Radio Tropicana

Radio Tropicana, Emisoras Radio Radio Tropicana en vivo Colombianas Radio Tropicana


Añadir a su sitio.

la máquina de la muerte. Tenía acero reforzado a los costados. Las ventanas se sacaban para poder disparar. Decía “Proveedores Hora Feliz” en el costado. Encontramos armas distintas. Estos asesinos eran como los vasos descartables listos para desechar. Disparaban un arma hasta que estaba vacía, la tiraban y tomaban otra. Había de todo, escopetas, carabinas, MAC-, una Uzi, pistolas varias, municiones para todas. Creo que la camioneta de la guerra fue el momento decisivo donde la policía se dio cuenta a lo que se enfrentaba y cuán superados estaban. ¿Qué le dice la cantidad de armamento en esa camioneta? Pues… que están bien armados y que… están preparados para dar batalla. Las balas volaban por todos lados. La cuenta total fue de balas que se dispararon de todas las armas. Cielos, no sé… no sé cuántas veces les dispararon. Tenían tantas heridas de bala que me fue imposible determinar el número exacto de disparos. Hicimos el seguimiento estándar, la camioneta estaba registrada con un nombre falso. Las armas las compraron con nombres falsos. Fuimos a las direcciones pero ya habían huido. Era el típico caso colombiano. No nos llevó a ningún lado. La policía registró el vecindario durante más de una hora, pero no encontraron sospechosos. Me dije: “Otro pendiente abierto”. Eso significa un caso sin resolver porque hasta la fecha no hemos tenido éxito en cerrar el asesinato colombiano. Tenemos un nuevo fenómeno, esta violencia no tiene precedente. La sofisticación no tenía precedente. Creo que fue el primer caso donde hubo un tiroteo en un lugar público en el medio del día cuando la gente pasaba por allí. Luego de eso, ocurría con frecuencia. Era el principio de una guerra, la guerra de la cocaína. Los detectives de homicidios dicen que Miami está en el medio de una guerra entre traficantes de droga colombianos y cubanos. Miami estaba cambiando. Los colombianos estaban echando a los cubanos. Hubo mucho barullo para compartir el mercado. Una de las razones de la violencia fue debido a las facciones competitivas. Y la violencia convirtió a Miami en los Jinetes de la Cocaína. Así los llaman, los Jinetes de la Cocaína. Los llaman los Jinetes de la Cocaína. Esto de los Jinetes de la Cocaína, eran gente de Medellín. Los cálculos dicen que son . los residentes colombianos ilegales que viven y trabajan para el tráfico de drogas en Florida. lban tras su objetivo, mataban a la esposa, a la sirvienta. “Si hay un perro allí, lo mataré.” “Si hay un pájaro, lo mataré, “si hay un pececito, lo mataré.” Si una niña llamaba a la puerta para vender galletas, también la mataban. Gente parada allí, niños. Mataban a cualquiera. Mataban a cualquiera a la vista. Jesús Hernández, una descarga de ametralladora lo destrozó en su auto en una calle concurrida al mediodía. Fuego de ametralladora. Y luego oí el… Una lluvia de balas llenó el departamento, una seña de identidad de los Jinetes de la Cocaína. En las autopistas, los peajes, la nacional , en algunas calles residenciales. El Mustang rojo iba hacia al norte en la avenida . El sedán verde se detuvo al lado del conductor y abrió fuego. Las herramientas de la muerte, armas automáticas y escopetas. Esto es lo que se ve en la televisión, eso no se ve en la vida real. Los testigos dijeron que era una zona de guerra. Al estilo Miami Vice, pero sin las cámaras. Pero esto era la vida real, estaba sucediendo. Mataban a cinco por allí, tres por allá. Un área tranquila de Kendall fue el escenario de una matanza. Se encontraron seis cuerpos en una elegante casa. La policía dice que es el peor caso de asesinato múltiple en la historia de la ciudad. Se cree que la masacre está relacionada con las drogas. Hablamos de matanzas que en esta época tendrían cobertura periodística de todos los canales de televisión. Ese nivel de violencia era a diario y los medios locales, porque estábamos saturados de ello, decían: “Ah, otro homicidio doble”. “Ah, otro homicidio triple.” Era común que fuéramos saltando de una escena del crimen a otra. Tenía que haber más de cuatro muertos para que fuera importante. Recuerdo cinco asesinatos que ocurrieron una noche. Ocurrieron ocho asesinatos en Dade en las últimas horas. Nunca sabías cuándo te ibas a tropezar con otro cuerpo. Miami se parecía a la matanza del Día de San Valentín de los años en Chicago. Gánsteres manejando por las calles parados de costado con sus ametralladoras Thompson . tiroteándose en Chicago en los años . Lo que ocurre aquí haría que Chicago, en los días de la ley seca pareciera un picnic de una escuela dominical. Uno de los policías dijo que se parecía a Dodge City. Parecía el Lejano Oeste en ese entonces. Pero se equivocaba, porque Dodge City nunca fue tan violento como lo era Miami. Miami en los años era considerado el lugar más peligroso de la tierra. La ciudad del asesinato era Detroit, luego Atlanta, y ahora Miami. En , se investigaron asesinatos. Los primeros siete meses de fueron los más sangrientos en la historia de Florida del Sur. Hubo homicidios en . romperá otro récord de asesinatos en Miami. Creo que habrá más de asesinatos para fines de año. Mientras el tráfico de drogas prospere, el promedio de homicidios en Dade seguirá subiendo. El crimen en Miami subió y el turismo bajó. A pesar del pesimismo que la gente pronostica, predecimos que tendremos más arribos de turistas en la zona de Miami para el verano de lo que tuvimos el año pasado, que fue un año excepcional. Para Fidel Castro fue el equivalente a un acto de genocidio. De una sola vez, liberó a Cuba de miles y miles de indeseables. Vació las cárceles, echó a los vagos de las calles de la Habana. Asesinos, ladrones, pervertidos, prostitutas, retardados, discapacitados, todos se juntaron y se mandaron a Mariel Harbor y de allí en botes en dirección a Miami. Fidel Castro declaró públicamente: “Tiré de la cadena de los baños de Cuba sobre los EE UU”. Y fanfarroneó de ello. Un barco salía hacia los EE UU cada minutos, llegaban sin estorbos día y noche. Era algo común en Florida del Sur. Tiroteos, gente muerta y la mayor parte del tiempo, los asesinos son los que vinieron de Cuba en . Como consecuencia,



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *