Radio La Cheverisima Pereira

Radio La Cheverisima Pereira, Emisoras Radio Radio La Cheverisima Pereira en vivo Colombianas Radio La Cheverisima Pereira


Añadir a su sitio.

Bueno, me dejas saber de ti. Vamos. Me llamas. Sí. Tienes un largo camino por delante. Ya estás exhausto. Estás enfermo. Así que no hagas nada estúpido. Ya no esperes un recibimiento amistoso. ¿Necesitas fuego? ¿Te importa si me siento? Creo que me fumaré uno contigo. ¿Has tenido uno de esos días donde cada ley es la de Murphy? Todo sale mal y todos quieren matarte por algo. Sabes, mi esposa ha estado encima de mí por semanas para que termine una casa en el árbol en el jardín de los chicos. Un maldito árbol y cerca de pulgadas donde poner la escalera antes de encontrarme con el jardín de mi esposa. ¿Eres un turista? Algo así. Sí. Hay algo gordo pasando ahí hoy. ¿Sí? Sí. Una de las compañías en ese edificio tuvo una visita sorpresa de la Interpol. ¿Conoces la Interpol? Sabes, pienso que si me fuera a casa ahora mismo y con el pequeño espacio que tengo Radio pero me pondré a hacerlo, pudiera terminar esa casa del árbol en un santiamén. A veces hacemos nuestros problemas más grandes cuando posponemos hacer lo correcto la primera vez. Luego ellos se ponen más y más difíciles de enfrentar. ¿Eso crees? Sí. ¿Y adivina qué? Creo que un socio listo como tú lo cree también. Esto es lo que haré. Porque estoy seguro que tienes tu propia casa que construir, pero si alguna vez quieres construir una juntos Radio Házmelo saber. Y a propósito, si fuera tú, no jugaría en esa casa de árbol hoy. Hay termitas. Y quieren morderte más que la mano. ¿Sabes lo que digo, vaquero? Aquila Corp. La oficina de Terrance Cox, por favor. Se la paso. Oficina de Terrance Cox. ¿En qué puedo ayudarle? Dele el siguiente mensaje al señor Cox. Dígale que JT se encontrará con él en el Acuario Oceana en una hora. En una hora. Me alegra verte, Jim. Entiendo que han sido un par de días complicados. ¿Para mí o para ti? Es una buena pregunta. Parece que el pasado nos ha agarrado de las pelotas. Así es la vida. Tomamos unas decisiones entonces. Tenemos que tomar otras ahora. Camina conmigo. Terry Cox, Dios mío. Hice lo mismo. ¿Ha traído a los niños por más? Hola, Ruth. No. No hay niños hoy. Nuestros hijos juegan juntos. Les encantan los tiburones. ¿Piensas que me volví débil cavando pozos? ¿Crees que soy estúpido, Terry? ¡Me tendiste una trampa! ¿Olvidaste que entrenamos juntos? ¿Ruth? ¡Ya no quería hacer este tipo de ! Para alguien que no quiere hacer más este tipo de , elevaste bastante tu taza de muertos. Terry, sólo tú y yo. ¿Cómo arreglamos esto? ¿Arreglar esto? Ruth. Bien, movámonos. No pueden estar muy lejos. Iremos por todo el Acuario. Tú toma la entrada principal. ¡Vamos, vamos! Me pregunto qué es exactamente lo que quieres arreglar, Jim. Hice todo lo que pude para limpiar lo del Calvario. Personalmente no creo que se puedan juntar las piezas, legalmente, digo, pero no es mi decisión. ¿La Interpol? ¿Audiencias en el Congreso? ¿La citación? Eso es un poco complicado, ¿no? Pero con Reed y Bryson muertos, puedo ver la perspectiva de la Compañía. Eres el último objetivo. Eres la última amenaza real sobre la mesa. Sí, afortunado yo. Eras el líder del equipo, Terry. ¿Por que sólo Bryson, Reed, y yo? No sé. Pienso que la Compañía aprecia mi consistencia. Tú haz la cuenta. Sí. Déjame preguntarte, ¿a cómo paga la humanidad un excavador de pozos bien intencionado estos días? ¿O eso es una penitencia, San Jim? ¿Alguna vez piensas Radio ? ¿Alguna vez reflexionas sobre lo que hacemos? ¿Aún sigues viviendo el sueño, Jim? Guerra y paz. Maldita broma. ¿Crees que encontrarás la paz siendo pacífico, Jim? Me das risa. Hay guerra y hay propósito. Expande el territorio, accede a los recursos vitales. No te resbales ahora. Tú y yo, somos combatientes de guerra, amigo. Hemos servido a un propósito más grande, ¿no? Los guerreros llevan la voluntad del poder sin rostro, lo desconocido. No luces bien, Jim. ¿Ya no quieres hacer más esta ? No tienes que quedarte en esta lucha. En cierto punto, tienes que detener el dolor, morir como un soldado, hacer un último sacrificio. Puedo ver que estás ahí. Lo veo en tus ojos. Lo he visto antes. Quieres salirte. ¿Quieres ir allá, Jim? Esos son los números de matrícula. Tengo el manifiesto también, cada avión, cada arma que llevamos, todos los activos que sacamos. También guardo cosas del Proyecto Calvario. ¿Qué harás con esto? ¿Dárselo a los periódicos, ponerlo en Internet, o dárselo a algún maldito matón así como así? Pudiste haberle dado esto a esos agentes. Pudiste haberles contado todo, pero no lo hiciste. ¿Por qué? Porque destruiría Radio Porque te destruiría. Entonces no serías capaz de viajar en la noche con los bienes dañados. ¿Los bienes dañados, no? ¿No? Tú Radio querido. Lamento decirte esto. Realmente no sabes lo que le pasó a tu pequeña amiguita cuando las redadas llegaron luego de que la dejaste en el Congo. Perros salvajes, Jim. Perros salvajes. ¡Carajo! ¡Cabrón! Realmente luché con esto, amigo. No tuve otra opción. Tengo un trabajo que hacer. Es sólo parte del trabajo. Si me matas, el trabajo aún se hará. Entonces no tenemos nada más de qué hablar. ¿Estás bien? ¡Busca al maldito! Jim Terrier. Estaba esperando tu llamada. Habla con tu amigo, Stanley. Vamos. Suéltalo. Hemos estado tras él por un buen tiempo, Jim. El hombre no ha dicho una palabra, nada. Eso es lealtad para ti. Para un tipo que se le paga por matar gente, es un tipo confiable. Tienes que hablar con él, Jim. Stan. Stanley. Haz algo por mí, Jim. Mata a este bastardo. No creo que eso sea muy amable, Stanley. Por cierto, ese pequeño cuaderno que dejaste en Gibraltar, no te preocupes por eso, lo recogimos por ti. ¿Sabes qué? Así es como encontramos este lugar. Cuán amable de tu parte haber anotado la dirección. Estás mucho más jodido de lo que pensaba, Jim. Quiero decir, no queda nada de ti, ¿verdad? ¿Con quién es el siguiente que quieres hablar? ¿Quieres hablar con tu novia? Aquí está. Vamos, Annie. Annie, ¿puedes oírme? Annie, soy yo. Annie Radio Annie. Háblame, Annie. ¿Estás bien? ¿Annie? Hijo de puta. Hijo de puta. Aquí está, Jim. Si regresas aquí, te daré a Annie. ¿Sabes dónde estamos, u olvidaste eso también? Te encontrarás conmigo en un lugar público, a plena vista. ¿Por qué haría eso, Jim?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *