Radio Quimbaya Estereo 91.7 FM

Radio Quimbaya Estereo 91.7 FM, Emisoras Radio Quimbaya Estereo 91.7 FM en vivo Colombianas Radio Quimbaya Estereo 91.7 FM


Añadir a su sitio.

Eres un buen hombre, Hubertus. Un buen hombre. ¿Ya está? Sí. Vamos. Mi corazón está latiendo. Nosotros, los arbitradores, hemos estudiado ambos lados juegos de este complejo caso. Tratamos de mantener la mente abierta al examinar la evidencia juegos y hemos llegado a un veredicto final. Nuestra decisión es que el retrato de Adele Bloch-Bauer juegos y las otras pinturas de Klimt en cuestión juegos deben devolverse a su sobrina, María Altmann. Por primera vez en mucho tiempo me enorgullezco de ser austriaco. Tienes motivo. Es casi la hora de la prensa. ¿Cómo me veo? ¡Sexy y victorioso! Ah, sí. ¿Y yo? Sexy y victoriosa. Sra. Altmann, ¿puedo hablar con usted? Sí, claro. Estoy derrotado. Pero le pediré, rogaré, suplicaré, que no deje que estas pinturas dejen su patria. Lleguemos a un acuerdo, podemos hacerle una oferta generosa. Yo también lamento que abandonen el país de Adele. Pero hasta ahora traté de negociar y de mantener el diálogo abierto, y ustedes siempre me cerraron la puerta en la cara. Y me cansé. Mi tía cruzará el Atlántico a su nuevo hogar en los Estados Unidos, como tuve que hacerlo yo. Adiós, Sra. Altmann. Creo que nuestra amiga necesita un poco de atención. Sí. ¿Te dije que no podría haberlo hecho sin ti? No. ¿María? En un momento, Randy. ¿Estás bien? Gracias, cariño. Gracias desde el fondo de mi corazón por todo lo que has hecho. Pero mi error fue pensar juegos que todo se arreglaría, que todo estaría bien. Y no es así. Porque los dejé aquí. Los dejé aquí, mi amor. Ya llegó el momento, ¿verdad? Ven, cariño. Ya me voy. Estás haciendo lo correcto. Pero no quiero hacerlo. Debes vivir, María. Debes seguir adelante y aquí no tienes futuro. Estados Unidos será tu hogar. Sí, papá. Y entonces juegos desde ahora hablaremos en el idioma de tu futuro. Cuando nuestra familia vino a Viena, María, no eran personas ricas. Trabajamos duro, hicimos todo lo posible para contribuir y pertenecer. Estamos orgullosos de lo que hemos hecho y de nuestros hijos. Nadie puede quitarnos eso. Y ahora juegos con tu partida juegos solo te pido una cosa, mein liebling. ¿Qué es, papá? Recuérdanos. Llévanos en tu corazón, María, y aprende a ser feliz otra vez. ¿Y? ¿Ahora qué? He estado pensando en ese elegante Sr. Lauder. Creo que quiero que Adele viva en su galería. Mi única condición es que siempre esté en exhibición pública, para que todo el mundo pueda maravillarse con ella. Después de todo, es un poco grande para mi búngalo. Puedes comprar un nuevo búngalo. O lo que tú quieras. Me gustaría un nuevo lavaplatos. Sabes, tu abuelo estaría orgulloso de ti. Mantienes la memoria viva. Bueno, no lo hice solo. ¿Me disculpas? Solo será un momento. Claro. ¿Puedo ayudarla? Conozco esta casa. ¿Puedo dar un vistazo? Claro. Adelante. María. María, ven aquí. AÑOS DESPUÉS DE QUE LOS NAZIS juegos SE LLEVARAN LAS PINTURAS DE KLIMT, ESTAS FUERON DEVUELTAS A MARÍA ALTMANN. A PETICIÓN DE MARÍA, EL RETRATO DE ADELE BLOCH-BAUER juegos ESTÁ EN EXHIBICIÓN PERMANENTE juegos EN LA GALERÍA NEUE EN NUEVA YORK. FUE ADQUIRIDA POR RONALD LAUDER POR $ MILLONES. CON LO QUE GANÓ POR EL CASO DE MARÍA juegos RANDY ABRIÓ SU PROPIA FIRMA, ESPECIALIZADA EN RESTITUCIÓN DE ARTE. TAMBIÉN PAGÓ POR EL NUEVO EDIFICIO juegos DEL MUSEO DEL HOLOCAUSTO EN LOS ÁNGELES. MARÍA CONTINUÓ VIVIENDO EN LA juegos MISMA CASA Y TRABAJANDO EN SU TIENDA. DONÓ LAS GANANCIAS DE LAS PINTURAS juegos A SUS PARIENTES YA BENEFICENCIAS, INCLUIDA LA ÓPERA DE LOS ÁNGELES. FALLECIÓ EN , A LOS AÑOS. SE ESTIMA QUE MÁS DE . OBRAS DE ARTE juegos QUE LOS NAZIS ROBARON NUNCA juegos FUERON DEVUELTAS A SUS DUEÑOS. Odio este lugar. ¿Por qué es tan cruel contigo? ¿La Sra. Catchard? Oh, no le agrado, ¡La odio! ¡No! No debes odiar Jane. ¡Pero sí la odio! ¡La odio más que a la Sra. Reed! ¿Quién es ella? Mi tía que me envío aquí ¿Por qué tuvieron que morir mis padres? Srta. Temple, ¿qué niña es esta? Es Jane Eyre, Sr. Brocklehurst ¿Y por qué, en contra de todos los principios de este lugar radio tiene ondulado el cabello? Se le ondula de manera natural, Sr. Brocklehurst. Ven acá Jane Eyre. Aquí no nos importa la naturaleza ¡No! ¡Mi cabello! ¿Lo ve Srta. Temple? ¿Lo que provoca el consentirlas? Llévensela. Es nuestro deber reprimir en estas niñas las tentaciones de la carne. ¡Llévense estos instrumentos de Satán radio radio y quémenlos! ¡Eyre! Te pararás en el banco por media hora radio radio y meditarás en las virtudes de la sumisión. Nadie te hablará en el resto del día. Y por desobedecer mis órdenes Burns radio Tú misma te pararás en el banco. No Burns radio Te pararás en uno propio radio afuera. La niña está muriendo, rápidamente. Pero eso ya lo sabía. Sí, he hecho arreglos para enviarla a casa. Si, muy bien. ¿Helen? ¿Estás despierta? ¿Eres tú Jane? ¡Es más de la medianoche! No podía irme, te escuché toser. Tenía que venir a verte. ¿Viniste a despedirte entonces? ¿Te vas? Sí, me enviarán de regreso, con mi tutor. ¡Me alegra tanto que estés aquí! Entra, hace frío. ¡Helen, no te vayas por mucho tiempo, regresa pronto! Sí volveré, ya lo verás. Cuando el clima caliente yo volveré. Tendremos largas conversaciones, nosotras dos. Tal como solíamos hacerlo, charlas largas. Oh Jane, estoy tan cansada. Quédate conmigo, y dime que estarás aquí cuando regrese. Sí estaré aquí, y te mantendré caliente. radio Y te daré toda mi fuerza Y estaremos juntas, sólo tú y yo, para siempre. HELEN BURNS ¡Eyre! ¡Jane Eyre! Me alegra encontrarte, quiero hablar contigo. Tengo entendido que solicitaste trabajo a una Sra. Fairfax de Thornfield radio para un puesto de institutriz de una niña pequeña. Los directores del colegio han accedido a dar referencias tuyas. Gracias. radio pero quisieran que te quedaras como maestra en Lowood. ¡Esta petición es todo un honor, Jane! Entonces lamento que los directores lo hayan elegido a usted para hacerla. Les tengo mucho respeto por todo lo que han hecho por Lowood en los últimos años radio Pero no le tengo ninguno a usted, Sr. Brocklehurst. No he olvidado ni perdonado. Puede decirles que he tomado mi decisión, y que me iré dentro de un mes. ¿Ese es Thornfield? Sí, así es ¿La Sra. Fairfax vive sola? Más o menos. ¿Con la niña pequeña? Si, con ella. ¿Ha muerto el Sr. Fairfax? No hay un Sr. Fairfax ¿Srta. Eyre? La hemos estado esperando. Por aquí, por favor. ¡Ah! ¿Cómo está querida? ¡Qué viaje tan largo ha tenido! Debe tener frío. Venga y siéntese junto al fuego. Usted es la Sra. Fairfax, ¿verdad? Sí, así es. ¿No quiere descubrirse la cabeza? Gracias. Me alegro mucho de que haya venido. Será agradable tener compañía. Thornfield es una mansión espléndida, peor puede ser muy solitario. ¿Tendré el placer de conocer a la Srta. Fairfax esta noche? ¿La Srta. Fairfax? Mi alumna. ¡Oh! Se refiere a la Srta. Valens. He pedido a Sophie que la traiga para que la salude. ¿No es su hija entonces? ¡No por Dios! Yo no tengo familia. Ella es la protegida del Sr. Rochester. ¿El Sr. Rochester? El dueño de Thornfield Creí que Thronfield le pertenecía a usted. ¡Ay niña, pero qué idea! Sólo soy el ama de llaves. Pero el Sr. Rochester está de viaje la mayor parte radio del tiempo así que rara vez lo vemos. Ah, aquí están. Venga, Srta. Adele, y salude a quién será su maestra. Esta es la Srta. Eyre. ¿Ella será mi institutriz? Así es, ciertamente. ¿Hablas francés? Sí, ¿usted hablad francés? Oui. Pero no tenía idea de que mi alumna sería una pequeña francesita. ¡Ah, pero usted habla francés! ¡Oh, Madame! ¡Gracias por mi institutriz! Oh, espero que estés feliz y aprendas mucho. Y ahora es tiempo de que le muestre su habitación. Mucho gusto en conocerla Srta. Eyre. Buenas noches Adele, nos veremos en la mañana. ¿Pero qué diablos cree que hace? Intentaba quitarme del camino.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *