Radio Puerto Berrio Stereo 89.4 FM

Radio Puerto Berrio Stereo 89.4 FM, Emisoras Radio Radio Puerto Berrio Stereo 89.4 FM en vivo Colombianas Radio Puerto Berrio Stereo 89.4 FM


Añadir a su sitio.

Estás escribiendo tus memorias estos días. ¿Pero por qué estabas en el Congo? ¿Por qué? ¿No les hicimos bastante daño? Estaba perforando pozos. Estaba trabajando para una ONG. ¿En serio? Sí, en serio. No todos nosotros queremos convertir nuestro pecado en ganancia. ¿De veras? Bueno, déjame decirte que no creo una palabra de lo que dices. Creo que estás aquí porque piensas que Annie me dejará para estar contigo. Y yo estaría más que dispuesto en ver la humillación que sufrirías si intentas llevártela. ¿Te queda claro? Ella es una mujer extraordinaria, Jim. Extraordinaria. Pero cuando me dijiste que me hiciera cargo de ella, ¿de verdad esperaste que esperaría por un hombre que se fue? Ella es mi esposa. Y continuará así. Dicho esto, podemos jugar este cuento de hadas, pero entonces, ¿por qué iba yo a Radio ? No me jodas, Felix. Todos éramos parte de la operación. Tú hiciste tu parte, yo la mía. Todos hallamos un modo de justificarlo. Escucha, han pasado muchos años desde que hablé con alguien con quien hayamos trabajado entonces. Estoy dirigiendo mi propio negocio ahora, como puedes ver. Dirijo mi propia empresa. Y ninguno de nosotros puede hacer otra cosa que olvidar ese proyecto. Nunca pasó. ¿Así es cómo quieres ponerlo, Felix? ¿Conmigo? Dios. Está bien, de acuerdo esto es lo que haré por ti, soldado. Iré con algunas de mis fuentes en Estados Unidos y averiguaré lo que pueda. Y lo que encuentre, te lo daré, ¿de acuerdo? Vamos a empezar otra vez aquí, Jim. Sí, civilmente. Acompáñanos a Annie y a mí para cenar esta noche. ¿Restaurante Murgola, : p.m? Estoy seguro que le encantará verte. Vine aquí para hablar contigo. Si ese fuera el caso, hubieras llamado. ¡Jim! Bienvenido. Siéntate. Él no Radio No le dijiste. No, no le dije. Era una sorpresa. Como fue una sorpresa para mí verte esta tarde. ¿Qué estás haciendo aquí? Nuestro viejo amigo ha tenido un problema en el antiguo territorio. ¿Y sabes qué? Tengo mucha información para ti. Para ambos, de hecho. Pero antes de todo eso Radio Tenemos una sorpresa, ¿no? que nos gustaría compartirle. Tenemos champán. Felix, para. Felix, ¿qué? Felix, ¿qué? Muy pronto estaremos diciendo: “Felix Junior, para.” ¡Detente! ¿Qué? ¿Qué pasó? ¿Qué? Lo siento. ¿Me estoy perdiendo algo? ¿Por qué todos están tan tensos? Si piensas en la coincidencia de todo esto, no deberían estar tensos. Un querido y viejo amigo llega a la ciudad justo cuando estamos formalizando la adopción de nuestro primer hijo. Creo que es razón suficiente para Radio Para. Siéntate. Me estás humillando. No, el modo en que lo miras te humilla a ti. Basta. ¡Es suficiente! ¿Estás orgulloso de ti mismo? ¡Annie! ¡Annie! Annie, por favor. Espera un segundo. ¿Qué? ¿Qué? ¿Qué haces aquí? Pensé que lo sabías. Que estabas aquí en Barcelona. ¿Qué venías a cenar? Lo siento. Es fácil decirlo ahora, ¿no, James? Sólo pregúntale a Felix si aún quiere darme la información que tiene, estaré en el de la Calle Hércules, apartamento D. ¿Te mudaste de vuelta a Londres? Sí. Pero fue en el Congo donde pasé el último año. Ayudando, siguiendo tu ejemplo. No. Vienes aquí y quieres hablar de hace años atrás. ¿De veras, Jim, qué creíste que pasaría? ¿Contigo viniendo aquí? Regresé aquí porque alguien está tratando de matarme, y tiene que ver con lo que pasó que me hizo tener que irme. ¿Y qué fue eso, Jim? Por supuesto. Nunca me contaste lo que hiciste en ese entonces, así que, ¿por qué empezarías ahora? Tuve que irme. No tenía opción. No necesito una explicación. Realmente no. Somos personas distintas ahora. Trato de serlo. ¿Qué le ves a él? Si un bombero te salva de un fuego, hay una deuda. Félix estaba allí para mí cuando desapareciste. Hizo todo lo posible para protegerme. He tratado de pagar la deuda con el matrimonio. Todavía estoy pagando, y él todavía está cobrando. Félix me pidió que viniera. Se disculpó por lo sucedido, y parece creer que la información que tiene para ti es importante. Esta es la dirección de nuestra casa en el campo. ¿Nos acompañas a almorzar mañana a las : pm? Sí. Romeo. Romeo. Romeo. Annie dijo que querías verme. Entremos. Me tomó unas cuantas llamadas, pero me las arreglé para sacar algunas cosas interesantes. Sí, parece que puedes estar en lo cierto. Hay algo conectado con lo que hicimos entonces. ¿Qué es? ¿Quieres contestar eso? No, no, no, no. Creo que es más importante que terminemos nuestra conversación. ¿Tienes hambre? ¿Quieres comer algo? No, no tengo hambre. Está bien, como sea. Para, para. ¿Te callas, por favor? Vamos. ¿Annie se nos unirá? Annie Radio Annie está montando, siempre con sus caballos. ¿De qué estábamos hablando? Sí, para que seas un blanco, tienes que tener más información que sólo tu memoria, ¿verdad, Jim? ¿Qué tienes? ¿Un diario? ¿Tienes un diario? ¿Un diario del horror que creamos? Con la sangre de todas esas mujeres y abuelos y todos esos bebés, esos pequeños, flotando en el río junto a sus juguetes. ¿Y guardas un diario de eso? Tenemos que mirar hacia adelante, Jim. Mirando atrás, todo lo que hicimos fue coger y matar como animales. Y tú sabes mucho de eso, especialmente sobre coger y matar. Me voy a dar una ducha. Sí, es mejor que te des una ducha. ¿No, Jim? Me pediste que viniera aquí para darme una información, así que dame la maldita información. Aquí está la información, justo aquí. Al parecer, tus viejos amigos y yo estamos en una lista de citación del Congreso. No debería ser mucho antes de que tengamos a la Interpol tras nosotros. “En los eventos en Kinshasa, República Democrática del Congo en .” Bueno, eso era sólo cuestión de tiempo. Veo que Cox está en la lista. ¿Qué hay de Reed y Bryson? Bueno, eso es una parte interesante de la historia. Encontré obituarios tanto de Reed como de Bryson. De los tres tiradores, tú eres el único que queda. ¿Qué estás mirando? ¿Recuerdas a Stan Edgerton? ¿Quién? Mi amigo Stanley. Lo conociste. No, no recuerdo. Trabajó en la Compañía con Cox y yo antes de lo del Congo. No unimos al equipo especial en Liberia. Sucede que está en Barcelona. Y espero que no te importe, le di tu dirección. Él vendrá para acá e iremos a cazar desde aquí. ¿Cazar? ¿Qué? De lo que sea temporada. Necesito dispararle a algo. Deberían estar aquí en cualquier minuto. Pero cuándo ellos Radio Pero quiénes Radio ¿Ellos? ¿Quiénes son? Ellos, Stan y un par de marines norteamericanos de la Embajada que tuvieron el día libre y quieren dispararle a algo también. No, no puedo creerlo. ¿Estás bien? De acuerdo. Bien. ¿Estás tratando de decir algo? ¿Qué dices? Tenemos que irnos. Todo se jodió. Debo usar el baño. ¿Te importa? ¿Por qué me importaría? Siento que el balance podría estar perdido. ¿Dónde está ahora? Está bien. . ¿Qué les dijiste? ¿Que mis amigos venían con un auto lleno de armas? ¿Qué creíste que pasaría cuando me pediste que buscara información? No puedes llevártela. Terrier ha invitado amigos militares, vendrán pronto. Ella es mía, ella es mi esposa. Pregúntale, ¿quién estuvo ahí para ella? Obtén la información. ¿Por qué regresaste a nuestras vidas, Jim? ¿Por qué? Levántate. Muévete, vamos. No puedo dejarte que te la lleves. ¿Por dónde? ¿Annie? ¿Qué sucede? ¡Annie! Ella es mi esposa. Es mi esposa.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *