Radio Coral FM Stereo 107.4 Fm

Radio Coral FM Stereo 107.4 Fm, Emisoras Radio Radio Coral FM Stereo 107.4 Fm en vivo Colombianas Radio Coral FM Stereo 107.4 Fm


Añadir a su sitio.

de alguien con ojo juegos más refinado y moderno, Bruno Grimshitz. ¿Grimshitz? Quitaron las pinturas de tu casa juegos y las transportaron cuidadosamente a la Belvedere. Hubo que alterar ciertos datos. Como el nombre de tu tía y su origen Judío, claro. Durante la guerra solo se la llamó juegos La Dama de Oro. Le robaron su identidad también. No bastaba con robarle a tu familia e intentar destruirla. Había que erradicarla de la historia. Las pinturas llegaron a la Belvedere juegos En . Tu tío falleció juegos Al final de la guerra, en . En contra del testamento de Adele, las pinturas acabaron en la Belvedere antes de su muerte. Y él también dejó un testamento. Sí, así es. En él les dejaba todo lo que poseía, o lo que le quedaba, a ti y a tu hermana, sus únicas herederas. Fue una de las últimas cosas que hizo antes de morir días después. Sí, pero ¿no alegarán que Adele se las dejó a la galería? Realmente no tenemos un caso. Randy, ¿le enseñas a María nuestro as bajo la manga? ¿Qué es esto? Es una declaración de que Ferdinand pagó por las pinturas. Él era el dueño legítimo, no Adele. Ella no tenía derecho a regalarlas. ¿Entonces el testamento no es válido? Técnicamente no es un testamento. No tiene valor jurídico. Es un deseo. Debemos llevarle todo esto a RudolfWran, el jefe del Comité de restitución. ¡Sí! Y tu tía vendrá con nosotros. Randy, espera, escucha. Ella es la Mona Lisa de Austria. ¿Crees que van a dejarla ir? Sí, le hemos dejado cuatro mensajes al Sr. Wran esta mañana. El Sr. Wran está muy ocupado ahora, entiendan. Sí, claro que entendemos, pero es esencial que hablemos con él. El problema es que es vital juegos Randy, ¿es él? Es mejor que le dejen un mensaje. ¿Sr. Wran? ¿El Sr. RudolfWran? Hola, soy Randy Schoenberg. Mi clienta, la Sra. Altmann. ¿Qué tal? Claro. Lamento no haber tenido tiempo para responderles. Por favor, no se disculpe. Es usted un hombre importante. Ocupado. Hay información nueva que el Comité debe conocer juegos antes de tomar una decisión en el caso Bloch-Bauer. ¿Ah, sí? Sí, todo está aquí. Hice algunas anotaciones. Disculpe mi letra. Han estado ocupados durante su visita. No vinimos a comer pastel. Sr. Schoenberg, entiendo que es usted nieto del compositor. ¿Sabe que soy fanático de su obra? Es usted un hombre de gustos refinados, Sr. Wran. El genio del sistema de composición de tonos no debe subestimarse. Gracias, pero tenemos toda la información necesaria. Ahora si me disculpan, tengo trabajo que hacer. No puedo creer que Hitler quiso estudiar arte aquí. Desearía que lo hubieran aceptado. Están todos. La que acaba de entrar juegos Es la ministra de cultura. Con tu nuevo amigo, RudolfWran. Vino bastante gente. Están dando todo un espectáculo. Bienvenidos a la Conferencia de Restitución. Este es el primer paso para indemnizar juegos a aquellos a los que les quitaron ilegalmente sus obras de arte. El paisaje montañoso estaba en la sala principal de nuestra casa. Era lo primero que se veía al entrar. Nunca olvidaré el día en que irrumpieron en la casa juegos y descolgaron nuestros cuadros de las paredes. Nuestra criada fue hasta el armario de mi madre, sacó las prendas y le dijo: “Ni piense en ir a la policía porque igual vendrán”. Y así fue. Vino la policía con más gente, y nos vaciaron la casa. Cuando la gente ve el retrato famoso, ven una obra de arte de uno de los mejores artistas de Austria. Pero yo veo el retrato de mi tía, una mujer que me hablaba de la vida juegos mientras yo le cepillaba el pelo. “Restitución”. Es una palabra interesante. La busqué en el diccionario. “Restitución: Devolver algo a su estado original”. Eso me hace pensar. Verán, me encantaría volver a mi estado original. Me encantaría ser una mujer feliz que vive en esta hermosa ciudad. Como muchos de mi generación, que tuvimos que huir, nunca les perdonaré que me prohibieran vivir aquí. Al menos, deberían regresarnos lo que es nuestro por derecho. Gracias. Soy el doctor Bernard Kohler, trabajo en la galería Belvedere. ¿Cómo puedo ayudarlo, doctor Kohler? Si el Comité falla a su favor, llévese los tres paisajes. Pero no los retratos, por favor. Se encariñaron. No imaginamos a Austria sin ellos. Yo sí. Una vez que enmienden el pasado, podremos hablar de un acuerdo. ¿Podemos hablar, María? ¿Me disculpa? Creo que mi abogado está un poco nervioso. No dude en llamarme para seguir conversando. Debemos tener cuidado con lo que decimos. Quieres decir que yo debo tener cuidado con lo que digo. Me llamaste abogado. La mayoría acepta los consejos de sus abogados. Sí, cuando se los piden. Si no te importa, me gustaría regresar sola al hotel. Dio un muy buen discurso, señora Altmann. Pero ¿por qué no deja el pasado en el pasado? Ustedes nunca se rinden, ¿no? La vida no es solo el Holocausto. Mi hermano nos reservó los últimos dos pasajes a Colonia. ¿Y luego qué? De Colonia, viajaremos hasta la frontera. Tenemos un contacto. Le pagaron por ayudarnos a cruzar. ¿Cuándo es el vuelo a Colonia? Hoy, a las ocho de la noche. No puedo dejar a mis padres. Es nuestra última oportunidad, María. Pero alguien debe llevarnos hasta el aeropuerto. Un amigo de mi padre le debe un favor. Nunca nos dejará solos. Tengo una idea. Pero, antes, debo despedirme de ellos. Papa. Mutti. Llegó la hora, ¿no? Sabes que no dejarán juegos que mi padre llame al médico juegos porque cometió el crimen de ser Judío. Así que, al menos, déjanos ir a la farmacia. ¿Y por qué necesitan ir los dos? Por Dios santo, si te preocupa que nos escapemos, ¿por qué no vienes? Bueno. Los llevaré. Pero volveremos de inmediato. Qué lástima. Quería que fuéramos todos al cine. Fumaré un cigarrillo. No será más de un minuto. Buenas noches. ¿En qué puedo ayudarla? Mi padre tiene mucha fiebre. Necesitamos algo para bajarle la temperatura. Un minuto. Bueno, esto le servirá. ¡Llaves! ¿Qué hacen? Me siento débil. Necesito aire. Por favor, abra la puerta. ¿El soldado que fuma en la calle está con ustedes? No. Por favor, abra la puerta. Claro, son Judíos. Nein, bitte juegos ¡Intentan escaparse! ¡Deprisa! Por allí. ¿Seguro que por aquí es el ayuntamiento? Sí. Ve. Me encontraré allí contigo. Porquerías Judías.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *