Radio Uno 88.3 FM

Radio Uno 88.3 FM, Emisoras Radio Uno 88.3 FM en vivo Colombianas Radio Uno 88.3 FM


Añadir a su sitio.

Se supone que debemos tomar juntos esas decisiones, ¿no? Sí. Lo siento juegos Tienes razón. Me sucedió algo en Austria. Y no sé por qué, pero no puedo olvidarlo. Creo que es importante. Lo siento mucho. Espero que no estemos perdiendo el tiempo. Comprendes que este es solo el primer paso, ¿no? Contrataron a Stan Gould. Es de una famosa firma de Judíos. Qué amables fueron al darle trabajos a los Judíos. Intentan desestimar el caso por formalidades. Para ganar tiempo. Con la esperanza de que me muera antes de que llegue a juicio. Exacto. Bueno, les haré el favor de permanecer viva. ¿Puedes conducir más rápido, Randy? Se te derrite el chocolate de la rosquilla. Aquí. Señor Gould. Hola. Encantado. Señor Schoenberg, señora Altmann. Doctor Dreimann, gracias por venir desde Austria. Nos halaga. Siempre quise visitar Disneylandia. Serán dos pájaros de un tiro. Espero que su visita valga la pena. Señora Altmann, la veo más joven de lo que parecía en Viena. Esta mañana, siento que aún me quedan años por vivir. Todos de pie. Ya basta. Comencemos, señor Gould. En , se aprobó la ley de inmunidad de los estados soberanos, es decir, años después de los sucesos en cuestión. Es obvio que la ley no se aplica de manera retroactiva. Me asombra que el abogado de la señora no le haya explicado eso. Le habría ahorrado inconvenientes y falsas esperanzas. No, para nada. No es inconveniente. Los lunes no tengo muchos clientes. Qué bien, señora Altmann. Pero, desde ahora, hable solo cuando se lo pidan, por favor. En esta sala, se deben respetar ciertas normas. Su Señoría, es cierto que la ley juegos se aprobó en , pero se puede aplicar de manera retroactiva. Si me permite juegos Hubo acciones legales antes de . Estos son solo tres ejemplos. Muchas gracias, señor Schoenberg. De seguro, me encantarán. Se levanta la sesión por diez minutos. Es un asunto doméstico de Austria. Cualquier otra cosa sería una violación a su soberanía. Después de todo, la señora Altmann puede seguir su caso en Austria juegos sin recurrir a las Cortes del país ni al dinero de los contribuyentes. Aplaudo la preocupación del señor por los contribuyentes, pero para llevar el juicio a Austria juegos la señora Altmann debería ser millonaria. No es el caso. De hecho, agotamos todas las demás alternativas. Si no, no estaríamos aquí. Ya se demostró que la ley se aplica a los sucesos anteriores a . Además, debido a los costos, la Corte decidió juegos que Austria no es el lugar adecuado para resolver estos reclamos. Su Señoría juegos Petición de la defensa denegada. Todos de pie. Saltamos el primer obstáculo. Siempre pensé que debía haber más juezas mujeres. Es un revés, pero esto no acaba aquí. Doctor Dreimann. Felicitaciones. Fue un resultado inesperado. Es un hombre muy ocupado. Debería considerar una mediación. No habrá mediación, señor Schoenberg. Hoy tuvieron mucha suerte, pero no se equivoquen. Llegaremos hasta la Corte Suprema de ser necesario. Que tengan un buen día. ¡Disfrute Disneylandia! SEIS MESES DESPUÉS Sra. Altmann, soy Ronald Lauder. El hijo de Estee. Sus labiales son maravillosos. Color moca, mi favorito. Siéntese. Tengo mucho respeto por su campaña. Las obras que los Nazis robaron juegos son los últimos prisioneros de la Segunda Guerra juegos y Adele es su reina. Mi tía se sentiría muy halagada. Era yo un joven cuando vi el retrato y me enamoré al instante. Por eso la quiero para mi galería en Nueva York. Nos estamos adelantando un poco, Sr. Lauder. Uno tiene que hacer lo necesario para tener un resultado favorable. Lo que me lleva al Sr. Schoenberg. Ha sido un gran aliado. Y continúa siéndolo. Es muy inteligente, pero no creo que esté listo para la Corte Suprema, señora. Ayudarla en el proceso de apelación es una cosa, pero ¿Washington? Sería como mandar a un niño a la línea de fuego. ¿Eso cree? Estoy dispuesto a pagar por el mejor abogado a partir de ahora. El hombre que tengo en mente es el equivalente a Einstein. Ha hecho la tarea sobre su caso y digamos que conoce el tema. ¿Puedo pedirle que la llame? Puede pedirle que no me moleste. Me quedaré con mi niño, Sr. Lauder. Es mi decisión final. Lo repetidos intentos de que se desestimara el caso juegos Cariño, llevemos a Dora a casa de tu madre y vamos al hospital. ¿Uso una voz más grave? Cariño, se me rompió la fuente. ¿Qué? Se me rompió la fuente. Mantén la calma. ¿Estás bien? Estoy bien. Vas a tener un bebé. Estoy al tanto. Creo que debes ponerte esta corbata y esta camisa para la Corte Suprema. La que te regaló tu papá. Debes llevarme al hospital y después ir a Washington. Hazlo por todos. Espera, espera. ¿Estás segura? Escucha juegos Lo que sea que haya dicho debes saber que estoy contigo. Y aun si no funciona, nos arreglaremos. Vamos a estar bien. Sí. Estás haciendo lo correcto. Toma una pastilla. Son de cereza. La dejaré aquí para después. Cariño, aunque no pasemos de aquí, llegamos hasta la Corte Suprema. Todo un logro para una chica austriaca como yo. ¿Me puede mostrar el camino al tocador, señor? Bien. Ahora dilo de nuevo, pero con acento estadounidense. Si lo dices así, nadie le entenderá. Mira quién habla. ¡Pareces de Frankfurt! ¡Soy un hombre, no una salchicha! ¡María Altmann! ¿Quién es María Altmann? Yo. Telegrama para usted. Es de mi hermana. Nos está esperando en California. Pero recibió malas noticias de Viena. ¿Tus padres? Escucharemos los argumentos de -, Martía Altmann contra la República de Austria. Señor Gould. Señor Presidente de la Corte, su Señoría, mi argumento será breve. Este es un asunto nacional austriaco. No tiene lugar en el tribunal estadounidense. Gracias, Sr. Gould. Sr. Franks, represento al gobierno de los Estados Unidos. Su argumento inicial, por favor. Señor Presidente de la Corte, si esta ley se aplicara retroactivamente juegos abriría muchos casos contra muchos estados extranjeros, lo que complicaría aún más nuestras relaciones internacionales. Deme un ejemplo. Actualmente hay casos pendientes contra Japón y Francia juegos ¿Está diciendo que la Sra? Altmann no debe pedir sus pinturas juegos porque afectaría nuestras relaciones con Japón? Podría ocurrir, su Señoría. Sra. Altmann, parece



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *