le darían . dólares y una casa por atraparlo en el aeropuerto. Le dije que si entraba, no iba a respaldarlo. A Miguelito no le importó y solo lo hizo. “Lo único que haré por ti, “será mostrarte quién es Paco.” Sabían en qué vuelo estaba, cuando arribaba. Y lo estaban esperando. Pues, ahí venía Paco y lo último que esperaba era que un negro lo atacara. Mientras salía de aduanas un hombre se acerca con una bayoneta. Miguel viene por detrás lo agarra con fuerza, lo levanta y lo acuchilla. Usó la bayoneta varias veces. Conté ó veces. Todos en el aeropuerto estaban con la boca abierta. Estaban en shock, nadie decía nada. La tira al suelo y se va corriendo. Allí empezaron a gritar. La policía corrió hasta el lugar del incidente, les señalaron hacia dónde Miguel escapó y lo atraparon enseguida. Uno de ellos aborda a Miguel, que cae a un metro de mí y Miguel me mira como pidiendo ayuda con los ojos. Negué con la cabeza y dije que no. No podía hacer nada. Los policías venían desde todos lados. Se lo llevaron y nos marchamos. Esto fue demasiado, porque este lugar, incluso entonces, estaba lleno de policías. Había policías en cada explanada. lntentar algo así era una locura, y obviamente así fue, porque lo atraparon. Así era Miguelito, no le importaba. Tenía trabajo que hacer, lo que sea… asesinar, y él lo hacía. Pero Paco sobrevivió, y sentenciaron a Miguel por intento de asesinato. Creo que le dieron años. Fue la última vez que vi a Miguel. Creo que esa fue la última exageración de la guerra Mejía-Griselda Blanco. Griselda Blanco fue el catalizador para que el gobierno de los EE UU reconociera que Miami tenía problemas graves, de que en realidad éramos como Dodge City. Estaba fuera de control. Créase o no, cuando se asesina a gente se recibe mucha presión de ello. Tienes la gallina de los huevos de oro. ¿Por qué meterse con ella? Todo fue por culpa de la violencia. No era por la cantidad de drogas, no tenían idea de la cantidad que llegaba. Formaron grupos especiales. Un grupo antinarcóticos conocido como CENTAC . Estos tipos me perseguían… ¿Quiénes rayos eran? Ni siquiera sabía quiénes eran. ¿De dónde venían? Los fiscales esperan realizar arrestos por drogas en el futuro. Habían elegido a Reagan. Necesitamos que el presidente venga a Dade County para hablar con la viuda del taxista a quien le volaron la cabeza. Las guerras de la cocaína, la violencia, los homicidios, la tapa de Time, llevaron a la acción. Las fuerzas del vicepresidente Bush para combatir el crimen en Florida del Sur inundaron Miami de agentes federales. Es una operación conjunta con el estado, la policía local, la guardia costera, la aduana. Florida del Sur no puede ser un refugio para los delincuentes, para los traficantes de drogas organizados ni para los asesinos a sueldo. El resto del país se estaba dando cuenta de que no era un problema de Miami, era un problema nacional. Esta iniciativa juntará nuestro recursos para combatir el problema de las drogas y el crimen en Miami. Le envié un telegrama al presidente suplicándole que ponga a la Base Aérea Homestead en pie de guerra para interceptar, detener y derribar, de ser necesario, los aviones barcos clandestinos cargados que intentan entrar droga en Florida. Hay una nave no identificada al oeste de West End, Gran Bahama. ¿Pueden enviar un avión para identificarlo? Recibí autorización del gobierno de Colombia para dispararle a su navío. Entendido, –, bien. Por favor, deténganse. Dígale que se detenga y lo haré. Le dieron. ¡Hay humo, hay humo! Los agentes dicen que las pruebas confirman que tienen una tonelada de coca por valor de millones de dólares, millones en la calle. La cantidad de drogas



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *