Radio Zuldemayda 106.9 Fm

Radio Zuldemayda 106.9 Fm, Emisoras Radio Radio Zuldemayda 106.9 Fm en vivo Colombianas Radio Zuldemayda 106.9 Fm

que si su caso sigue adelante, la diplomacia mundial se derrumbará juegos y usted será la única responsable. Sr. Schoenberg. Sr. Presidente de la Corte, su Señoría, creemos que aplicar esta ley retroactivamente no es impermisible. ¿Por qué no es tan fácil como decir que actúa retroactivamente? Debemos preguntar, ¿cuándo se debe ejercer la jurisdicción para cada fin? Lo siento. No estoy seguro de entender la pregunta. Creo que yo tampoco. ¿Alguien entendió? Comprendemos las inquietudes del gobierno, señor, en cuanto al tema de la caja de Pandora. Pero cada país es diferente. A diferencia de Cuba, con Austria hay un tratado, y no hay disputa sobre el tipo de ley que se aplicaría. Queremos abrir la caja, tomar lo que nos corresponde y volver a cerrarla enseguida. Los acusados han tratado de frustrar nuestros intentos, amenazando con el fin de las relaciones internacionales, pero tengamos perspectiva. Este es el caso de una mujer que quiere lo que le pertenece. La Sra. Altmann vino a Estados Unidos en su juventud buscando paz. Démosle justicia también. Gracias, Sr. Schoenberg. Sra. Altmann, ¿la sorprendió que el gobierno apoyara a Austria juegos ? ¿en su intento de desestimar el caso? Algunos quieren que me apresure a morir. ¿Por qué no los Estados Unidos? David Pike, reportero judicial. Estuvo usted brillante. Gracias. Randy Schoenberg. Toma unos tres meses tener un veredicto, pero no hay forma de que ganen. De acuerdo. Llevo años en esto y nunca me equivoco. Se les ve en la cara. Muchas gracias. Lindo para acabar el día. De nada. De acuerdo. Cuídese. Buena suerte. De acuerdo. Hola, Nathan. Te saludó. Hola, amigo. CUATRO MESES DESPUÉS Cariño, ¿puedes dejar de ver tu reloj cada dos minutos? ¿Hola? De acuerdo. María, no te des por vencida. La pelea continúa. La Corte Suprema falló a nuestro favor. Le haremos juicio a Austria. Estoy orgullosa. Gracias. ¡Desde que te vi, supe que eras el adecuado! Por eso ignoré todos los malos momentos. Pensé que era lo que querías. Claro, iremos a juicio, pero encontrarán otra forma de alargarlo. Podrían ser unos años más. Tal vez ella no viva tanto, y nosotros no podemos darnos ese lujo. Cariño, hemos llegado tan lejos. No podemos detenernos. Hay algo más que podemos intentar. Como un gesto de reconciliación. Estoy dispuesta a que las pinturas se queden en la Belvedere. Solo tienen que aceptar que las tomaron ilegalmente. Sí, y después llegar a un acuerdo sobre la compensación. Olvídenlo, de ningún modo. ¿Puede ayudarme a entender su postura tan inflexible? No vamos a pagar por algo que consideramos nuestro. Y lucharemos hasta el fin antes de darnos por vencidos. Arbitraje en Viena. ¿Randy? Elegiremos un arbitrador y ustedes, otro. El tercero es neutral. Eso tiene más sentido. Es una idea razonable. Randy, ¿podemos hablar en privado? Disculpen. Primero me obligas a la mediación y ahora esto. ¿Tan loco estás que crees que el arbitraje en Viena juegos ? ¿votará a favor nuestro? No veo otra opción. Eso implica volver a Austria. María juegos Escúchame. No puedo sentarme aquí a discutir. Hago lo que creo que es mejor. Necesitas guardar silencio esta vez y confiar en mí. No, Randy, ¡no guardaré silencio! No. ¡Ya basta! Felicidades, Dr. Dreimann. Sus tácticas funcionaron. Ya no jugaré este juego. Adiós, caballeros. Adiós, Sra. Altmann. María juegos Muy bien, María. Muy bien. No quiero hablar contigo. El sentimiento es mutuo, pero no tenemos opción. Se acabó. No. Cometimos un error. ¿Qué se acabó? ¿Qué quieres decir? Aceptemos la derrota y volvamos a lo que queda de nuestras vidas. ¿Estás loca? ¡Estoy cansada y pueden quedarse con las pinturas! Quiero decir, Randy, que a partir de ahora no necesito tus servicios. ¿Es broma? Di todo lo que tengo. Tengo una deuda enorme. Mi esposa y yo, mis hijos juegos Todo lo que me importa en el mundo y tú tienes el descaro juegos ¡Todo lo que he hecho, lo hice para recuperar tus malditas pinturas! Lamento que vinieras a mí. ¡Y tienes el descaro de decirme que se ha terminado! Estamos tan cerca. Aguanta un poco más. Los austriacos nunca la dejarán ir. Nunca. Y no dejaré que me vuelvan a humillar. Vuelve a Viena si es necesario, pero no iré contigo esta vez. Estás solo, Randy. El arbitraje podría pagarse, pero es un riesgo. Nuestro hombre es una apuesta segura, pero me preocupan los otros dos, la verdad. El que eligió Austria es un tradicionalista estricto. No creo que decida a tu favor. En cuanto al tercero juegos Es incierto. Tengamos fe. No creí que volverías, y, la verdad, no sé si fue buena idea. Apuestas a que Austria haya cambiado. Comienza en dos minutos. Sí, dos boletos, por favor. Te llamas igual que el compositor. Qué coincidencia. El gobierno austriaco nos dio su caso por escrito para revisarlo. Sr. Schoenberg, también se le ofreció la oportunidad de hacerlo, pero ha decidido presentar los puntos introductorios juegos de su argumento de forma oral. Lo escuchamos. Gracias, señor. Damas y caballeros, me place estar frente a ustedes por dos razones. Primero, al igual que mi oponente en este caso, pienso que este es un asunto nacional de Austria, que debe resolverse juegos dentro de sus fronteras. La primera vez vine por mí. Esta vez estoy aquí por él. Y la segunda razón por la que me alegra juegos estar en Viena juegos es porque mi cliente, la Sra. Altmann, y yo somos austriacos. No me malinterpreten, somos estadounidenses también, pero nuestras familias y raíces vienen de la cultura de esta ciudad. Y en algún lugar, en el corazón del mundo, hay una mujer por cuyo retrato pelean ambas partes. Adele Bloch-Bauer. Durante mi visita, he distinguido dos Austrias: Una que se opone a la restitución de las víctimas del Nazismo juegos y otra que reconoce las injusticias juegos cometidas contra la población Judía de Austria y que quiere rectificarlas. Espero haber demostrado por escrito que la ley favorece la restitución. Una serie de eventos y fechorías apuntan al hecho indiscutible juegos de que las pinturas en cuestión llegaron a la Belvedere, y permanecieron ahí por más de medio siglo de forma deshonesta e ilegal. Y que el testamento de Adele no tiene valor legal. En cierta forma, damas y caballeros, este es un momento histórico. Un momento en que el pasado le pide algo al presente. Hace mucho, sucedieron cosas terribles aquí. Hubo gente que deshumanizó a otra, que la persiguió y envió a muchos a la muerte, que aniquiló a familias enteras. Y les robaron propiedades, el sustento, objetos preciados. Entre ellos estaban los Boch-Bauers, la familia de una amiga muy querida. Ahora les pido a ustedes como austriacos, como humanos, que reconozcan esa injusticia, no solo por María Altmann, sino por Austria. Mira eso. De niño mi padre solía traerme los domingos. ¡Sí, a mí también! A comer waffles y helado, sí. Mi padre era un hombre impresionante. Cuando yo era pequeño lo admiraba, lo adoraba. Y querías ser como él cuando fueras grande. Cuando tenía quince años descubrí que había sido Nazi, María. Un seguidor apasionado del Tercer Reich. Toda mi vida he tratado de reparar los pecados de mi padre. Cada día me pregunto cómo pudo convertirse en la persona que fue. Y a diario trato de alejarme de él.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *