Radio Olimpica 92.1 FM

Radio Olimpica 92.1 FM , Emisoras Radio Olimpica 92.1 FM en vivo Colombianas Radio Olimpica 92.1 FM

El generaI Eisenhower. No tengo el peinado, pero radio Le hemos explicado que es otro oficial americano de alto rango. Quiere verle. ¿A mí? Dice estar pensando en luchar a nuestro lado. Entonces, debemos ir a verle. No tengo derecho a pedirle que venga conmigo. Es árabe. Si es un truco, podría ser peligroso. Razón de más para ir. Convencer a Los árabes es Lo de menos. La voz de su amo. ¿Por qué me mientes? No soy idota. Dices ser un oficial del ejército americano. ¿Qué pruebas tienes de ello? Y tú. ¿Tú eres el comandante de la brigada Yiftach del Palmach? ¿Un crío como tú? Soy el subcomandante. Mientes. Tú eres Ram Oren, el comandante. Le pareció que era demasiado joven para impresionarte. Eso indica que es tonto. Sólo la juventud impresiona a un hombre de mi edad. ¿No sabes quién es Saman Abou Kader? Cuando tenías tres años, yo le robaba el ganado a tu padre. Él sí era un hombre. Un León. Me disparó dos veces, e hicimos un trato entre caballeros. Fui un invitado en tu casa. Te senté en mis rodillas. Dos veces te measte en Los pantalones y en Los míos. No tienes honor. Mi padre tenía un amigo beduino. Creía que había muerto hace tiempo. Ni mucho menos. Pregúntaselo al saco de sebo que ha bailado para nosotros. He arriesgado la vida al haceros venir, porque tu padre era de confianza. Tenía la esperanza de que su hijo fuera igual. Y tú. ¿Por qué has venido a este país? Para luchar. ¿Con qué? ¿Has traído armas de América? Vendrán. Vuelve cuando lleguen. Un momento. No has arriesgado la vida para echarnos tan pronto. ¿En qué estás pensando? Café. ¿Por qué queréis arrebatarnos nuestro hogar? Hemos vivido en este desierto durante más de miI años. ¿Con qué derecho? ¿Una Biblia que es más fantástica que Las mil y una noches? En Damasco, en Amán, en El Cairo, dicen que Los judíos destruirán nuestra tierra y violarán a nuestras mujeres. Debería enviar a todos mis hombres al ejército del gran muftí. ¿Qué me respondéis? Utiliza los ojos. Los judíos no destrozan tu tierra. Por primera vez, el desierto florece. ¿Violar a vuestras mujeres? Ni siquiera les gustan. Eso no quiere decir nada. Ni siquiera les gustan sus propias mujeres. Escucha. Durante años, hemos convivido sin odiarnos. ¿Por qué una guerra santa ahora? Te diré por qué. El gran muftí y Los Husseinis han visto la oportunidad de obtener dinero, poder y tierra. Luchan para ver quién se lleva más. Eso es cierto. Habrá algo para mí. No te dejarán ni un camello. Ya Los conoces. Lucharás por ellos, pero, cuando se acabe, estarás peor que antes, si no muerto. No siento gran aprecio por la familia Husseini. Te apoyaré con todos mis hombres, si antes puedes probar que eres tan fuerte como tu padre. Porque sé que ganarás. ¿Por qué voy a creerte? Yo también necesito una prueba. Espera un momento. Al otro lado de la frontera, junto a Mishmar Hayarden, Los sirios reúnen un arsenal para un ataque la próxima semana. rifles. morteros, mm. Gasolina, cuatro tanques de . litros. Tres cañones de mm. Eso es todo. Ahora, vuestra prueba. Destruiremos el arsenal. Estás arriesgando a mis hombres. No queda más remedio. ¿Quieres que violemos la frontera internaclonal? El arsenal está en Siria. Si Lo utilizan, habrán ocupado media Galilea dentro de una semana. ¿Y bien, comandante? Lo destruiremos antes de horas. Vigilad el cielo en dirección a Mishmar Hayarden. Buenas noches. Un tipo listo. No te vuelvas a mear en los pantalones. Al suelo. No debería haber venido. Tengo órdenes estrictas. Las mías son asesorar y observar. Es una estupidez atacar con un pelotón. Sabes que tienen artillería. No tenéis ni protección. La dinamita es la artillería, la noche, protección. Y el Señor es mi pastor. Puede que también sea el suyo. Si es así, habrá un montón de ovejas confusas. La ametralladora. Todos juntos. Han volado el arsenal. Bien. Lo han conseguido. Ha habido tres bajas. ¿Quiénes? Eli, Tov, Andre. Andre. ¿Tu marido? ¿Te encuentras bien? Sí, estoy bien. No he vuelto a Tel Aviv para decirle que todo va como la seda. Las cosas están bastante mal. En su opinión, ¿cómo de mal? Si Los árabes tienen un plan de campaña decente y atacan mañana, podrían ocupar Tel Aviv en diez días. Tenías que traer a otro experto. Te Lo aseguro, tiene un plan radio Todo el mundo me dice que el paciente se muere. Ya ha vivido . años desde que Lo desahuciaron Los médicos. No llegará a . si no hace Lo que dice el prospecto. Podría escribir Los manuales de memoria. Hay que convencer a Los oficiales de que los lean y hagan la instrucción. Usted escriba, que yo Los convenceré. ¿Sabe cuál es su mayor arma? Las agallas. Las agallas de esos chicos de jerséis rotos y zapatillas agujereadas. ¿Por qué darles armas de saldo o no darles armas en absoluto? Porque su gobierno y las Naciones Unidas nos embargan, mientras Los británicos arman a nuestros enemigos abiertamente. Tenemos suerte de tenerlas de saldo. No se gana una guerra con excusas. ¿Le han dicho que tengo muy mal genio? Estuve a las órdenes del general “Sangre y tripas” Patton. Usted es un gatito. No deberían morir con pantalones prestados. El Palmach lucha descalzo, mientras están de rebajas en las tiendas. Soy el ministro de Defensa no oficial de un gobierno no reconocido, sin autoridad para requisar suministros. Pues que rompan el escaparate y cojan Lo que necesiten. El mundo no se compadece de las víctimas, sólo respeta a los que luchan. ¿Acaso no hemos luchado? No para ganar. Están así: Palmach, Haganá, Irgun, Sterngang, gobierno. Cada uno tira en una dirección. Si Los une bajo un solo mando, tendrá un ejército rápido y contundente. ¿Nos va a ayudar a conseguirlo? No Lo sé. No sé si alguien podría. No queda mucho tiempo. Pero si me quieren a mí, si creen que sé Lo que hago, deme carta blanca, autoridad absoluta para consolidar todas las fuerzas. ¿Eso es Lo único que quiere? Sí. Debe entender que somos novatos. Los chicos de la Haganá y el Palmach son muy valientes, pero, al igual que hermanos, tienen celos unos de otros. ¿Y Los otros grupos? ¿El Irgun? También son muy valientes. Tienen su propia guerra contra Los británicos. ¿El grupo Stern? Valientes, de vez en cuando nos atacan, pero con valor.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *