Radio Emisora Cultural RAC 97.7 Fm

Radio Emisora Cultural RAC 97.7 Fm, Emisoras Radio Emisora Cultural RAC 97.7 Fm en vivo Colombianas Radio Emisora Cultural RAC 97.7 Fm


Añadir a su sitio.

¡Entraron allí! El auto. ¡Atrápenlos! Muchas gracias. Haría lo que fuera por tu familia. Buena suerte. Los pasajes, por favor. ¿Viajan a Colonia? A Colonia, sí. ¿No tienen equipaje? Fue algo imprevisto. Solo pasaremos allí una noche. Mi marido será el suplente de Wotan en la ópera de Colonia. El barítono está enfermo. Von Karajan dirige la orquesta. Estamos muy entusiasmados. Buena suerte. Gracias. El que sigue. Anuncio para los pasajeros del vuelo , destino Colonia. Debido a circunstancias imprevistas, el vuelo se retrasó. Les pedimos disculpas por los inconvenientes. Damas y caballeros, vamos a comenzar el embarque. Por favor, tengan los pasajes en la mano. ¡Atención! Hay pasajeros que no embarcarán esta noche. Herr Stefan Neumann, Herr Karl Neumann. Den un paso al frente. Por favor, acérquense. Damas y caballeros. Y ella es la ministra Gehrer. ¿Cómo está? Aquí está nuestro abogado principal para este complicado caso. Tomen asiento. Algunos casos son más complicados que otros. Pero, luego de mucha deliberación, lamentamos informarle, Frau Altmann, que el Comité decidió que las cinco pinturas de Klimt que se encuentran en la galería se quedarán allí. Es una broma, ¿verdad? No están bromeando, Randy. Obedeceremos el testamento de su tía. Ese es el punto: no es un testamento. Los cuadros no son de ella. Aquí, ¿dónde está juegos ? Los cuadros eran propiedad de Ferdinand, no de ella. Su testamento carece de validez. ¿Esto es lo que juegos ? Y pasan por alto el hecho de que se ocultó juegos cómo llegaron allí los cuadros. No les importan los hechos, Randy. Son los deseos de su tía. No es un testamento vinculante. ¿Creen que mi tía habría escrito eso si hubiera sabido lo que ocurriría? ¿Lo creen? Saquearon su hogar. Asesinaron a su pueblo. No es una decisión negociable. Si no está de acuerdo, lleve el caso a la Corte. Vamos, Randy. Vámonos. Habla como si conociera a mi tía, pero no la conoció. Puedo asegurarle que, con lo que decidieron hoy, se sentiría avergonzada de ser austríaca. Y ustedes también deberían avergonzarse. No estamos en los Estados Unidos. Aquí, para presentar un caso, el gobierno exige un depósito por el costo de . millones de dólares. Y eso es para empezar. ¿Un millón mil dólares? Es un porcentaje del valor aproximado de los cuadros. Nos dicen que vayamos a juicio, pero saben que nos es imposible. Sí, no hay nada que hacer. ¿Y un arbitraje aquí, en Viena? Nadie decidirá devolverte los cuadros, Randy. Nadie. Es una pérdida de tiempo y dinero. Basta de soñar. Gracias por todo tu esfuerzo, Hubertus. Vamos, Randy. Es hora de hacer las maletas. Adiós, Hubertus. Lo siento. Vine a ver cómo estabas. Ven. Siéntate. ¿Cómo estás? Exhausta. Eso sucede cuando recibes malas noticias todo el día. Nunca admitirán lo que hicieron. Porque, si admiten una cosa, deberán admitirlo todo. ¿Admitir qué? Que nunca fueron víctimas. La mayoría de ellos recibió a los Nazis con flores. Esa es la verdad. Es un placer anunciarles que la juegos Adele de Klimt se quedará en Austria. Es una victoria para la galería y también para el pueblo austríaco. Basta, apágalo. Mañana iremos a casa. Y, camino al aeropuerto, nos detendremos para visitar juegos el Monumento al Holocausto. Así, no habremos venido en vano. El campo en donde mataron a mis bisabuelos. Treblinka. Murieron al poco tiempo de que tu abuelo escapara. Los recuerdo bien. Tenían un cerezo en el jardín. Y ella tenía unos ojos preciosos. Tu madre me recuerda a ella. Se los llevaron en el medio de la noche. Ya debemos irnos al aeropuerto, Randy. Bueno. ¿Sabes qué? Dame juegos Debo ir al baño. Enseguida regreso. Sí. Mi abuelo solía decir que las tres cosas que más odiaba eran Hitler, su abuela y el sol de Los Ángeles. Pero debo decir que yo adoro Los Ángeles. Si mi querido Fritz estuviera vivo, nos recibiría con un aria. Bienvenidos a casa. Por Randy y María. Por Randy y María. Hicimos todo lo que pudimos. Eso es lo que cuenta. Hicimos todo lo que pudimos. El pasado es el pasado. Debemos dejarlo ir. ¿María? ¿Randy? Hola. Fui por el dinero. Esas pinturas valen más de cien millones de dólares. Por eso la acompañé. Fui por el dinero, Pam. Es comprensible. Pero ahora regresaste y está todo bien. ¿Sí? ¿Randy? MINISTERIO DE CULTURA AUSTRIACO: RECLAMOS DE RESTITUCIÓN DE ARTE NUEVE MESES DESPUÉS RETRATOS DE KLIMT Son dólares, señor. Gracias, señora Scheff. Adiós. Disculpe. Gracias. ¿Qué haces por aquí después de tanto tiempo? El catálogo de la galería Belvedere, a la venta, en Barnes and Noble. Hola. ¿De qué hablas? No lo entiendes. ¡Los atrapamos! ¡Los puedes demandar aquí! En los Estados Unidos. No quiero volver con eso. Pensaba que habías dicho que no podíamos demandarlos aquí juegos por lo de la inmunidad diplomática. Encontré el modo. Tres condiciones. ¿Cuáles? Cuando se adueñan de algo de manera ilegal. Fue así. Gracias. Cuando el objeto lo posee una agencia del país extranjero. ¿La galería Belvedere? Gracias. Cuando la agencia tiene actividades comerciales en los Estados Unidos. ¿La venta de libros en Barnes and Noble? Gracias. Si cumple esas condiciones, puedes demandarlos aquí, en el país. Felicitaciones. Puedes demandarlos. Sí, pero no quiero. ¿No recuerdas lo que te dije, Randy? A veces juegos hay que olvidar el pasado. Es bastante improbable. Para empezar, no hay precedentes. Sí que hay. Hallé un caso. Una familia Judía de Argentina que perdió un hotel. La respuesta es no. Tengo un buen presentimiento, señor. ¿Desde cuándo te pagamos para tener presentimientos? Es lo que se llama un ultimátum, Randy. Te seguí la corriente. Pensé: “Que vaya a Europa, que se foguee”. Supongo que una parte de mí esperaba que tuvieras razón. Creo que tengo juegos ¡No! No hay ningún caso. No hay ningún mecanismo legal entre los Estados Unidos y Austria. Un último intento. Te necesito aquí. Basta de cosas extra. Basta de cuadros de Klimt. Hola. Hola. Vine a presentar una demanda contra el gobierno de Austria. Ya completé la demanda. ¿Cuánto le debo? Son dólares. Algún día me gustaría ir a Austria con mi hija. Le encantan los canguros. ¿María? ¿Puedes venir un segundo? Quiero que presencies algo. Vamos. Doble tiempo. Hola. ¿Está el cónsul Brandstetter? Hola. Me temo que no, señor. Dígale que la señora Altmann y Randy Schoenberg pasaron por aquí. Quizá oyó de nosotros. ¿Qué necesitamos del cónsul austríaco? Por favor, avísele que le dejamos una demanda. Aquí la tiene. Iremos a juicio contra el gobierno austríaco. Que tenga un buen día. ¿Puedes esperar un poco y decirme qué sucede, Randy? Iremos a juicio. No puedes hacer eso. No puedes ir a la carga como una apisonadora loca. ¿No? ¡Randy! Deja de caminar tan deprisa. No puedo seguirte el ritmo. Detente. Ya te dije que no tengo interés en demandarlos. Ya tuve mi diversión. Volví a mi vida tranquila. Al fin, empecé a recobrar la paz. Ahora dilo con convicción. No seas impertinente. Me fastidias. Igual, no tienes tiempo para esto. Debes mantener a tu familia, y tu trabajo es de tiempo completo. No. ¿Cómo que renunciaste? Renuncié. Hablé con mi padre. Puede prestarnos dinero juegos para mantenernos a flote. Qué bien. Justo ahora que esperamos otro bebé. ¿No es presión suficiente?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *