Radio Tiempo Neiva

Radio Tiempo Neiva, Emisoras Radio Radio Tiempo Neiva en vivo Colombianas Radio Tiempo Neiva
El gobierno austriaco ha decidido conservar el retrato de Klimt de su tía juegos y cuatro cuadros más de Klimt, donados a la galería en su testamento, un hecho que alegan es incontestable. El testamento mismo juegos No lo he visto, a pesar de mis intentos por hacerlo. Atentamente, Johann Rinesch”. ¿Su abogado nunca vio el testamento? Nadie vio el testamento. ¡Randy! Hola, Sra. Altmann, hola. Debemos hacer fotocopias de esto. Es por aquí, ¿sí? Todos aquí parecen tener una crisis nerviosa. Así es. Estuve despierto hasta las tres. Investigué algunas cosas. Estoy impresionada. Consiga a alguien en Viena. Por primera vez en años, han abierto los archivos. Consiga una copia del testamento de Adele. Sí, ¿y luego qué? Un Comité del Ministerio de Cultura revisará cada caso, pero debe llenar una solicitud para que consideren el suyo juegos el mes próximo cuando mucho. ¿El mes próximo? Sí. Ya pedí el formulario. Más despacio. Puedes explicármelo todo en el almuerzo. No, no puedo. Conozco un lindo lugar. Hacen un budín de arroz excelente. Son tres de los mejores abogados de restitución en Estados Unidos. Le costarán, pero sin ellos, no será posible. No. Lo único que tengo es mi tienda, el búngalo, y un poco de dinero ahorrado para un nuevo lavaplatos. No puedo gastar en abogados caros. Claro. Tengo que irme. Y juegos ¿Podrías ayudarme un poco? ¿Cómo un favor? No hay “un poco”, María. Es un trabajo, no un pasatiempo. Eres grosero, ordinario y no te interesa el pasado. Y usted tiene talento para hacerme sentir bien conmigo mismo. Pero tú tienes la conexión. ¿Qué conexión? Tu familia, Randy. Tus abuelos vinieron de Austria. Verás, compartimos la misma historia. ¿Cómo puedes ver con esas gafas? Están asquerosas. Sí, mucho mejor. Espero que veas más claramente. “LA DAMA DE ORO” KLIMT VALOR ESTIMADO “LA DAMA DE ORO” VALOR ESTIMADO EN MÁS DE CIEN MILLONES DE DÓLARES Lo veo como una posible inversión para la firma. ¿Realmente crees que una pintura tan famosa dejará Austria? Creo que sería un error no darle un vistazo. Una semana cuando mucho. Gracias. Gracias, señor. Quiero que vuelvas el tres. Por supuesto. Gracias. Aún trabajando. Cerraré la tienda cuando muera. Buenas noticias. Me dieron luz verde. Iré, buscaré el testamento y partiremos de ahí. ¡Randy, eso es maravilloso! ¿Dando el mordisco de pronto? Sí, así es. Y tengo otra idea. Mi madre envió esto. Hay una conferencia sobre el tema este mes. Piden oradores. Creo que debe presentarse. ¿De qué estás hablando? Distinguida descendiente de una gran familias vienesa, la prensa la amaría. Apresuraría las cosas, pondría presión. Bueno juegos Me encanta tu entusiasmo. Y después de todo, ya no soy joven. Debemos apresurarnos. Pero me temo que con la prisa ha habido un malentendido. ¿A qué se refiere? No volveré a ese lugar. Ni ahora, ni nunca. No entiendo. Destruyeron a mi familia, mataron a mis amigos juegos y me obligaron a abandonar a la gente y los lugares que amaba. Eso fue hace medio siglo. ¿Te parece mucho tiempo? Serían unos días, eso es todo. Ir y volver. ¡Randy, no me estás escuchando! Preferiría morir. No volvería ni por todas las pinturas del mundo. Bueno, hace una semana ni siquiera te interesaba el caso, y ahora estás insistiendo. ¿Qué pasó? En contra de lo que me conviene, creo que usted me agrada. ¿Por cuánto tiempo? Unos días, una semana a lo más. Depende de cómo me reciban. ¿Cuál es tu plan? Dora, no voy a emigrar al Congo. Iré a Austria por unos días, con la bendición de la firma. ¿Tú qué crees? Creo que es un sí. Puedo verte, María. Acércate. ¿Por qué no ayudas a tu tía? Ponme mi collar favorito. Tus deditos son perfectos para abrocharlo. Un día tendrás que dejar de ser tan tímida. La vida te lo exigirá. Tu único enemigo es el miedo. ¿Hola? Sé que es de madrugada, pero si espero hasta la mañana, tal vez cambie de opinión. He decidido enfrentar a los fantasmas. Es complicada. ABIERTO CERRADO LA TIENDA ESTARÁ CERRADA HASTA EL DE ABRIL Tu mamá llamó de nuevo. Dice que no dejes de visitar el monumento al Holocausto. Ya lo mencionó. Siete veces. Dijo que lo hicieras en honor de tus bisabuelos. Siegmund y Malvina. Ella tenía unos ojos hermosos. Enormes, como los de un búho. Ha empacado una maleta enorme, María. ¿Segura que será suficiente? Si voy a volver, lo haré con estilo. Pam, ¿podrías ir más rápido? Creo que a este ritmo perderemos el avión. Llegaremos cuatro horas antes. Sí, pero quiero comprar perfume y coñac en la tienda libre de impuestos. Cambia de carril. Pam, cariño, hazlo. Con gusto, señora Altmann. Damas y caballeros, estamos por aterrizar en Viena. Favor de abrocharse el cinturón. Nunca pensé que volvería. Un funcionario del ministerio acordó verme mañana. Seguro está a cargo de los sujetapapeles. Tenemos suerte de que alguien quiera vernos. No hace falta que vengas. ¿Aún no llegamos y ya quieres deshacerte de mí? No dije eso. Solo dije que no es necesario que vengas. Igual quiero ir al Belvedere a visitar a mi tía. La postal no le hace justicia. ¿Usted nació en Viena, Sra. Altmann? Sí. Así es. A la vuelta de la esquina. ¿Sprechen sie Deutsch? Sí, pero prefiero hablar inglés. Que disfrute de su estadía. Lo intentaré. Ahí está. El apartamento en el segundo piso. Es nuestro hogar. Las cosas que ha visto esta casa, Randy. Grandes artistas, músicos, escritores han pasado por esa puerta, entre ellos tu abuelo y el mismísimo Dr. Freud. La noche de mi boda, la mitad de Viena estuvo aquí. ¿Sra. Altmann? Vi su nombre en la lista de oradores de la conferencia de restitución. ¿Y usted es juegos ? Hubertus Czernin, periodista. Bienvenida a Viena. Gracias. ¿Puedo invitarla a un trago? Soy el editor. Mi bebé austriaco, me mantiene cuerdo. Cuando escribí un artículo y expuse el pasado Nazi del Presidente, un hombre se me acercó en el mercado y me escupió en la cara. Me llamó traidor. Yo dije: “Soy un verdadero austriaco”. ¿Y por qué le interesan unos turistas de California, Sr. Czernin? Pensé que les sería de ayuda un amigo austriaco. ¿Para qué? Lo de la restitución empezó como un ejercicio de relaciones públicas. Austria quería mejorar su imagen, pero el asunto se le fue de las manos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *